Pasar al contenido principal

Queda prohibido cambiar de compañía de telefonía durante el estado de alarma

Guía de compra para elegir el mejor móvil del mercado
  • Esta medida implica la suspensión temporal del mecanismo de portabilidad de los números telefónicos entre las diferentes operadoras de telecomunicaciones.
  • El objetivo es el de evitar que los técnicos encargados de realizar la instalación para el cambio de compañía acudan a los domicilios durante el confinamiento y así salvaguardar su salud y la de los propios usuarios.
  • En principio tiene una vigencia de un mes, pero puede ser prorrogada.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Coronavirus

El Gobierno prohíbe todos los cambios de compañía de telecomunicaciones mientras dure la crisis del coronavirus. Esta medida implica la suspensión temporal del mecanismo de portabilidad de los números telefónicos entre las diferentes operadoras de telecomunicaciones, tanto en las redes fijas como en las móviles.

Esta es una de las múltiples medidas que se han aprobado para afrontar la crisis sanitaria y que se recoge en uno de los reales decretos de medidas urgentes incluidos en el nuevo paquete de medidas económicas para hacer frente a la epidemia y sus efectos económicos y sociales. 

El objetivo fundamental de la medida, que en principio tiene una vigencia de un mes pero que puede ser prorrogada, es el de evitar que los técnicos encargados de realizar la instalación para el cambio de compañía acudan a los domicilios durante el confinamiento y así salvaguardar su salud y la de los propios usuarios evitando contagios, explica El Independiente.

Leer más: Resuelve tus dudas sobre el estado de alarma: qué se puede hacer exactamente y qué está prohibido

Estas operaciones suelen conllevar una falta de acceso a la red por parte del cliente de horas o incluso días, lo cual no es lo recomendable durante el estado de alarma. De hecho, las portabilidades ya habían empezado a caer en los días previos al comienzo del confinamiento impuesto pro el Gobierno porque los clientes querían asegurarse la conexión durante el estado de alarma.

La medida supone un frenazo a la guerra comercial entre las compañías de telefonía, que luchan constantemente por robarse clientes entre sí.

Y además