Proponen crear estaciones de gravedad artificial en la Luna y Marte para que el cuerpo humano no sufra los efectos de vivir en el espacio

Richard Browning, CEO de Gravity, durante una demostración de su equipo, el 4 de octubre de 2018.
Richard Browning, CEO de Gravity, durante una demostración de su equipo, el 4 de octubre de 2018.

Reuters

Desde que una manzana golpeara la cabeza de Issac Newton, la concepción del mundo ha variado con especial importancia, con el reconocimiento por parte de la ciencia de la existencia de fuerzas que se atraen en la naturaleza, como la gravedad.

Sin la fuerza de gravedad, los seres vivos tendrían difícil enfrentarse a la vida en el planeta Tierra o, al menos, no en los términos en los que se conoce a la vida hoy en día. Así, desde las plantas más pequeñas hasta los animales más grotescos se ven afectados por ella.

Por ejemplo, antes se pensaba que los árboles dirigían sus raíces hacia el suelo debido a los estatocitos, unas células especializadas de las plantas; sin embargo, este fenómeno se debe a la gravedad.

Algo así ocurre durante el proceso reproductivo de los anfibios. La fertilización de los huevos de estos y de algunos grandes vertebrados son orientables según la gravedad.

Vista la importancia de la gravedad para algunas formas de vida, ¿qué ocurriría con la vida ya conocida, por ejemplo, un ser humano, en condiciones donde la gravedad no es igual que la de la Tierra?

341 días en el espacio: el astronauta Mark Vande Hei acaba de romper el récord de la NASA 

Uno de los efectos más devastadores de los entornos de gravedad cero para los astronautas es su efecto sobre los huesos o los músculos, ya que hay peligro de descalcificación, además de pérdida de tonificación.

De regreso en la Tierra, esto puede suponer un problema ?también de salud mental, por supuesto?. Todo esto, además, ya se ha estudiado de forma empírica con Scot Kelly y su hermano gemelo, en la investigación Twin Study, de la NASA.

Como parte de su trabajo para encaminar el futuro de la humanidad en entornos no favorables para el desarrollo de la vida, un equipo de ingenieros espaciales de la Universidad de Kioto (Japón) ha conceptualizado una solución.

Instalaciones en la Luna y Marte con gravedad artificial

En un comunicado de prensa, el equipo implicado ha descrito cuál es su solución para eliminar los efectos adversos del espacio en el ser humano. Así, han propuesto una red de gravedad artificial bautizada como "The Glass".

Esta instalación está pensada para albergar vida simulando las condiciones de la Tierra en cuanto a la gravedad. Con casi 400 metros de altura, el módulo está diseñado para rotar completamente cada 20 segundos, la fuerza centrífuga a la que está acostumbrada la humanidad.

"Sin gravedad, los mamíferos podrían no ser capaces de reproducirse y sus bebés podrían no desarrollarse bien", ha explicado el equipo en el comunicado de prensa. "Cuando una persona crece en un entorno de gravedad cero o baja, su cuerpo cambia y no sería capaz de ponerse de pie en la tierra".

Sin embargo, el equipo ha sido más ambicioso y ha viajado más allá de la Luna y Marte, hasta objetos celestes óptimos para el desarrollo de las condiciones para la vida.

Así, también han propuesto el Hexagon Space Track, un sistema de viaje interplanetario encargado de mantener la gravedad normal en viajes de larga distancia. De momento, aún todo está en el papel.

Otros artículos interesantes:

En marcha el 'Infinity Train', un tren eléctrico australiano cuya batería se cargará con la energía de la gravedad

Júpiter también se comió a sus hijos: el gigante gaseoso devoró a los planetas más pequeños de su alrededor

Hay vida más allá del James Webb: 6 de los telescopios más potentes del mundo para buscar planetas habitables y abrir los ojos de la humanidad

Te recomendamos