Crean una prótesis robótica hinchable de bajo coste que brinda control táctil en tiempo real, permitiendo acariciar a un gato, estrechar la mano o escribir

Prótesis hinchable

MIT

  • Investigadores del MIT y de la Universidad Jiao Tong de Shanghai crean una mano robótica inflable de bajo coste que brinda a las personas con amputaciones control táctil en tiempo real.
  • La prótesis facilita una amplia gama de actividades diarias, como cerrar la cremallera de una maleta, estrechar la mano, escribir o acariciar a un gato.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Exoesqueletos, manos robóticas, pieles electrónicas o prótesis biónicas experimentan un gran empuje en los últimos años al calor de los avances en biotecnología, la inteligencia artificial o la impresión 3D. 

Orientadas a mejorar la autonomía y la calidad de vida de personas afectadas por parálisis, amputaciones o malformaciones, las neuroprótesis comienzan ahora mostrar su verdadero potencial, teniendo un largo camino por delante. Y no son solamente rígidas: también las hay blandas e inflables.

Es el caso del desarrollo reciente de una mano robótica hinchable que brinda experiencia táctil a tiempo real, diseñada por investigadores del MIT y de la Universidad Jiao Tong de Shanghai, cuyo trabajo ha sido publicado en Nature Biomedical Engineering.

Además de su gran versatilidad, destaca el bajo coste de esta prótesis: fabricarla solamente cuesta 500 dólares, un precio mucho más asequible que la mayoría de alternativas disponibles en el mercado.

En el comunicado del MIT explican el funcionamiento de esta mano neuroprotésica suave, liviana y potencialmente de bajo costo. Las personas con amputaciones que probaron esta extremidad artificial pudieron completar distintas actividades diarias, como cerrar la cremallera de una maleta, verter un cartón de zumo y acariciar a un gato. 

El dispositivo está equipado con un sistema de retroalimentación táctil y ha sido probado con éxito en dos voluntarios que aprendieron a usarlo contrayendo repetidamente los músculos de su brazo mientras se imaginaban haciendo cinco agarres comunes. 

El nuevo diseño también es sorprendentemente duradero, recuperándose con facilidad tras ser golpeado con un martillo o incluso atropellado por un vehículo. 

 Aunque responsables como Xuanhe Zhao, profesor de ingeniería mecánica y de ingeniería civil y ambiental en el MIT recalcan que todavía no es un producto, el equipo destaca el entusiasmo ante el potencial de esta prótesis blanda, óptima para familias de bajos ingresos.

En lugar de controlar cada dedo mediante motores eléctricos, la mano protésica cuenta con un sistema neumático simple para inflar los dedos con precisión y doblarlos en posiciones específicas. El sistema, dotado de una pequeña bomba y válvulas, se puede usar en la cintura, reduciendo significativamente el peso de la prótesis.

Por su parte, el algoritmo decodifica las señales musculares y programa el controlador del sistema neumático. Si una persona amputada se imagina sosteniendo una copa de vino, los sensores captan las señales musculares residuales, que el controlador luego traduce en las presiones correspondientes. A su vez, la bomba aplica la presión correcta y genera el agarre previsto.

En la actualidad 5 millones de personas en el mundo han sufrido la amputación de un miembro superior, precisando una extremidad biónica altamente articulada y que permita detectar las señales musculares residuales e imitar sus movimientos previstos con la ayuda de la robótica. Este invento puede hacerlo más asequible y democratizar el acceso futuro de segmentos más amplios de la población. 

Otros artículos interesantes:

AiFoam, el futuro de las prótesis: esta espuma inteligente permite a las manos robóticas curarse como la piel humana y reconocer objetos cercanos

Robots que diferencian el olor de un perfume o el sabor de un buen vino: 5 maneras en las que la IA imita los sentidos de los seres humanos

Este joven de 24 años crea prótesis 3D para ayudar a gente sin recursos por todo el mundo: esta es su historia