Por qué la próxima gran batalla entre Google y Apple está en tu coche

coche gogleapple

GettyImages

El escenario de la tecnología, así como el del automóvil, cambia a una velocidad atroz. Tanto es así, que es muy probable que dentro de unos años, además de elegir la marca y el modelo de tu coche, tengas que decidir si lo quieres Android o iOS.

No es una locura, los coches, especialmente los coches eléctricos, se están convirtiendo en algo parecido a un móvil con ruedas. Es más, algunas de las dinámicas que se desarrollaron en los primeros pasos de la industria de la telefonía móvil se están dando ahora en la de los vehículos.

Google lleva años firmando asociaciones con fabricantes de automóviles para su primer sistema operativo Android para coche. Por su parte, Apple quiere lanzarse también al software para vehículos.

Desde luego los fabricantes no tienen la capacidad para competir con los software que pueden desarrollar estas dos grandes empresas. Pero hay un debate en medio de todo esto, quién va a controlar la experiencia del usuario y los datos que se produzcan en el vehículo. Datos que son de lo más sensible y afectan de lleno a la privacidad.

Con todo, en unos años se hablará de móvil más allá del simple teléfono. Implicará también al coche. Todo estará conectado. Y te preocuparás más que nunca por el software de tu vehículo que afectará no solo al día a día, también por ejemplo, en le caso de que quieras venderlo.

La baza de Google

Es necesario entender que el software de un vehículo controla cada vez más aspectos del mismo, entrando de lleno en la conducción.

Hasta el momento, Google y Apple, con los sistemas Android Auto y CarPlay, han conectado con el coche a través de la pantalla de cara al entretenimiento y la información, como con las rutas de GPS. 

Pero Google ya trabaja en un sistema que se instala en el mismo coche y va más allá de la pantalla del mismo. Recibe el nombre de Android Automotive y hace que tengas una tablet en el vehículo y la personaliza al modelo de coche.

Recoge información actual del coche, como la velocidad, entre una multitud de datos y sustituye al software del fabricante.

Google ya se ha asociado con una decena de fabricantes, entre ellos: Honda, BMW, Renault, Nissan o Mitsubishi. Para los fabricantes es una ventaja porque ya obtienen un software en constante mantenimiento y con una empresa de gran recorrido. Por su parte, Google obtiene más usuarios, igual que cuando compras un nuevo móvil con Android.

Los avances de Apple 

Es cierto que Apple no ha avanzado tanto en este terreno como Google, pero tampoco se queda atrás. Su software está aún en las primeras fases de desarrollo.

La empresa es muy celosa de sus proyectos, y no ha anunciado ningún sistema que pueda funcionar sin necesidad de un iPhone. Pero el último avance de CarPlay deja ver funcionalidades mucho más amplias, como indicadores de velocidad. De hecho, como recoge The Wall Street Journal, algunos analistas han empezado a llamar al hipotético futuro software de Apple en el vehículo "CarOS".

La compañía de la manzana ha anunciado más de una docena de socios para la próxima generación de CarPlay, como Volvo, Ford, Honda, Renault, Mercedes y Porsche.

Aunque, según, los expertos, es difícil de imaginar que Apple conceda la licencia de su software a los fabricantes. Pero necesita competir. Sea como sea, la próxima generación de CarPlay va a dar un salto significativo con respecto a lo anterior; mucho más integrado.

Y, por otro lado, los fabricantes van a sufrir la presión de los millones de usuarios de Apple para que CarPlay esté en sus coches.

Elon Musk anuncia una subida de 2.000 dólares en el precio del software de conducción autónoma de Tesla

¿Entonces qué va a pasar con tu coche?

Mientras Apple y Google avanzan en lo que será el móvil de tu coche, los fabricantes desarrollan sus propios software

La mayoría los combinan con el uso de Android Automotive, el asistente de Amazon, Alexa y lo hacen compatible con CarPlay. Es mezcla va a permanecer en el tiempo, porque es mucho más sencilla para los fabricantes, por mucho que quieran hacer su propio sistema operativo.

Pero aunque la industria del automóvil sea muy conservadora, la tecnología avanza a pasos agigantados, y está claro que más pronto que tarde, el coche será una extensión de tu móvil. Y esa batalla se librará entre las grandes compañías.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: Coche eléctricoCoches, Tecnología, Google, Apple