Pasar al contenido principal

Google está recopilando datos médicos de millones de personas sin pedir permiso en un proyecto secreto para un enorme sistema sanitario privado de Estados Unidos

Sundar Pichai, CEO de Google
JOSH EDELSON/Getty
  • Google ha estado trabajando silenciosamente con el segundo sistema de salud más grande de los Estados Unidos en un proyecto de datos.
  • El “Project Nightingale” (Proyecto Ruiseñor, en español) incluye a trabajadores de Google y la compañía médica Ascension, responsable de la mayor red de centros sanitarios católicos en el país. Ambas empresas reconocieron la existencia de este programa en comunicados emitidos el lunes y aseguran que cumple con la normativa de privacidad en el entorno de la salud de los Estados Unidos.
  • Según los documentos internos analizados por Business Insider, el Proyecto Ruiseñor es un plan para trasladar los datos de Ascension a los servicios en la nube de Google, añadir herramientas colaborativas de G-Suite y, además, construir herramientas de búsqueda de registros médicos electrónicos. El objetivo final es mejorar la experiencia en la atención sanitaria a los pacientes, según Ascension.
  • La colaboración ha suscitado polémica. Los pacientes de Ascension no fueron notificados cuando tuvo lugar el acuerdo, según ha contado una fuente a Business Insider. Alrededor de 2.000 doctores y enfermeras en la red de Ascension conocían la existencia de esta colaboración, según esta misma fuente.
  • Datos de 20 millones de pacientes han sido subidos ya a la nube, mientras que los datos de otros 30 millones de pacientes están programados para ser transferidos a la nube en febrero de 2020, según la misma fuente.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Google y la gigantesca red sanitaria de Ascension han estado trabajando en secreto juntas en un proyecto para almacenar y analizar millones de registros médicos de pacientes.

La compañía médica Ascension, responsable del segundo sistema de salud más grande de los Estados Unidos —una red que cuenta con 150 hospitales y 2.600 centros sanitarios de corte católico—, está moviendo la información personal y médica de 50 millones de pacientes a la nube de Google. El Wall Street Journal fue el primer medio en adelantar la noticia este lunes.

A cambio, Google consigue acceso a los datos, según lo que ha explicado una fuente conocedora de proyecto a Business Insider. La fuente ha pedido no ser identificada ya que esa información no es pública.

La colaboración entre ambas empresas ha sido bautizada como “Project Nightingale” (Proyecto Ruiseñor, en español) e implica que Google ayuda a Ascension a mover sus datos a los servicios en la nube de Google, añade su colaboración y las herramientas de G-Suite, y más adelante construirá una herramienta de búsqueda de historias clínicas electrónicas que analizará los registros de los pacientes, según los documentos internos a los que ha tenido acceso Business Insider.

Leer más: Así van a transformar las grandes tecnológicas el sector de la salud

El proyecto es polémico porque no se notificó a los pacientes que su información de salud se pondría a disposición de Google, según afirma esta fuente. Tanto Google como Ascension han asegurado que el proyecto cumple con la normativa de privacidad en el área de la salud en los Estados Unidos. 

El presidente de Google Cloud, Tariq Shaukat, ha dicho que la colaboración es "un acuerdo comercial para ayudar a un proveedor con tecnología de vanguardia, algo similar al trabajo que hacemos con docenas de otros proveedores de asistencia sanitaria".

"Estas organizaciones, como Ascension, utilizan Google para gestionar de forma segura los datos de sus pacientes, bajo estrictos estándares de privacidad y seguridad", ha añadido Shaukat.

La colaboración entre Google y Ascension comenzó a finales del año pasado

Ascension es, de facto, el segundo sistema de salud más grande de los Estados Unidos. Se trata de una compañía de corte católico que opera en 21 estados, cuenta con 150 hospitales y en total es responsable de más de 2.600 centros sanitarios. En el último años fiscal registró unos ingresos de 25.000 millones de dólares.

La colaboración entre Ascensión y Google comenzó a finales del año pasado y se intensificó durante el verano y el otoño de 2019, según estos documentos. 

En noviembre de 2019, se habían cargado unos 20 millones de datos de pacientes en los servicios en la nube de Google, y los 30 millones restantes se completarán en febrero de 2020, según la fuente.

Un hombre pasa por delante de un letrero de Google.
Reuters

Alrededor de 2,000 de los aproximadamente 40,000 médicos y enfermeras de la red de hospitales de Ascensión conocían la alianza, porque se les había pedido que probaran el sistema de búsqueda de registros médicos electrónicos, según subraya la fuente. 

Los datos de los pacientes que Ascensión y Google están recopilando

El proyecto involucra a empleados de diferentes departamentos de Google y Ascensión. Cerca de 150 empleados de Google de diferentes divisiones pueden acceder a los datos, según revelan los documentos internos. Entre ellos se encuentran los empleados de los equipos de Google Health (Salud), Research (Investigación) y Cloud (Servicios en la nube).

Los datos recopilados en la alianza entre Google y Ascension incluyen: nombre, información de contacto, diagnósticos y pedidos de medicamentos, según los documentos internos. Los datos de Ascension a los que tienen acceso los empleados de Google incluyen los nombres de los pacientes y otra información personal, de acuerdo a estos documentos.

Bajo la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (Health Insurance Portability and Accountability Act, HIPAA), que protege la privacidad de la información de salud de los pacientes, los sistemas de salud pueden compartir la información de los pacientes con sus socios comerciales en Estados Unidos.

Esto incluye todo, desde las compañías de software que proporcionan la historia clínica electrónica hasta los proveedores del área de facturación. Normalmente se les pide a los pacientes cuando se registran en un sistema de salud privado como este que firmen documentos que reconozcan las prácticas de privacidad de un sistema de salud que cubren a terceros con los que se compartirá la información, según ha explicado a Business Insider Roger Cohen, abogado de Goodwin Partner. 

"Lo que cambia es que es Google", subraya Cohen.

En lo que se refiere a las grandes tecnológicas existe una percepción diferente en relación al uso de los datos que con las compañías de tecnología tradicionales que trabajan desde hace años en el ámbito de la salud, subraya. "Es en este área donde tienes que pensar no sólo en la ley sino también en la percepción pública". 

Ascension ha manifestado en una nota de prensa el lunes que "todo el trabajo relacionado con el compromiso de Ascension con Google es compatible con la HIPAA y está respaldado por un sólido esfuerzo de seguridad y protección de datos y el cumplimiento de los estrictos requisitos de Ascension para el tratamiento de datos".

Como parte del acuerdo de colaboración, los empleados de Google tienen acceso a los datos de los pacientes identificados, ha clarado un portavoz de Google. Los empleados de Ascension han expresado su preocupación sobre cómo Google podría utilizar su acceso a los datos personales de los pacientes en el sistema que almacene las historias clínicas electrónicas, según ha explicado la fuente a Business Insider.

El buscador de pacientes de Google

En el núcleo del proyecto se encuentra una herramienta de búsqueda de pacientes. Según una guía de usuario elaborada para los usuarios encargados de probar el sistema, a la que ha tenido acceso Business Insider, se puede escribir nombres de pacientes para encontrar coincidencias, obtener una visión general de la información de un paciente, ver notas e informes de laboratorio, y obtener una panorámica de los resultados de los pacientes a lo largo del tiempo. La información de la guía del usuario no contiene información sobre los pacientes de Ascension, según indica el documento. 

Este es el aspecto que tiene:

Google Patient Search
Manual de usuario

La búsqueda ofrece a los usuarios la posibilidad de buscar a través de los pacientes dentro de Ascension, obteniendo una vista general de su historial de salud con la posibilidad de obtener una perspectiva más detallada de los signos vitales o de los análisis de laboratorio.

Vista de Patient Search
Manual de usuario

Al igual que el buscador Google Search, los formularios tienen por objeto corregir lo que los proveedores médicos están buscando. 

Detalle de Patient Search
Manual de usuario

Los informes también pueden proporcionar una vista de los resultados de laboratorio de un paciente a lo largo del tiempo.

Evolución del paciente en Patient Search
Manual de usuario

Durante el último año, Google ha profundizado en la atención sanitaria, contratando al Dr. David Feinberg para que dirija la división de salud de Google.

El equipo de Feinberg es ahora responsable de coordinar las iniciativas de salud en todo Google, desde el motor de búsqueda y los productos de mapas de la compañía, hasta su sistema operativo de teléfonos inteligentes Android, pasando por ofertas más futuristas en áreas como la inteligencia artificial.

En un discurso pronunciado durante una conferencia en octubre, Feinberg dijo que uno de sus principales objetivos para el equipo sería supervisar cómo se realizan las búsquedas en Internet relacionadas con la salud y trabajar para mejorar esta situación en colaboración con el equipo de búsqueda de Google.

Las grandes tecnológicas entran al mundo de la salud

Los costes de atención médica están creciendo para los consumidores en Estados Unidos y numerosos actores quieren tener el control de los dólares que se mueven en el sector. Desde la perspectiva de la dinámica industria tecnológica, el cambio va lento, dejando a empresarios y compañías pensando algo así como: "Tiene que haber una manera más fácil de hacerlo".

Las potencias tecnológicas como Google, Amazon y Microsoft se están centrando cada vez más en expandirse en el ámbito de la salud en Estados Unidos. Han seguido estrategias como la venta de software y servicios informáticos, ofrecer hardware e incluso han dado muestras de que se van a meter en el negocio de la asistencia sanitaria

Y a medida que los sistemas de salud han ido acumulando más información, está surgiendo una carrera para ver qué compañía podría beneficiarse de almacenar esos datos en sus respectivas nubes y qué otras plataformas o herramientas podrían influir en las compañías de salud para que trabajen con ellos.

Según Business Insider Intelligence, se prevé que las empresas sanitarias gasten 11.400 millones de dólares en computación en nube en 2019. Amazon en 2017 tenía alrededor del 46% del mercado de la nube, mientras que Microsoft tenía alrededor del 11%.

Amazon y Google también han hecho grandes negocios. En julio, el gigante de la tecnología de la información de la salud, Cerner, dijo que había convertido a Amazon Web Services en su proveedor preferido de servicios en la nube, ya que su negocio decidió dejar de depender de sus propios centros de datos físicos. La Clínica Mayo, con sede en Minnesota, firmó en septiembre con Google como su socio en la nube e inteligencia artificial.

¿Quieres conocer las últimas tendencias digitales y plataformas de comunicación?

Nuestro servicio de investigación premium, Business Insider Intelligence, cuenta con todos los informes necesarios para estar al día de todas las novedades y tendencias sobre la transformación digital de la industria sanitaria:

Este artículo fue publicado originalmente BI Prime.

Y además