El misterioso laboratorio X de Google ya trabaja en su próximo gran éxito: estas son las apuestas que podrían triunfar y las personas al frente de ellas

Astro Teller, responsable de Google X.
Astro Teller, responsable de Google X.

REUTERS/Mike Blake

Existen pocas áreas de Alphabet más fascinantes que su laboratorio de investigación futurista, X. Desde drones a coches autónomos, la exclusiva división ha dado a luz a algunos de los mayores proyectos "moonshot" de la empresa matriz de Google.

Algunos de ellos, como la empresa de coches autónomos Waymo, se han "graduado" para convertirse en entidades propias bajo el paraguas de Alphabet. Otros, como la empresa de almacenamiento de energía Malta, se han convertido en empresas independientes al margen de la familia de Google.

Otras fracasan rotundamente. En febrero, Alphabet anunció que dejaba en tierra su negocio de globos de Internet, Loon. El año pasado, cerró su empresa de cometas de energía, Makani.

Pero el grupo sigue teniendo la valiente ambición de crear el próximo gran negocio de Alphabet. Podría ser una empresa de robótica industrial o el proyecto de movilidad SmartyPants. También podría ser un proyecto centrado en la solución de la crisis climática, algo que se ha convertido en un punto de atención cada vez más importante para el laboratorio.

Un ingeniero español revela cómo es trabajar en X, el laboratorio secreto de Google que convierte ideas de ciencia ficción en realidad

Hemos reunido algunos de los proyectos más prometedores que se están llevando a cabo dentro de X en estos momentos, basándonos en la información de Business Insider y otros medios.

Mineral

Mineral.

En 2018, el laboratorio X de Alphabet afirmó que estaba explorando nuevas formas de utilizar la inteligencia artificial en la producción alimentaria. En octubre, reveló que esa investigación continuaba bajo un proyecto llamado Mineral.

Mineral se ha propuesto cambiar la agricultura utilizando lo que llama "agricultura computacional". En pocas palabras, se trata de encontrar formas innovadoras de utilizar la tecnología para dar a los agricultores una mejor visión de lo que está sucediendo en sus campos.

La empresa afirma que al seguir el desarrollo de los cultivos, los agricultores pueden predecir mejor el tamaño y el rendimiento de las cosechas, lo que puede ayudarles a hacer mejores previsiones de rendimiento.

Al frente del proyecto está Elliot Grant, antiguo CEO de HarvestMark, una plataforma que permite rastrear los alimentos hasta su origen agrícola.

Uno de los elementos centrales de Mineral son unos carritos eléctricos alimentados por energía solar que pueden recorrer un campo y capturar datos sobre los cultivos mediante cámaras y otros sensores. Luego se combinan con imágenes por satélite, así como con datos sobre el suelo y el clima, para identificar patrones y ofrecer a los agricultores una mejor comprensión de cómo crecen sus cultivos.

El equipo afirma que actualmente trabaja con agricultores y ganaderos de Argentina, Canadá, Estados Unidos y Sudáfrica.

"Al igual que el microscopio ha transformado la forma de detectar y tratar las enfermedades, esperamos que unas herramientas mejores permitan a la industria agrícola transformar la forma de producir alimentos", señaló el director del proyecto, Elliott Grant, en un artículo publicado en su blog.

Everyday Robot Project 

Every Day Robot Project

Hubo un tiempo en el que a Google le gustaban mucho los robots. Tanto es así que en 2013 se lanzó a gastar en empresas de robótica, entre ellas Boston Dynamics. Pero esos sueños se vinieron abajo y en 2017 vendió Boston Dynamics al conglomerado tecnológico japonés SoftBank.

Ahora, las aspiraciones robóticas de la compañía pueden estar resurgiendo, pero con un giro de tuerca. En 2019, X anunció el Everyday Robot Project, una iniciativa para construir robots que puedan ser "enseñados" en lugar de simplemente programados.

El proyecto está siendo supervisado por el director general Hans Peter Brondmo.

"Es posible que los robots aprendan a realizar nuevas tareas en el mundo real simplemente a través de la práctica, en lugar de que los ingenieros 'codifiquen a mano' cada nueva tarea, excepción o mejora", publicó Brondmo en un artículo en su blog para anunciar el proyecto.

El equipo dice que está construyendo estos robots para trabajar en entornos "no estructurados". "Para que los robots sean útiles en el día a día, tienen que entender y dar sentido a los espacios donde vivimos y trabajamos, y adaptarse a ellos a medida que ganan experiencia. Esto requiere nuevas formas de inteligencia artificial", explica el equipo en su página web.

El proyecto está probando sus robots en entornos de trabajo en el norte de California, y dicen que los resultados iniciales son "alentadores", ya que los robots realizan tareas como el reciclaje (con bastante lentitud, señala el equipo).

Con el tiempo, el proyecto Everyday Robotics podría hacer que Alphabet compitiera con la propia división de robótica de Amazon.

Lobezno (Wolverine) 

El personaje de los X-Men, Lobezno, que tiene un sentido del oído sobrehumano.

X está trabajando activamente en varios proyectos de wearables, pero algunas fuentes han dicho a Business Insider que uno de los más prometedores es un dispositivo de realidad aumentada centrado en el futuro del oído.

Su nombre en clave es Lobezno, una referencia a los sentidos agudizados del mutante (y uno de los personajes favoritos del líder del proyecto, según una fuente). El equipo de Lobezno comenzó a trabajar en el proyecto en 2018, y las fuentes consultadas dicen que gran parte del trabajo se ha centrado en la iteración de un dispositivo que daría a los usuarios habilidades auditivas mejoradas.

Una de las "características" iniciales en las que el equipo ha estado trabajando es la segregación del habla, lo que permite al usuario centrarse en un hablante en particular en un entorno de grupo con conversaciones superpuestas.

X, el laboratorio de Google, trabaja en un proyecto confidencial de realidad aumentada llamado 'Lobezno' que busca dotar a los usuarios de un oído sobrehumano

Sin embargo, al igual que otros proyectos de X, el objetivo final sería convertir esto en una empresa, no en un solo dispositivo o una sola tecnología. El proyecto de Lobezno está dirigido por Jason Rugolo, un antiguo director de ARPA-E que entró en X en 2017.

Todavía está en sus primeras etapas, pero las fuentes consultadas dicen que Lobezno ha cobrado velocidad y ha incorporado algunos nombres conocidos, como Simon Carlile, antiguo vicepresidente de Starkey Hearing Technologies, como jefe de tecnología. 

Tidal

Tidal

Tidal es el proyecto de conservación de los océanos de X, cuyo objetivo es hacer más sostenible la piscicultura.

Es, en cierto modo, similar a Mineral. La iniciativa utiliza cámaras y "herramientas de percepción automática" para supervisar e interpretar el comportamiento de los peces que no es visible para el ojo humano. Con el tiempo, estos datos pueden ayudar a los piscicultores a gestionar sus criaderos de forma más eficiente.

"No podemos proteger lo que no entendemos", escribió el año pasado el director general de Tidal, Neil Davé, en un artículo en su blog para anunciar el proyecto.

"La contaminación y las prácticas pesqueras insostenibles significan que pronto habrá más plástico que peces en el mar, mientras que la rápida acidificación está matando corales y criaturas marinas".

Aunque el proyecto se desveló públicamente por primera vez en marzo de 2020, el Financial Times informó de que ya llevaba tres años en marcha.

Proyecto de robótica industrial sin nombre

Wendy Tan White

Everyday no es el único proyecto de robótica dentro de X. El pasado mes de diciembre, The Information publicó la existencia de un proyecto de robótica industrial que planea automatizar ciertos tipos de fábricas.

Ese proyecto habría sido supervisado por Wendy Tan White, que entró en X en 2019, según la noticia. White, que es vicepresidenta de X y "mentora de moonshots", se hizo cargo del proyecto de Dean Banks, que dejó su puesto en X para convertirse en el CEO de Tyson Foods.

Una fuente señaló a The Information que es probable que el proyecto se convierta en una filial independiente de Alphabet este mismo año. 

Una portavoz de X no quiso comentar los detalles del proyecto, pero sí confirmó que hay otros proyectos de robótica al margen de Everyday.

Taara

Taara.

Llevar internet de alta velocidad a todo el mundo ha sido durante mucho tiempo un tema de interés para Alphabet. Ha probado con distintas formas de conexión a la red de alta velocidad a través de Google Fiber y, hasta hace poco, de Loon.

El proyecto Taara de X es una forma de sustituir potencialmente a Fiber por completo, transmitiendo grandes cantidades de datos a altas velocidades utilizando haces de luz en lugar de cables físicos.

"La planificación y la excavación de zanjas para el tendido de las líneas puede llevar mucho tiempo y ser muy costosa, y la dureza del terreno puede plantear problemas físicos que hagan casi imposible la expansión", explica el equipo en la página web del proyecto.

La idea nació en realidad de Loon, la iniciativa de Alphabet que se propuso llevar el acceso a Internet a las zonas rurales mediante globos de gran altitud, y que fue clausurada en febrero. El equipo comenzó a trabajar en la tecnología en 2017 como una rama de Loon, y Taara se anunció oficialmente como un proyecto independiente en noviembre de 2020.

Estas 33 fotos resumen la asombrosa evolución de Google: de un dormitorio de Stanford a la dominación mundial

Mahesh Krishnaswamy, anteriormente jefe de fabricación y cadena de suministro de Loon, es ahora el líder del equipo de Taara.

Con un campo visual despejado, la tecnología de luz de Taara (denominada Comunicación Óptica en el Espacio Libre o FSOC) puede transmitir datos de forma inalámbrica a altas velocidades de hasta 20 Gbps, según el equipo.

Actualmente están trabajando en la transmisión de esas velocidades a distancias de 20 km o más, a la vez que facilitan a sus socios el despliegue de las unidades.

Smartypants

SmartyPants.

SmartyPants es un proyecto del que X todavía no está dispuesto a decir demasiado, pero ha dejado caer algunas pistas aquí y allá.

Hasta ahora, sabemos que se trata literalmente de unos pantalones que pueden mejorar la movilidad de las personas que tienen dificultades para caminar, utilizando una combinación de robótica, IA, aprendizaje automático y telas.

"El ámbito del envejecimiento en general no ha tenido suficiente inversión", afirmó a Wired Kathryn Zealand, directora del proyecto SmartyPants, durante una demostración el año pasado. "La demografía indica que va a ser algo grande en el futuro".

Los pantalones "perciben" su entorno mediante una combinación de sensores y aprendizaje automático, ayudando al usuario a moverse con seguridad.

Algunas ofertas de trabajo para los proyectos también revelan pistas sobre el proyecto.

Revelados los sueldos de Alphabet: cuánto paga la matriz de Google a sus principales divisiones y empresas

"El equipo es multidisciplinar, reuniendo experiencia en aprendizaje automático, biomecánica, robótica y materiales blandos", señala un anuncio, que un portavoz confirmó que era para un puesto de trabajo en SmartyPants.

"El proyecto tendrá una fase de creación de prototipos, iterando e implementando rápidamente las ideas para ir bajando progresivamente el riesgo de la idea desde el punto de vista técnico".

SmartyPants también apareció en un vídeo oficial que la empresa publicó el año pasado y que profundizaba en el laboratorio de prototipos de X.

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Las tecnológicas están tomando medidas cada vez más controvertidas, y esta experta explica por qué: "La ética ya no es sostenible como discurso, hay que pasar a la acción"

Google se gastó 100 millones al año en globos aerostáticos gigantes para llevar internet a todo el mundo: así fracasó el proyecto, contado desde dentro

Los 20 mejores podcasts que deberías escuchar, según la redacción de 'Business Insider España'

Te recomendamos