Pasar al contenido principal

Amazon pone a un veterano que lleva 15 años en la compañía y ha dirigido el programa Prime al frente del proyecto de pruebas COVID-19, cuyo nombre en clave es 'Ultravioleta'

Amazon está construyendo su propio laboratorio de pruebas de COVID-19.
Amazon está construyendo su propio laboratorio de pruebas de COVID-19. Amazon

  • Cem Sibay, antiguo vicepresidente global de productos y tecnología de Prime de Amazon, dirige ahora los esfuerzos de la empresa para construir un laboratorio interno de pruebas de COVID-19, tal y como ha podido saber Business Insider.
  • La prioridad de su equipo es construir la infraestructura y capacidad de pruebas necesarias para entregar los resultados de las mismas entre el laboratorio y las instalaciones de Amazon de todo Estados Unidos.
  • Previamente, Amazon había dicho que planeaba gastar 300 millones de dólares (más de 265 millones de euros) en la construcción de un laboratorio de pruebas como parte de su inversión de 4.000 millones de dólares (más de 3.500 millones de euros al cambio) en iniciativas relacionadas con el coronavirus durante el último trimestre.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon ha recurrido a Cem Sibay, un veterano que lleva más de 15 años en la compañía, para dirigir sus esfuerzos en la construcción de un laboratorio interno de pruebas de COVID-19, según personas familiarizadas con el mismo.

Sibay, quien recientemente ha dirigido las operaciones del programa de membresía Prime de Amazon, se ha convertido este mes de abril en el vicepresidente del 'Proyecto Ultravioleta', el nombre en clave interno de la iniciativa, han informado a Business Insider.

Hasta el momento, el objetivo del equipo es desplegar pruebas de COVID-19 a todos los empleados de Amazon y construir la infraestructura necesaria para enviar los resultados de las pruebas entre el laboratorio interno y las instalaciones de Amazon de todo Estados Unidos. 

Los rayos ultravioleta son probablemente una referencia a la teoría de que la luz UV, un desinfectante efectivo para COVID-19. De hecho, hace poco la empresa presentó un robot emisor de luz UV diseñado para matar al nuevo coronavirus en tiendas y almacenes de Whole Foods.

Leer más: Así han ido evolucionando los productos más vendidos de Amazon en España durante la crisis del coronavirus

De momento, Amazon se ha negado a hacer comentarios al respecto.

El nombramiento de Sibay es una señal de que la compañía está asignando a un ejecutivo de confianza con un historial de éxito probado —pero sin experiencia en el campo de la salud— a uno de los esfuerzos de respuesta a la pandemia de COVID-19 más importantes de la compañía. 

Tras pasar 7 años en el equipo de desarrollo corporativo de Amazon, el directivo ha ayudado al crecimiento de las operaciones europeas de la compañía hasta 2016. Después, pasó al equipo a cargo del programa Prime, ayudando a expandirlo a más de 150 millones de miembros abonados en todo el mundo. Es decir, la experiencia de Sibay en la entrega rápida y la logística mientras estaba en el equipo Prime ha sido una de las claves para su nombramiento, ya que la entrega de resultados de pruebas es un gran desafío para el equipo, reconoce una de las fuentes. Asimismo, Sibay ha actualizado recientemente su perfil de LinkedIn para reflejar el giro de su papel dentro de la empresa.

"El COVID-19 lo cambió todo. Es hora de luchar. Liderando un equipo de apasionados científicos, ingenieros, gerentes de producto y otros expertos en la materia que han puesto sus 'trabajos habituales' en espera para ayudar a marcar la diferencia y, en última instancia, salvar vidas. Probando, probando, probando", dice su perfil de Linkedin.

Un proyecto de más de 265 millones de euros con sede en Kentucky, Estados Unidos

Amazon ya había mencionado con anterioridad que planea gastar unos 300 millones de dólares —más de 265 millones de euros— en la construcción del laboratorio de pruebas durante 3 meses que terminaban en junio. Además, informó que esperaba invertir un total de 4.000 millones de dólares —más 3.500 millones de euros al cambio— en una serie de iniciativas relacionadas con el coronavirus durante este último trimestre, como el aumento de los salarios y la mejora de los controles de temperatura para los trabajadores de los almacenes

En esta misma línea, su CEO Jeff Bezos sostuvo en un comunicado en abril que la compañía empezaba a construir su primer laboratorio y que había iniciado un proyecto piloto para probar a los empleados que trabajan en primera línea.

A día de hoy, el equipo de Sibay ha reclutado a varios ejecutivos de otras partes de la compañía, según afirman las fuentes. Entre las nuevas incorporaciones se encuentran Liam Pingree, el exgerente del equipo de entrega de aviones teledirigidos de Prime Air; Jack Sallay, el último gerente del equipo de Prime Benefits; y Sarah Mathews, que fue directora de Amazon Books. Ahora, el perfil de Pingree en LinkedIn dice que es parte de 'Laboratorios Amazon'.

Leer más: La responsable de Amazon en España reconoce que esta es la mayor crisis a la que se ha tenido que enfrentar en la empresa: de las protestas de sus sindicatos a la prohibición de vender productos no esenciales

El equipo está contratando activamente tanto a nivel interno como externo. Muchos de los puestos de trabajo vinculados al equipo de Sibay están en Hebron, Kentucky, donde Amazon está construyendo también un nuevo centro aéreo para su servicio de transporte de mercancías. 

En una oferta de trabajo para un puesto de médico y tecnólogo, la compañía dice que está buscando a alguien que pueda trabajar en un turno de 24/7 y "realizar todos los ensayos de laboratorio en un laboratorio de alta complejidad certificado por la CLIA que cubra todos los niveles de sofisticación necesarios para el diagnóstico y el tratamiento".

Pero, a pesar de sus esfuerzos, la respuesta de Amazon a la pandemia de COVID-19 ha sido un tema candente para la compañía en los últimos meses.

Leer más: El fabricante de las mascarillas N95 demanda a un vendedor de Amazon por cobrar 20 veces más en medio de la crisis del coronavirus

Varias manifestaciones de empleados surgieron en todo EEUU por las medidas de seguridad de la empresa, mientras que diversos legisladores exigieron respuestas para el despido de los empleados activistas. Para más, Amazon aún no ha revelado el número total de infecciones entre los trabajadores de sus almacenes, pero un recuento no oficial de empleados tiene el recuento de más de 1.500 casos.

Mientras, en abril, Bezos escribía en su carta anual a los accionistas que su tiempo y su pensamiento "sigue centrado en COVID-19 y en cómo Amazon puede ayudar mientras estamos en medio de todo esto". Lo que concuerda con su estrategia revelada.

Y además