Un pueblo de Madrid deja de abonar la factura de la luz y el alcalde anima a todas las administraciones públicas a no pagar a las eléctricas

El alcalde de Batres, segundo por la izquierda, en una reciente visita de la delegada y la subdelegada del Gobierno de Madrid.
El alcalde de Batres, segundo por la izquierda, en una reciente visita de la delegada y la subdelegada del Gobierno de Madrid.

Ayuntamiento de Batres

  • El alcalde de Batres –de 1.750 habitantes– ha anunciado que el Ayuntamiento dejará de abonar la factura de la luz a las eléctricas y que priorizarán otros pagos para garantizar los servicios públicos municipales.
  • Pide a los responsables de otras administraciones públicas que sigan el mismo camino: “Si no pagan el recibo energético las eléctricas han de acudir a los tribunales, pero no les pueden cortar la luz de los colegios, de la Casa Consistorial, de las calles...”
  • Descubre más historias en Business Insider España

El Ayuntamiento de Batres, un pueblo de Madrid de 1.750 habitantes, ha tomado una decisión drástica como medida de protesta contra las eléctricas ante las continuas subidas en el precio de la energía: van a dejar de pagar la factura de la luz

Lo ha anunciado el propio alcalde, Víctor Manuel López Rodríguez (Agrupación De Batres –ADB–), en una nota de prensa

En ella, el regidor apunta que, mientras “no se produzca un retroceso de los precios de la electricidad a valores que permitan a la ciudadanía española un consumo mínimo indispensable con unos costes contenidos, este alcalde va a suspender los pagos a las compañías eléctricas que suministran energía al Ayuntamiento de Batres”. 

Desde el Consistorio, detalla el edil, priorizarán “otros pagos para garantizar los servicios públicos municipales”.

Anima a todas las Administraciones públicas a tomar medidas contra las eléctricas

Asegura López Rodríguez que, “si toda la ciudadanía dejase de pagar la factura de la luz, la presión sería total para las eléctricas, pero si sólo lo hicieran unos pocos acabarían con ellos en un santiamén mediante el corte de suministro”. 

La vicepresidenta Ribera reconoce "ganancias excesivas" en las eléctricas pero descarta fijar precios y afirma que la factura se ha encarecido 5 euros respecto a 2018

No ocurriría lo mismo, detalla, con las administraciones públicas: “Cuando estas no pagan la factura de la luz, las compañías eléctricas han de acudir a los tribunales para que se les obligue al pago mediante sentencia judicial, pero no les pueden cortar la luz de los colegios, de la Casa Consistorial, de la iluminación de las calles, etcétera”.

Por ello, el alcalde Batres insta a todos los responsables de las administraciones públicas “a que tomen medidas urgentes e inmediatas para presionar a estas empresas y detener ya este desenfreno de precios inmoral, especulativo e insolidario con una sociedad que viene sufriendo crisis económicas reiteradas desde el año 2007”.

“Inacción e impotencia del Gobierno central” para atajar la subida del precio de la luz

Según el máximo mandatario de este municipio madrileño, “la situación actual de permanente abuso por parte de las compañías eléctricas está produciendo un perjuicio insólito en todas las economías domésticas, en los costos empresariales y en el gasto de todas las administraciones para el suministro energético de instalaciones y alumbrado público”.

En su opinión, “la inacción del Gobierno central o su propia impotencia para solventar este enorme problema nacional, está poniendo otra vez de manifiesto el poder que estas multinacionales eléctricas tienen en el control de los gobiernos, donde muchos de sus integrantes han acabado o acaban como miembros de sus consejos de administración de manera recurrente”.

La factura de la luz de septiembre incluirá un código QR para acceder a un comparador de precios de la CNMC

Por otro lado, señala, “las posturas de gran parte de los grupos de la oposición en el Congreso ante este asunto tan importante se centran en vestir críticas destructivas, aportando soluciones demagógicas, crispando aún más a la sociedad y defendiendo su propio axioma de cuanto peor mejor”.

No es Batres el primer municipio español que trata de dar la espalda a estas empresas frente a la sucesión de récords en la factura de la luz. Antes lo hizo Ballesteros de Calatrava, un pequeño municipio de Ciudad Real, que se ha independizado de las eléctricas con la creación del primer mercado local de la energía que se constituye en España. 

El alcalde de Batres: “Ruego disculpen mi falta de conocimiento”

Sólo un día después del comunicado referido anteriormente, el Ayuntamiento de Batres volvió a emitir una nota de prensa en la que el alcalde rectificaba alguno de los puntos. 

En la misma, López Rodríguez señaló que el Consistorio de este municipio está adherido al acuerdo marco de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para el suministro eléctrico, adjudicado este a Iberdrola el 13 de marzo de 2020, “fecha en la que yo no era alcalde de Batres. Esta información no me la han traslado hasta hoy los técnicos municipales. Por ello, la subida del precio de la electricidad no afectará en los próximos meses a la facturación de Batres”. 

El edil pide perdón por su desconocimiento: “Ruego disculpen mi falta de conocimiento, pues ostento el cargo de alcalde desde el 6 de octubre del 2020 y son muchas las vicisitudes a las que me he enfrentado en los últimos 9 meses”.

No obstante, explica, se ratifica en el resto del comunicado anterior “por los perjuicios que la continuada especulación de precios que las compañías eléctricas están causando a la sociedad española y en especial a las economías más humildes”. Además, concluye, “el alcalde de Batres mantiene la suspensión provisional de pago de las facturas eléctricas”. 

Otros artículos interesantes:

Competencia alerta de que algunas eléctricas cobran hasta un 30% más de lo que deberían desde la aplicación de las nuevas tarifas por horas

8 compañías eléctricas que solo ofrecen energía 100% renovable

La otra cara de la subida del precio de la luz y la inflación: los trabajadores pierden poder adquisitivo