Los 9 pueblos más bonitos de Asturias para ir de escapada rural este verano

Cudillero, Asturias
Cudillero, Asturias
Gettyimages
  • Si eres de los que está pensando en viajar este verano por España, una escapada rural por Asturias es adentrarse en todo un paraíso natural.
  • Montañas, valles y lagos se entremezclan con idílicos pueblos pesqueros asentados sobre la costa del Cantábrico y dibujan algunos de los principales atractivos que encontrar en esta provincia.
  • Para descubrirlo aquí hay 9 de los pueblos más bonitos de Asturias a los que viajar este verano.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

España tiene mucho que ofrecer al turista, por ello es uno de los destinos más solicitados cada año a nivel internacional.

Si eres de los que está pensando en viajar este verano por el país, una ruta por Asturias es siempre una apuesta segura.

Comparada por muchos con Gales, esta región española ofrece algunos de los parajes naturales más impresionantes de nuestras fronteras a través de sus valles, montes y lagos dispersos a lo largo de buena parte de su geografía.

Pero Asturias no es solo verde; es también el azul del mar Cantábrico que define su abrupta costa y sobre el que se asientan idílicos pueblos de pasado marinero.

Conocerlos es poder disfrutar de su tradición pesquera caminando entre empedradas callejuelas y degustando sus pescados en sus tabernas mientras que se escancia una buena botella de sidra, otro de los indispensables de la región.

Leer más: Este es el mejor restaurante de cada provincia española

P ara ponértelo más fácil, si estás pensando en conocer este paraíso natural, a continuación tienes algunos de los pueblos más recomendables de Asturias para recorrer este verano.

Lastres

Clementa Moreno/Getty

Pueblo pesquero perteneciente al concejo de Colunga, Lastres se asienta en un entorno único entre las aguas del Cantábrico y la Sierra del Suave.

Conocido por servir de escenario para la serie El Doctor Mateo, sus calles empedradas y sinuosas permiten contemplar las casonas y palacios blasonados que durante el XVIII pertenecieron a grandes familias de la región. De tradición pesquera, es obligada su visita al puerto y a la lonja donde asistir a su tradicional subasta de pescados que después se podrán degustar en los restaurantes de la zona.

Imposible tampoco pasar por alto sus vistas desde el Mirador de San Roque que ofrece una espectacular panorámica de las playas, la sierra e incluso los Picos de Europa en la lejanía.

La región es también conocida por su relevancia paleontológica, destacando entre otras las huellas de dinosaurio (icnitas) que se encuentran en la cercana Playa de La Griega, y que se colocan entre las de mayor tamaño a nivel mundial.

Ribadesella

AsturZephyra/ Flickr

Ribadesella es conocida por el descenso del río Sella, fiesta asturiana declarada de Interés Turístico Internacional que se celebra cada año a principios de agosto. Flanqueado por el Cantábrico, el río Sella y los Picos de Europa, muchas son sus actividades y deportes de aventura que pueden practicarse en sus inmediaciones senderismo, piragüismo, espeleología o escalada entre otras.

Fundado por Alfonso X El Sabio, Ribadesella fue uno de los principales puertos asturianos del XIX, tradición pesquera que aún sigue muy presente en su casco antiguo, especialmente en el barrio de pescadores. Su oferta cultural e histórica se completa con las iglesias románicas esparcidas por las inmediaciones próximas a la villa.

Ribadesellas es también un enclave importante por su patrimonio paleontológico, destacando la Cueva de Tito Bustillo, declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad por la importancia del arte rupestre que se conserva en su interior.

Cudillero

Ramonlaph/ Getty Images

Cudillero es una de las villas marineras asturianas más conocida por su singular belleza. Escondida entre el mar y la montaña, sus casas se ubican a lo largo de la ladera del monte mientras que al otro lado mira al Cantábrico. Esta singular arquitectura tiene su máximo ejemplo en lo conocido como el anfiteatro donde las construcciones de múltiples colores ascienden en diferentes terrazas dando esta forma teatral, mientras que abajo queda la plaza a modo de escenario improvisado. 

Pueblo de pescadores, Cudillero cuenta con tradiciones únicas como la del curadillo, en la que en épocas pasadas se secaban al sol pequeñas especies de escualo. A día de hoy a veces puede verse a algún vecino llevando a cabo este secado. El puerto, la lonja y las tabernas marineras son otros de los atractivos que desprende este destino estrechamente ligado al mar.

Cangas de Onís

Getty Images

Más de 2000 hectáreas del concejo forman parte del Parque Nacional de Picos de Europa, por lo que es de suponer el entorno natural en el que se ubica Cangas de Onís.

Dentro de este paraje se localizan los lagos de Covadonga, así como el conjunto monumental de este mismo nombre, testigo del inicio de la Reconquista en el año 722. También es destacado el conocido como Puente Romano sobre el río Sella, construido en el siglo XVIII sobre ruinas romanas.

Ríos, valles y montes completan el paisaje que rodea a Cangas y que lo convierten en un destino perfecto para aquellos que quieren escapar de la ciudad y perderse en la tranquilidad de la naturaleza.

Castropol

Joaquin Ossorio-Castillo/ Getty Images

Castropol se coloca en un promontorio escalonado que va a desembocar en ría del Eo, frontera natural entre Asturias y Galicia, entorno protegido y uno de los estuarios mejor conservados de la región.

Recorrer sus calles es dejar que palacios y casas blasonadas, capillas e iglesias recuerden al visitante el pasado glorioso de esta villa siglos atrás. Asimismo, Castropol rezuma tradición marinera y pesquera, siendo aquí donde se cultivan las únicas ostras de procedencia asturiana.

Villaviciosa

Carmenmoran/Wikimedia Commons

Conocida también como La Villa, su casco antiguo es recorrido por casonas y palacetes blasonados entre las que destaca La Casa de los Hevia, en la que se hospedó durante una noche el emperador Carlos V en su primer viaje a España.

La región también es perfecta para degustar la famosa sidra asturiana. Localizada dentro de la conocida como Comarca asturiana de la Sidra, el elevado número de plantaciones de manzanos y bodegas que acumula el territorio le han otorgado el título de "Capital Manzanera de España”.

Las proximidades también ofrecen oportunidades para las actividades acuáticas, desde playas como la de Rodiles conocida entre los amantes del surf, a la Ría de Villaviciosa,un entorno de destacada riqueza biológica declarado reserva natural.

Tazones

Francisco Gonzalez/ Flickr

Tazones es una aldea asturiana que se abre al Cantábrico, el mismo mar que en 1517 trajo a Carlos V a sus tierras, las primeras que conoció el emperador de su viaje a España. Este hecho es recordado cada agosto por sus habitantes, en una fiesta declarada de Interés Turístico.

De larga tradición ballenera y pesquera, los pescadores siguen vendiendo sus capturas en la subasta de su lonja, pescados que después el visitante podrá degustar en sus restaurantes y sidrerías, repartidas por sus callejuelas empedradas. En su playa, además de disfrutar del sol y el agua, es posible ver también restos de huellas de dinosaurios.

Luarca

Train_Arrival/ Getty Images

Conocida como la villa blanca de la costa verde, Luarca se abre al mar entre montañas, donde desemboca serpenteante el río Negro. Su arquitectura se divide entre casonas del siglo XIX y XX y callejuelas estrechas del barrio del Cambaral, la zona más antigua cuyo origen se remonta a la Edad Media.

Con un importante puerto pesquero y deportivo, su tradición marinera se deja ver en muchos de sus rincones, destacando entre todos la Mesa de Mareantes, hoy monumento en el que se recuerda el lugar en el que los antiguos marineros se sentaban a debatir si salir al mar, según las inclemencias meteorológicas.

Ciudad del premio Nobel de medicina Severo Ochoa, los restos del científico se encuentran en el cementerio de Luarca, construido sobre un promontorio y que junto a la atalaya ofrecen unas vistas únicas sobre el Cantábrico.

Somiedo

carolinatormento/Getty Images

Hogar del oso pardo y del urogallo, la comarca de Somiedo destaca por el enclave natural en el que se ubica. Inmersa en su totalidad el Parque Natural de Somiedo, declarado Reserva de la Biosfera, valles, largos y prados recorren este idílico paraje enclave de las aldeas vaquerizas y de las cabanas de teito, construcciones únicas de la zona asturleonesa elaboradas a partir de materiales vegetales.

 

OTROS PUEBLOS DE INTERÉS

 Los pueblos más bonitos de Andalucía

 

Los pueblos más bonitos de Aragón

 

 Los pueblos más bonitos de Asturias

 

Los pueblos más bonitos de Baleares

 

 Los pueblos más bonitos de Cantabria

 

 Los pueblos más bonitos de las Islas Canarias

 

Los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha

 

Los pueblos más bonitos de Castilla y León

 

Los pueblos más bonitos de Cataluña

 

Los pueblos más bonitos de la C. Valenciana

 

Los pueblos más bonitos de Extremadura

 

Los pueblos más bonitos de Galicia

 

Los pueblos más bonitos de La Rioja

 

Los pueblos más bonitos de Murcia

 

Los pueblos más bonitos de Navarra

 

Los pueblos más bonitos de País Vasco


 

Bonus*

 

50 rincones desconocidos de España que deberías visitar al menos una vez en la vida

LEER TAMBIÉN: El producto más vendido de Ikea no es ningún mueble: suma más de 1.000 millones de unidades vendidas y destroza las cifras de la estantería Billy

LEER TAMBIÉN: Gano 15.000 euros al año... ¿cuánto debería ahorrar cada mes?

LEER TAMBIÉN: Llega a Netflix '365 DNI' la película que promete ser más erótica que '50 Sombras de Grey' y ha triunfado en Polonia

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día

    Más:

  1. Turismo
  2. Viajes
  3. Top
  4. Listas
  5. Ofertas