Cómo cobrar el paro si trabajas en la empresa familiar: este es el requisito del SEPE

Hijo trabajando con su padre

Si has estado trabajando en la empresa familiar y tienes pensado dejarlo, seguro que te preguntas si puedes cobrar el paro.

Esta duda es habitual en los trabajadores jóvenes cuyos padres tienen un negocio. Echarles una mano o incluso estar contratado durante algunos meses o años es lo normal.

Sin embargo, llega el momento en el que el hijo decide recorrer su propio camino, accediendo por sí mismo al mundo laboral y abandonando el negocio de la familia. De ahí que surja esta pregunta.

El SEPE sí que permite cobrar el paro tras haber trabajado en una empresa de tu familia, aunque hay que cumplir una serie de requisitos.

Cómo saber si el SEPE te ha aprobado la solicitud de paro: este es el plazo que tiene para responder

A continuación, se explica qué debes hacer para tener derecho al subsidio por desempleo si has trabajado en el negocio familiar.

Requisitos para cobrar el paro si has trabajado en el negocio familiar

El SEPE exige unos requisitos especiales para poder cobrar el desempleo en estos casos.

Según aclaran desde Autónomos y emprendedor, la principal exigencia es que el trabajador esté emancipado, es decir, que no viva con sus padres.

Otro aspecto clave es que el empleador debe ser familiar por consanguinidad o afinidad de hasta 2º grado, es decir, padres, abuelos o hermanos. No es válido si el empleador es tío o primo del trabajador.

Además, hay otros requisitos que el trabajador debe cumplir:

  • Tiene que haber ganado un salario.
  • Debe haber tenido dependencia del trabajo.
  • Ha realizado una prestación de servicios.
  • El trabajador no tiene ningún control efectivo de la sociedad.

Esto descarta a aquellos hijos que han ayudado en el negocio familiar sin haber tenido contrato. En dicho caso no será posible solicitar un subsidio por desempleo al SEPE.

El SEPE aclara que estudiará todos los datos de esta relación laboral, como el tiempo de cotización a la Seguridad Social, la lejanía o proximidad del grado de parentesco y si ha habido modificaciones en el régimen de afiliación.

Estas condiciones son independientes de la edad que tenga el hijo. Puedes cobrar el paro en esta situación aunque tengas, por ejemplo, 30 años.

Recuerda que el SEPE también exige haber cotizado al menos durante 360 días en los últimos 6 años, además de estar inscrito como demandante de empleo.

El importe a recibir dependerá de tu base de cotización. Durante los 6 primeros meses ganarás el 70% de la base de cotización de los últimos 180 días. Después, la cuantía se reduce al 50%.

El paro será de 840 euros si has tenido un sueldo de 1.200 euros, y se reducirá a los 600 euros tras los primeros 6 meses.

Otros artículos interesantes:

¿Puedes pedir la prestación por nacimiento si estás cobrando el paro?

Hasta cuándo puedes cobrar el paro y otros subsidios del SEPE: este es el tiempo máximo permitido

Requisitos parar poder cobrar el paro mientras trabajas como autónomo

Te recomendamos