Por qué puede ser buena idea la inversión por dividendos: esta gestora global augura que la retribución de las empresas europeas repetirá récord

Fotograma de 'La gran apuesta'.
Fotograma de 'La gran apuesta'.
Paramount Pictures
  • La cultura de pago de dividendos por parte de las empresas siempre ha sido más sólida en Europa que en Estados Unidos.
  • Así lo refleja un último estudio desarrollado por Allianz Global Investors, que espera desembolsos de aproximadamente 359.000 millones de euros de compañías europeas en 2020.
  • Tal y como expone el último informe, "Generating Capital Income with Dividends", los dividendos han contribuido un promedio de 38% al rendimiento de las Bolsas europeas desde 1974.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Invertir en activos seguros es lo que todo inversor busca cuando se adentra en el mundo de los mercados. Hacerlo es lo difícil. De ahí a que una de las alternativas, para evitar algunos sobresaltos, sea apostar por compañías que repartan dividendos, para así al menos garantizar una rentabilidad mínima anual. 

En este sentido, cabe destacar que la cultura de la retribución de las empresas siempre ha sido más sólida en Europa que en Estados Unidos. Una mecánica que se ha ido acentuando con los años y que en las próximas fechas puede tener una mayor continuidad.

Así lo refleja un último estudio desarrollado por Allianz Global Investors, que espera desembolsos de aproximadamente 359.000 millones de euros de compañías europeas en 2020. Esta suma supera el récord en pagos por dividendos del año 2019 en un 3,6% (12.000 millones de euros).  

Tal y como expone el último informe, Generating Capital Income with Dividends, los dividendos han contribuido un promedio de 38% al rendimiento de las Bolsas europeas desde 1974.

En este sentido, las firmas cotizadas en el marco del Viejo Continente han demostrado en repetidas ocasiones ser particularmente favorables a los dividendos en una comparación con el resto de las compañías internacionales. Su rentabilidad por dividendo fue de alrededor del 3,7% de media en todo el mercado. Por el contrario, el 60% de los bonos gubernamentales en la zona euro tienen un rendimiento nominal negativo, destaca la gestora.

Jörg de Vries-Hippen, Director de Inversiones de Renta Variable Europea expone que a pesar de los riesgos relacionados con el proteccionismo, el crecimiento económico global “ha podido mantenerse en una senda de crecimiento (aunque moderado)” gracias a la continuación de la “política monetaria expansiva de los bancos centrales”. 

Leer más: Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

En este sentido, la cuestión sobre cuán estable es el camino que “nos acompañará en la nueva década”, al igual que sigue siendo poco realista la certeza de “un repunte de los tipos de interés”, dice Vries-Hippen. 

Para él, ser activos y tener visión de futuro en un entorno de dividendos estable sigue siendo, por lo tanto, la máxima para el próximo año, puesto que la suma del desembolso esperado de 359.000 millones de euros “excede el presupuesto federal alemán del año pasado”. Esta es una señal fuerte para “una sólida base económica en Europa”, añade.

La volatilidad del mercado tampoco puede descartarse en 2020. Sin embargo, con respecto a las oportunidades y los riesgos para los inversores, Hans-Jörg Naumer, Director Global de Análisis de Mercados de Capitales y Temáticos y autor del estudio de Allianz Global Investors, asegura que, como alternativa a la falta de tipos de interés, los dividendos pueden estabilizar la cartera de un inversor de tres maneras: “como fuente regular de ingresos, como indicador de un modelo de negocio robusto y para la diversificación de la cartera”.

Dividendos: el potencial para una fuente confiable de ingresos

Como muestran los cálculos del estudio, los dividendos tienden a desarrollarse de manera mucho más segura que los beneficios empresariales y, por tanto, tendrían un efecto “estabilizador en los ingresos de las acciones”. La fuerza impulsora detrás de este desarrollo parece ser que los directores financieros de las empresas tienden a una política de dividendos “marcadamente conservadora”, relata el estudio. 

Un análisis desarrollado por la gestora en 2005 muestra que los directores financieros (CFO) se esfuerzan por lograr un índice de pagos a largo plazo mientras evitan recortes en los dividendos, como lo confirma el 94% de ellos en la encuesta

A diferencia de los dividendos, los programas de recompra de acciones se consideran un instrumento mucho más flexible. Así, el resultado también refleja la opinión de estos expertos de que los dividendos, al menos en el pasado, “se han desarrollado de manera constante”.

En su análisis, llegan a la conclusión de que las empresas que pagan dividendos son más consistentes en términos de rentabilidad de sus beneficios que las que no lo hacen. Según concretan, el montante de los dividendos ni siquiera es un factor, solo depende del hecho de que se paguen.
 

LEER TAMBIÉN: Qué son los dividendos de las compañías que cotizan en bolsa

LEER TAMBIÉN: Las 10 acciones con mayor rentabilidad por dividendo en Wall Street

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Mercados
  2. Trending
  3. Top
  4. Bolsa