Cómo Elon Musk impulsa la integración vertical en empresas como SpaceX y Tesla, y qué puedes aprender de ello

Elon Musk, CEO de Tesla.
Elon Musk, CEO de Tesla.
Mike Blake / Reuters
  • Elon Musk ha construido diversas compañías de gran éxito y se ha acabado convirtiendo en multimillonario
  • Dos de los proyectos más recientes de SpaceX —el cohete Starship ideado para enviar personas a Marte y la red de satélites llamada Starlink para llevar Internet a cualquier parte de la Tierra— han contribuido elevar la valoración base de la compañía en 52.000 millones de dólares, unos 47.000 millones de euros.
  • ¿Cómo está consiguiendo Musk que su empresa disrumpa la industria de los vuelos espaciales e innove en cuanto a la conectividad global de Internet? Invirtiendo en la integración vertical de los procesos de fabricación. 
  • "Básicamente ha creado una infraestructura de activos diversificados que puede combinar de diferentes maneras para optimizar sus empresas en función de lo que necesite", explica Irina Cozma, psicóloga en organización y coach de ejecutivos. "Crea sinergias entre estas diferentes compañías e industrias". 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Elon Musk fundó SpaceX en 2002 con el objetivo de enviar personas a Marte

Con sus ambiciosos planes, Musk se ha ganado el respeto de muchos dentro y fuera de sus empresas, aunque también hay quien considera que puede ser un jefe muy exigente y caprichoso.

"Elon Musk parece ser adicto a un estado mental en el que puede avanzar sin parar", dice Janine Woodcock, coach ejecutiva internacional. "Como la cultura de la compañía es impulsada desde arriba, la mayoría de los miembros del equipo identificarán las acciones del líder como las que hay que seguir. En el caso de Elon Musk, una compañía llena de trabajadores con exceso de trabajo será incompatible con el éxito a largo plazo", sentencia.

Pero a pesar de sus defectos, Musk ha construido varias compañías muy exitosas y se ha convertido por sí mismo en multimillonario. SpaceX, en particular, compite con los fabricantes de la industria espacial para reducir el coste del lanzamiento de cohetes produciendo hardware propio y desarrollando cohetes reutilizables.

En el libro Los Barones del Espacio: Elon Musk, Jeff Bezos, y la cruzada colonizar el universo —The Space Barons: Elon Musk, Jeff Bezos, and the Quest to Colonize the Cosmos, en inglés—, el autor Christian Davenport insiste en que Musk "no sólo tenía que construir cohetes fiables sino que tenía que poner fin a la jerarquía arraigada del sector". Esto se hizo, en parte, por la forma en que SpaceX "diseñó y desarrolló [Falcon 1] desde cero, a partir de un folio en blanco en la que han conseguido diseñar todo, y con todas las pruebas en su propia empresa", agrega Davenport. 

Leer más: El fiasco del Cybertruck le ha costado 768 millones a Elon Musk en un día: así vive y gasta su fortuna el CEO de Tesla

Por si fuera poco, la reciente valoración de SpaceX, en la que 2 proyectos —los planes para construir un cohete llamado Starship que puede enviar a 100 personas a Marte y una red de satélites llamada Starlink que puede llevar Internet a cualquier parte de la Tierra— han contribuido a que su valor base estimado crezca hasta los 52.000 millones de dólares, unos 47.000 millones de euros al cambio.

Pero, ¿cómo ha conseguido Musk guiar a su empresa a revolucionar el legado de la industria de los vuelos espaciales y a innovar en la conectividad global de Internet

Piensa en su estilo de liderazgo.

Ganar eficiencia gracias al pensamiento estratégico

El diseño de la Starship de SpaceX incluye baterías de Tesla que moverán los alerones del cohete durante el vuelo.

Tesla produce la mayor parte de sus propios suministros a través de la fabricación integrada verticalmente. La compañía sigue el enfoque centenario de Ford Motor Co. controlando su cadena de producción y distribución para que sus productos sean más asequibles.  

Pero Musk ha intentado ampliar el campo de la integración vertical para apoyar investigaciones y tecnologías interrelacionadas, y a veces controvertidas, en todas sus empresas, incluyendo paquetes de baterías en SpaceX y Tesla, energía solar en Tesla y SolarCity (las dos fusionadas hace unos años), e inteligencia artificial en OpenAI y Neuralink

Leer más: 6 empleados y exempleados de Tesla confiesan qué es lo que deberían saber los clientes sobre cómo es trabajar allí

"Básicamente creó una infraestructura de activos diversificados que puede combinar de diferentes maneras para optimizar sus empresas en función de lo que necesite", cuenta Irina Cozma, psicóloga en organización y coach de ejecutivos. "Otro ejemplo de esto es el uso del campus de SpaceX para iniciar The Boring Co. Crea sinergias entre estas diferentes compañías e industrias".

Inspirar una visión del mundo visionaria y controvertida 

El estado de los negocios de Elon Musk son siempre noticia: por eso acapara los titulares. Algunos expertos dicen que Musk es un visionario, mientras que otros dicen que el estilo de liderazgo de Musk es insostenible

"Lo que Musk ha creado, de lo cual muchos de los empresarios de Silicon Valley carecen, es una visión significativa del mundo", escribía la autora del libro Elon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro fantástico Elon Musk: Tesla, SpaceX, and the Quest for a Fantastic Future, en inglés—, Ashlee Vance, en 2015. 

Pero Woodcock ve a Musk como un cuento con moraleja. "Sí, ha logrado un gran éxito; sin embargo, sus comportamientos —la microgestión de sus equipos y proyectos y el trabajo de horas extras— deberían hacer que los inversores y accionistas desconfíen mucho de la resistencia de este tipo de líderes", explica.

Musk ha dicho que SpaceX planea "tener más satélites en órbita que todos los demás rivales juntos" en un plazo de 2 años. De tener éxito en las telecomunicaciones, los analistas financieros de Morgan Stanley Research creen que la compañía podría valer hasta 120.000 millones de dólares —ingresos que Musk tiene pensado destinar a la investigación y el desarrollo para la exploración de Marte.  

Sin embargo, las continuas controversias de Musk —desde el precio del lanzamiento de la red Starlink hasta una demanda por la fusión de Tesla y SolarCity— son las acabarán demostrando si el estilo de liderazgo de Musk es tan bueno como para ser imitado o no. 

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: Asgardia, una autodeclarada nación espacial, quiere la ayuda de Elon Musk y Jeff Bezos para lograr una sociedad en pleno funcionamiento en el espacio

LEER TAMBIÉN: Tesla aumenta un 93% su beneficio en España en 2018 pese a vender menos coches, mientras su matriz en EE.UU. sigue acumulando pérdidas millonarias

VER AHORA: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro

    Más:

  1. Elon Musk
  2. Tesla
  3. Trending
  4. BI PRIME
  5. Empresa
  6. Emprendimiento
  7. CEO Insider