La DGT advierte sobre el 'efecto submarino' en el coche: por qué es tan grave y cómo evitarlo

Conductor poniéndose el cinturón
Getty
  • Cometer errores en carretera puede salirte más caro de lo que crees: en caso de accidente o percance hay lesiones graves por no llevar el cinturón bien ajustado o mantener una mala postura.
  • La DGT advierte sobre el 'efecto submarino', una práctica habitual cuando conduces y que puede resultar peligrosa para tu integridad física. Así puedes evitarla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Algunas imprudencias que se cometen al conducir no son tan evidentes como otras. Saltarte los límites de velocidad o mirar el teléfono móvil cuando estás al volante son grandes distracciones en las que todos saben que no deben caer, pero no las únicas.

Ahora que ha llegado el verano y que utilizarás el coche para desplazarte en tus vacaciones es necesario conocer ciertos descuidos o malas prácticas que pueden acabar haciéndote más daño del que imaginas.

Por ejemplo, si sueles ir a la playa en tu vehículo seguro que en más de una ocasión has dejado la toalla sobre el asiento para no mojarlo con el bañador. De este modo, los pies quedan a la altura del salpicadero y te puede dar la sensación de que viajas más cómodo. Una práctica similar es la de mantener el cinturón más holgado.  

Este hábito es muy común, pero no por ello resulta menos peligroso. Así lo ha advertido la DGT en sus redes sociales, poniéndole además un nombre: el 'efecto submarino'.

La postura al viajar en coche es es esencial, ya que en caso de accidente va a determinar que sufras una lesión de mayor o menor gravedad. Lo más peligroso del 'efecto submarino' es que al sentarte con los pies en el salpicadero, en caso de saltar el airbag, te darás un golpe que puede causar daños en las piernas y en las articulaciones.

Esto sucede siempre que el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón, ya que el peso presiona el asiento hacia abajo y se desliza por debajo de la banda abdominal, según explica la DGT.

Además, en esta postura el riesgo de chocar con el volante, el salpicadero o los asientos delanteros es mayor, dependiendo de dónde estés colocado en el vehículo. Las lesiones que se pueden producir son de espalda y pelvis, rotura de fémur e incluso hemorragias internas graves. Esto último sucede cuando el cinturón presiona con fuerza el abdomen, que es una parte blanda del cuerpo.

Para evitar el 'efecto submarino' debes ajustar el cinturón de forma correcta antes de comenzar el trayecto. También hay que huir de las toallas y cojines en el asiento, aunque hagan el viaje más cómodo. La DGT recuerda que es necesario utilizar tanto la banda diagonal como la abdominal del cinturón.

Otros artículos interesantes:

La DGT puede multarte con 200 euros y 4 puntos si sigues cometiendo esta imprudencia

Cómo dar de baja un coche en la DGT: así puedes retirar un vehículo de la circulación

Este es el trámite que debes hacer en la DGT antes de comprar un coche de segunda mano