Pasar al contenido principal

Puigdemont se aleja (literalmente) de España: ahora viaja a Dinamarca

Escaño vacío de Oriol Junqueras, antes de la constitución del parlamento de Cataluña
Un lazo amarillo sobre el escaño de Oriol Junqueras, líder de ERC en prisión, durante la constitución del parlamento de Cataluña la semana pasada. Alberto Estévez/EFE

Esta mañana, el presidente cesado de Cataluña y candidato a la presidencia Carles Puigdemont ha viajado a Copenhague, donde había sido invitado a impartir una conferencia. El viaje puede conllevar implicaciones legales graves para él: Puigdemont lleva fugado de España en Bélgica desde el 30 de octubre del año pasado. Había logrado que la Justicia española desistiese de los esfuerzos por detenerle en territorio belga por declarar la independencia de Cataluña el 27 de octubre, pero ahora, al salir de Bélgica, todo ha cambiado, y podría ser detenido en las próximas horas.

A finales del año pasado, el juez Pablo Llarena, del Tribunal Supremo español, había seguido una euroorden de detención contra Puigdemont, es decir, una petición legal a Bélgica para que lo detuviese.

Sin embargo, el 5 de diciembre decidió retirarla porque, de lo contrario, un juzgado belga habría tenido que pronunciarse sobre los delitos que se le imputan a Puigdemont y a sus ex consejeros. Debido a la diferencia de consideración de estos delitos (esencialmente, el de rebelión) entre los dos países, el juez temía que la causa pudiese corromperse.

Puigdemont, además, había procurado mantenerse en Flandes, la mitad belga más cercana a los Países Bajos, con la esperanza de que su parlamento apoyase la independencia de Cataluña. No lo consiguió.

Ahora, Puigdemont ha viajado a Copenhague, lo cual podría suponer que Llarena reactivase la euroorden de detención con una petición a Dinamarca y que, por tanto, Puigdemont fuese detenido en el país nórdico. A esta hora, Puigdemont no ha hecho declaraciones y no han trascendido más datos: solo que la Fiscalía ya ha pedido al Tribunal Supremo que pida la detención.

Así te estamos contando paso a paso lo que está ocurriendo en Cataluña

Mientras tanto, Torrent lo propone para presidir Cataluña

Mientras que todo esto ocurría a primera hora de la mañana, hace unos minutos que el presidente del parlamento catalán, Roger Torrent, ha propuesto la candidatura de Puigdemont como nuevo presidente de la región. La decisión estaba prevista desde la semana pasada, cuando se constituyó el nuevo parlamento y Torrent, miembro del partido independentista Esquerra Republicana de Cayalunya, resultó elegido presidente de la cámara.

Torrent tiene el encargo de pilotar el proceso de elección de un nuevo presidente o presidenta, tarea que se antoja muy complicada: Puigdemont no puede ser investido por no encontrarse en España y porque aún no se ha decidido si los diputados que están fugados en Bélgica podrán delegar su voto. En caso de que el Parlamento o el Gobierno español no lo permitiesen, los partidos independentistas podrían perder la mayoría necesaria para elegir presidente

Te puede interesar