Pasar al contenido principal

Los pulmones de pacientes recuperados pueden esconder restos de coronavirus: por eso algunos casos vuelven a dar positivo en las pruebas de COVID-19

Médicos atendiendo a pacientes de COVID-19 en una sala de UCI de Bangkok, Tailandia.
Médicos atendiendo a pacientes de COVID-19 en una sala de UCI de Bangkok, Tailandia. REUTERS/Athit Perawongmetha
  • Los pacientes recuperados de COVID-19 pueden albergar en sus pulmones restos de coronavirus, según un nuevo estudio de caso publicado en Nature.
  • Es la primera evidencia patológica de restos de coronavirus en pacientes supuestamente recuperados.
  • Esto podría explicar por qué hay casos de reactivación de COVID-19 y la necesidad urgente de comprender la patogénesis de la enfermedad. 
  • Los investigadores han sugerido la realización de un lavado broncoalveolar para limpiar los pulmones de los pacientes antes de darles de alta, aunque algunos especialistas lo consideran poco realista. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La evidencia patológica de restos de coronavirus en pacientes supuestamente recuperados de COVID-19 es ya un hecho, según un nuevo estudio de caso publicado en Nature.

Los investigadores del estudio patológico post mortem han encontrado cepas completas del virus en el tejido profundo de los pulmones de una mujer de 78 años que, tras haber sido de alta y dar 3 veces negativo en las pruebas de COVID-19, sufrió un accidente cardiovascular repentino. 

"El examen patológico reveló virus SARS-CoV-2 que permanece en los neumocitos, y cambios patológicos causados ​​por el coronavirus en los pulmones", recogen en el informe

Algo que podría explicar por qué algunos pacientes dan negativo en las pruebas y sufren la "reactivación" del coronavirus unos días después.

Estos casos se habían reportado en origen en Corea del Sur, pero investigadores nativos han aludido a un fallo en las pruebas de PCR. No obstante, la Organización Mundial de la Salud sigue investigándolos.

Leer más: Los científicos chinos alertan de que el coronavirus no se podrá erradicar y creen que seguirá apareciendo cada año

Según el estudio que ha visto la luz este martes, las pruebas de PCR por hisopo nasofaríngeo, es decir, de muestras tomadas por la nariz, podrían no estar revelando haber superado al 100% la enfermedad del coronavirus. 

"Es la primera evidencia patológica de virus residual en el pulmón para un paciente con virus negativo por hisopo nasofaríngeo: prueba de PCR por 3 veces consecutivas", insisten.

La mujer de 78 años había ingresado por primera vez en el hospital el pasado 27 de enero tras haber estado en contacto con una persona con COVID-19 —dando positivo el 2 de febrero como caso confirmado de SARS-CoV-2.

La paciente recibió el tratamiento correspondiente (no detallado en el informe), y se corroboró en 3 ocasiones consecutivas que había superado la enfermedad el 13 de febrero, cuando fue considerada lista para el alta hospitalaria.

Sin embargo, el 14 de febrero sufrió una recaída en los síntomas con un paro cardíaco fatal —una de las causas de muertes que algunos estudios revelan que hasta personas sin enfermedades subyacentes pueden padecerlo

Leer más: Los pacientes que se recuperen del coronavirus podrían perder entre un 20 y un 30% de capacidad pulmonar, teniendo dificultades para respirar al caminar rápido, según los expertos

"Realizamos PCR digital en secciones de tejido del pulmón, hígado, corazón, intestino y piel, y encontramos inesperadamente ácido nucleico del virus SARS-CoV-2 positivo solo en el pulmón, pero no en otros tejidos", explican los investigadores.

"Nuestro estudio proporcionó nuevos conocimientos sobre la patogénesis del SARS-CoV-2 y podría facilitar la mejora de la guía clínica para la contención del virus y el manejo de la enfermedad", esperanzan los expertos. 

Las características patológicas siguen siendo desconocidas

"Las características patológicas de COVID-19, especialmente en los tejidos pulmonares de pacientes leves y en recuperación, siguen siendo en gran medida desconocidas", han señalado los expertos que insisten en la necesidad urgente de investigar la patogénesis del coronavirus.

Junto con la causa de muerte y la inmunidad de los pacientes, la evolución de la enfermedad COVID-19 sigue siendo una de las grandes preguntas sobre el coronavirus sin respuesta

El equipo de investigadores han recomendado la detección por PCR del ácido nucleico del SARS-CoV-2 realizando un lavado broncoalveolar (de los pulmones), la extensión del tiempo de cuarentena y seguimiento de los pacientes dados de alta, especialmente los ancianos con enfermedades subyacentes.

Lo que podría justificar que, al menos para los afectados por la enfermedad, el confinamiento se extienda a la vida cotidiana hasta 2022, según Harvard.

Leer más: El fármaco remdesivir de Gilead contra el coronavirus acaba de tener éxito en un estudio crucial, aumentando las esperanzas de conseguir un medicamento eficaz para el COVID-19

Con el lavado broncoalveolar se podrían detectar de forma más precisa cepas ocultas del coronavirus introduciendo un tubo a los pacientes que contiene un líquido de lavado para los pulmones.

Pero este tratamiento es poco realista para algunos de los médicos que están haciendo frente a la pandemia en los hospitales. 

"Esto no es realista. El paciente sufrirá mucho y no hay garantía de una precisión del 100%", explica a South China Morning Post un médico que trabajaba en un hospital público de Beijing que ha pedido el anonimato.

Y además