Lo que Putin ha destruido: los ucranianos comparten su última foto de vida normal antes de que Rusia convirtiera su país en zona de guerra

Fotos de la vida en Ucrania antes del estallido de la guerra.
Fotos de la vida en Ucrania antes del estallido de la guerra.

Cedidas

De Ucrania solo quedan imágenes de ciudades en ruinas, refugiados en estado de shock y tanques calcinados.

Para 44 millones de ucranianos, este "nuevo mundo" borró rápidamente las vidas que tenían hasta el 24 de febrero, cuando despertaron en la pesadilla de la invasión rusa de su territorio.

Sólo quedan los recuerdos capturados en las últimas fotos de bebés, viajes en avión, mascotas queridas y selfies felices de lo que fue su país, su vida cotidiana y también de sus sueños.

Los ucranianos, muchos de ellos convertidos en refugiados por la invasión rusa, han compartido con los periodistas de Business Insider imágenes conmovedoras de sus últimos momentos antes de que estallara la guerra.

La última cena

Una familia ucraniana disfruta de una pizza antes de que estalle la guerra.

Niko, de Járkov, comparte esta foto de su familia, disfrutando de uno de los grandes placeres de la vida: la pizza. 

"Esta es la última foto que hice antes de la guerra. En esta foto, estoy a la izquierda, mi esposa está a la izquierda, en el medio está mi hermano, su esposa y dos de sus hijos".

"Ya no comemos pizza y tampoco dormimos bien. Llevamos tres semanas de viaje y acabamos de encontrar un lugar donde vivir".

"Aquí volvemos a la realidad: cansados, nerviosos, estresados, sin dinero y muy tristes. Nos escondemos de cualquier ruido fuerte. A pesar de todo, estamos enteros".

Un cambio de perspectiva

Sofía escribió en su agenda "nada importa realmente" después de un mal día el 23 de febrero. Ahora reconoce que no podía estar más equivocada.

Sofía M. huyó de Mykolaiv con su madre a principios de este mes.

"El 23 de febrero escribí esta frase en mi calendario porque cuando volví del instituto estaba muy triste, ¡aunque todavía no tenía ningún motivo para estarlo!", explica. 

"Nuestras vidas han cambiado mucho después de la tarde en que se tomó esta foto.

Cómo es internet para los rusos en este momento, en fotos

El presidente ruso Vladimir Putin sostiene un iPhone

"Esta frase dice que 'nada importa realmente', pero parece que está mal. Hay muchas cosas que realmente importan, como saber que tú y tu familia vivís en paz y tranquilidad. Las cosas que me importaban antes no tenían sentido ahora. Todos los 'problemas' desaparecieron. Ahora veo lo que es realmente importante".

La última cita

Nikita (derecha) y Kristina (izquierda) en el aeropuerto de Jersón, el día antes de su destrucción.

Nikita conoció a su novia Kristina, que estudia arte en Viena, en el aeropuerto de Kiev, el 22 de febrero. Los dos tienen 21 años.

Al día siguiente, llegaron a su ciudad natal, Jersón. Estaban muy contentos de reencontrarse y tomaron un café.

El 24 de febrero, el aeropuerto y los puentes de Jersón fueron destruidos, aislándolos del mundo exterior. 

Bebé de la guerra

Olesya se encuentra en Kiev con su bebé, nacido 39 días antes de que comenzara la guerra.

 Estas fotos muestran a Olesya, de Kiev, junto a su recién nacida. La foto fue tomada una semana antes de que comenzara la guerra.

Con poco más de dos meses, la recién nacida ha vivido casi la mitad de su vida como un bebé de la guerra.

Una artista que ha tenido que renunciar a su arte

Xenija Curly trabaja como fotógrafa de conciertos y artista en Kiev.

"Antes de la guerra, mi casa era un estudio, soy artista y fotógrafa de conciertos, y tuve que dejarlo todo. Me llevé mis cámaras de vídeo, pero no pude llevarme ningún material artístico". 

"Sigo intentando obtener noticias de mi ciudad, pero no son prometedoras. Los rusos están saqueando las casas y dejando minas". 

"No sé cómo, cuándo o a qué volveré, si es que lo hago. Últimamente me he preguntado sobre ello. Volver a un lugar que abandonaste en medio de un cielo en llamas y con sonidos de bombardeos no será fácil. Nunca me sentiré a salvo allí".

"La idea de que algo pueda ocurrir en cualquier momento me atormentará. Ya me he desprendido de todas las cosas que tenía. Me refiero a las cosas materiales. Lo más probable es que hayan desaparecido. Nadie puede informarme sobre mi apartamento porque es demasiado peligroso".

La cultura del café

De Oleksii Rozanov, 28 años, mostrando su antigua vida en Dnipro.

leksii Rozanov comparte estas fotos con Business Insider en las que muestra su vida cotidiana, que, como la de muchos, gira en torno al café.

La imagen de la izquierda "me recuerda los días en los que me reunía con mis amigos para cenar, y podíamos hablar de nuestros planes para futuras vacaciones, discutir sobre coches, películas, juegos e historias de nuestras vidas. También me recuerda las noches románticas con vino y pizza y lo sencillas que eran las cosas antes de la guerra", explica.

"Están bombardeando por todos lados": los refugiados ucranianos relatan el infierno del que han escapado y recuerdan a los que han tenido que dejar atrás

Rozanov explica que la foto de la taza de café "representa la calma y mi ritual diario de beber café en mi lugar favorito de Dnipro. También significa comodidad para mí, porque cuando la miro, recuerdo cómo me sentía seguro y tranquilo durante la época de lluvia y sabiendo que en el futuro habría un día tranquilo y un cielo despejado".

"Cuando llegue a casa, me estará esperando mi espacio seguro donde podré relajarme con un libro o una película. El sabor suave y dulce en mis labios también me recuerda la infancia y lo tranquila que era".

Una copa con los amigos, en un edificio que ahora está destruido

Un selfie de Igor con una amiga en un centro comercial de Jersón. El edificio ha ardido hasta los cimientos.

Igor, de 20 años, afirma que se trata de "fotos del pub que estaba situado en el centro comercial ahora incendiado", en la ciudad de Jersón, ocupada por los rusos.

Igor ha contado a Erin Snodgrass y Havovi Cooper, de Business Insider, que los almacenes de alimentos de la ciudad del sur están prácticamente vacíos y que los saqueadores son golpeados en la calle. Además, describe cómo se encontró un cadáver en la calle, al lado de un tanque ruso.

Último vuelo a Kiev

Uno de los últimos aviones comerciales en aterrizar en Kiev. María y su novio tuvieron que abandonar el país un día después.

Maria Romanenko envía estas fotos a Business Insider, en las que se ve su vuelo de vuelta a Kiev. Un día después, tuvieron que huir del país.

"Mi novio Jez y yo acabábamos de aterrizar en Kiev desde Gdańsk en la mañana del 23 de febrero. Lo que no sabíamos es que éste resultaría ser uno de los últimos vuelos a los que se les permitió aterrizar en Ucrania".

"Al aterrizar, Ucrania anunció el estado de emergencia y, un par de horas después, se informó de que algo fuerte iba a suceder en Kiev durante la noche. Jez y yo hicimos las maletas y nos fuimos a pasar la noche a casa de mi padre, a unos 27 km del centro de Kiev, donde tengo alquilado un apartamento. A la mañana siguiente, mi novio me despertó a las 7 de la mañana para decirme que Rusia había iniciado una guerra total contra Ucrania".

"Es británico y estaba desesperado por salir de Ucrania lo antes posible, así que le seguí: primero hacia el oeste de Ucrania y luego hacia Polonia. Cruzar la frontera nos llevó 40 horas en total. Ahora estamos juntos en el Reino Unido y estamos a salvo, pero mi familia y mis amigos siguen en Ucrania". 

Vida en la calle

Calle Antonovich de Kiev.

Valentyn Desiatnyk recuerda su calle en Kiev. Antes bulliciosa, ahora está desolada. 

"Es el lunes 21 de febrero, mi calle natal en Kiev. Antonovycha str. Esta calle solía tener un tráfico intenso en las horas punta. Este bulevar estaba siempre lleno de gente que iba con sus perros. Ahora, hay dos o tres coches aparcados en los 500 metros. Por la noche, no se enciende el alumbrado público", explica. 

La foto de una mujer ucraniana muerta y sus hijos conmocionó al mundo: su historia ha convertido la tragedia en algo dolorosamente personal para muchos trabajadores del sector tecnológico

La capital ucraniana llegó a tener casi tres millones de habitantes. Ahora está desierta. Muchos han huido de la invasión de Putin o pasan gran parte de su vida escondidos en búnkeres para escapar de los bombardeos rusos.

Planificando la guerra

Sorina Seitveliiev, propietaria de un restaurante en Kiev, tomó esta foto de un artículo sobre "qué hacer en caso de guerra" publicado en un periódico local.

Esta imagen muestra cómo Sorina Seitveliiev, dueña de un restaurante ucraniano de Kiev que huyó a Turquía, explica cómo intentó enfrentarse a la realidad de que la guerra era inminente.

"La semana anterior, nos estábamos preparando para la guerra. Cuando me enteré de que unos trenes especiales llevaban soldados rusos a la frontera con Ucrania, nos asustamos mucho. Enviamos a los niños a Turquía, y tomé esta foto en el Privatbank de la calle Khreshiatik, pensando que deberíamos ponerla también en nuestro restaurante".

"Discutimos con los encargados del restaurante lo que había que hacer. Pero lo hicimos todo a medias. No podíamos creer que algo así pudiera ocurrir".

Adiós amiga

Terry Bass comparte una foto de su perra, Carmela.

Terry Bass, un chef estadounidense que había cocinado para los soldados ucranianos y que dice haber visto a las fuerzas rusas "disparando contra las casas y los hospitales" en Odesa, ha enviado a Business Insider esta foto de su perra. 

"Esta es mi perra Carmela en nuestro apartamento en Odesa. No tuve más remedio que dejarla con unos amigos en la zona de guerra y escapar por mi cuenta".

Cuenta a Business Insider que esta foto fue tomada pocas horas antes de que las primeras explosiones alcanzaran la ciudad.

Otros artículos interesantes:

Por qué McDonald's, Burger King y Papa John's no pueden cerrar todos sus locales en Rusia

Por qué China y Xi Jinping no se han puesto del lado de Putin sobre Ucrania

"Es imposible explicar lo que ocurre en tu alma": el éxodo de los ucranianos para escapar de la invasión rusa

Te recomendamos