La Samsung QN900A Neo QLED 8K es una de las mejores Smart TV premium del mercado que brilla por un diseño que parece que flota en el salón de tu casa

SAMSUNG QN900A NEO QLED 8K
  • La QN900A Neo QLED 8K es actualmente la mejor Smart TV del portfolio de Samsung y viene con la clara intención de reinar en la gama alta. 
  • ¿Sus credenciales? Un diseño apabullante que es auténtico arte, una calidad de imagen sobresaliente y un sonido que parece sacado de una sala de cine. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Mientras la tecnología OLED sigue apoderándose de las televisiones de gama media y sobre todo alta, hay una compañía que parece como esa aldea gala de los cómics y sigue apostando por una tecnología completamente diferente. 

Samsung lleva años apostando por un panel LED que le ha ido dejando resultados francamente buenos y ahora tiene sobre la mesa la QN900A Neo QLED 8K que actualmente es la mejor Smart TV de la compañía coreana y que como no podía ser de otra manera, sigue en sus trece. 

He probado The Premiere, el mejor proyector de Samsung: me he montado un cine en casa y la experiencia ha sido asombrosa

Eso sí, han echado el resto con la tecnología MiniLED, a la que ha bautizado como Neo QLED, con la que quieren competir cara a cara contra el resto. ¿Lo consigue? ¿Es un rival digno?

Esta Smart TV de gama alta es un absoluto prodigio técnico que brilla sobre todo por un diseño sencillamente excepcional y una calidad de imagen apabullante, pero esconde mucho más. 

¿Quieres saber qué me ha parecido la Samsung QN900A Neo QLED 8K? Sigue leyendo. 

Un diseño espectacular que parece que flota en mitad de la estancia.

SAMSUNG QN900A

Si te digo la verdad, lo que más me ha gustado de la QN900A Neo QLED 8K no es su apabullante calidad de imagen —que es absolutamente increíble, pero te hablaré un poco más adelante—, sino su sensacional diseño

Me parece una obra de ingeniería digna de admirar gracias a un panel prácticamente sin marcos —realmente hay que acercarse mucho a la pantalla para detectarlos— que consiguen crear la sensación de que la pantalla está flotando en mitad de tu salón

Para que te hagas una idea, es que la pantalla aprovecha el 99% del frontal y lo único que "rompe" esa sensación flotante es esa peana central que sostiene la Smart TV de 360,0x300,5mm que además consigue meter el Slim One Connect en su interior para generar un espacio limpio y ordenado.

También hay un punto muy interesante a tener en cuenta en el diseño Infinity de esta generación y es que el panel tiene una ligera inclinación de 90º hacia abajo respecto al mueble, que consigue darle una mayor sensación de inmersión a lo que estás viendo en pantalla. 

Y para redondear, tiene un grosor extremadamente delgado de 15,2mm en donde también aloja todo el sistema de audio que recorre los laterales y la parte superior y que brilla como nunca. Pero no toca adelantarse, que del sonido toca hablar más adelante.  

Adiós al lío de cables gracias a esa estación externa donde se enchufan todas las conexiones que se esconde en la parte trasera de la Smart TV.

SAMSUNG QN900A

Como ya te he comentado, la QN900A Neo QLED 8K viene con un dispositivo que se aleja en la parte trasera de la Smart TV en donde se conectan todos los cables externos para así dar lugar a un espacio más limpio y ordenado: el Slim One Connect. 

Es una solución que Samsung ya ha traído en otros modelos, pero en esta ocasión se ha superado. Antes era un dispositivo algo grande que tenías que colocar al lado de la televisión

Ahora, ha reducido sus dimensiones y se aloja en un hueco preparado para la ocasión en la parte trasera de la Smart TV, por lo que queda oculta a la vista y puedes decirle adiós a ese lío de cables que asoma de cuando en cuando en cualquier casa con más de un dispositivo conectado a la televisión. 

Una calidad de imagen sobresaliente a la que prácticamente no le he encontrado ningún fallo. 

SAMSUNG QN900A

La otra joya de la corona —además de ese diseño que no me cansaré de repetir que me ha enamorado por completo— es la apabullante calidad de imagen que atesora en su interior. 

Llama la atención que Samsung no se haya lanzado a la tecnología OLED predominante en el sector, pero es que su tecnología MiniLED, a la que ha bautizado como Neo QLED, no le hace falta.

Para que te hagas una idea, esta nueva tecnología consigue que los diodos LED que incorpora sean 40 veces más pequeños lo que permite una calidad de imagen mucho más detallada, así como una retroiluminación más detallada y precisa.

Además, gracias al sistema de retroiluminación Full Array Local Dimming que logra dividir la pantalla en más zonas para trabajar al máximo en diferentes puntos del panel de manera independiente, arroja un nivel de detalle simplemente excepcional que llega a los 3.000 nits en el modelo de 65 pulgadas al que he tenido acceso. 

Todo esto unido consigue dar un panel simplemente magnífico que logra dar unos negros puros que no tienen nada que envidiar a la tecnología OLED, unos ángulos de visión muy bien trabajados y un reflejo mínimo que solo ataca en condiciones de mucha luz o en escenas realmente oscuras.

En cuanto a números, la QN900A Neo QLED 8K cuenta con una resolución de 7680x4.320 píxeles que destaca gracias a su IA que es capaz de mejorar en tiempo real lo que estás viendo y llevarlo a una resolución superior siendo fiel a la imagen. 

Si te gustan los videojuegos vas a alucinar, aunque es cierto que le faltan un par de puntos para alcanzar la perfección.

SAMSUNG QN900A

Durante la prueba he disfrutado, bueno, creo que el término más adecuado sería he gozado, con la experiencia tanto en PlayStation 5 como en Xbox Series X. 

Para que te hagas una idea, todo se reproduce a 4K y 120hz (los juegos compatibles, lógicamente), pero es que la experiencia va un paso más allá. 

Primero gracias a la tecnología AMD FreeSync Premium Pro que logra reducir la latencia al mínimo (algo menos de 10ms) y que deja una fluidez sencillamente espectacular. Además, gracias al sistema Motion Xcelerator Turbo+ logra mejorar todavía más (si cabe) la experiencia para darte algo sencillamente increíble. 

Además, la Smart TV detecta de manera automática cuando enciendes la consola y, de manera inteligente, se activa el Modo Juego que rinde a un nivel excepcional. 

Sí, le falta algo para brillar al máximo: la compatibilidad con Dolby Vision, pero es un punto tan pequeño en comparación con todo lo demás que sinceramente no lo vas a echar de menos. 

Un sonido fabuloso, pero que gana enteros e incluso llega a convertir tu salón en una casa de cine con la barra de sonido recomendada para esta Smart TV que también he tenido el placer de disfrutar.

SAMSUNG QN900A

Otro punto a destacar en esta Smart TV es su sistema de sonido. 

Llama la atención que a pesar de su extrema delgadez de tan solo 15mm tenga una calidad tan buena, pero cuando empiezas a indagar entiendes el motivo. 

Lo primero, como  ya te he comentado, es que cuenta con salida de audio tanto en los laterales como en la parte superior, pero en donde se esconde la magia es en la parte trasera

Aquí se encuentran 8 altavoces para reproducir graves y medios que se complementan con los altavoces de los laterales y la zona superior para los agudos que consiguen transmitir una sensación de gran profundidad. 

Todo esto sumado, entrega una potencia de 80 vatios, 6.2.2 canales y capacidad para procesar sonido Dolby 5.1 y Dolby Digital Plus, pero igual esto se quedaría en la norma si no fuese por la inteligencia artificial que le acompaña. 

Bajo el nombre OTS Pro, es una tecnología que reproduce el sonido en la zona exacta en donde ha tenido lugar que logra dar una sensación de inmersión total que sube enteros cuando conectas una barra de sonido. 

Para la prueba he tenido la ocasión de contar con la barra de sonido HW 800 a la que le acompaña un subwoofer (unos 700 euros dependiendo del vendedor) para los graves que juntos entregan una potencia máxima de 330W y que además se conectan vía wifi a la televisión gracias a Q-Symphony.

Lo mejor es que puedes apostar por una configuración de sonido que salga tanto por la barra de sonido como a través de la televisión y lo cierto es que la experiencia es similar a la que vas a experimentar en una sala de cine. Sencillamente genial. 

Un procesador a la altura de la experiencia con un sinfín de ajustes inteligentes para llevar tu experiencia a otro nivel.

SAMSUNG QN900A

Una de las asignaturas pendientes que siempre ha tenido Samsung, incluso en dispositivos de gama alta, ha sido el procesador y por fin, puedo decir que han dado en el clavo. 

El procesador Neo QLED 8K es una auténtica delicia gracias a sus 16 redes neuronales que consiguen que navegar, abrir aplicaciones y simplemente disfrutar de la imagen sea una auténtica gozada. 

Además, gracias a su IA, es capaz de detectar de manera automática que estás haciendo con la televisión para ajustar tanto el sonido como la imagen para ofrecerte la escena más adecuada

También es capaz de cambiar por si solo al HDMI que acabas de encender para que te tengas que despreocupar del mando y que además ajusta con bastante acierto lo que necesita para darte lo mejor en cada momento.

Todo esto es gracias a un sistema inteligente que viene configurado por defecto y que en función de la luz exterior, ruido ambiente o demás elementos externos da más brillo o potencia al sonido si es necesario. 

Sistema operativo muy competente, intuitivo y muy cómodo de interiorizar al que se suma un mando fabuloso que hace uso de carga solar.

SAMSUNG QN900A

En este sentido, Samsung vuelve a apostar por Tizen como sistema operativo y me parece todo un acierto. 

Al encender la televisión te encuentras un menú inferior donde están las aplicaciones que más utilizadas, así como la configuración de la televisión, la tienda y la posibilidad de cambiar de fuente HDMI. 

Luego también tienes acceso a la tienda de aplicaciones que es bastante completa y donde te vas a encontrar con lo que necesites como Netflix, HBO Max, YouTube o lo que tengas en mente y tiene un estilo visual simple y muy efectivo que logra que conectes con la televisión al momento. 

Todo está colocado de una forma muy natural y busques la opción que busques, no vas a tener que recurrir al manual de instrucciones para encontrarlo. 

Y para redondear la experiencia, un mando minimalista con un panel trasero que se carga con luz solar para olvidarte de las pilas.

Por último, destacar la posibilidad de compartir tu pantalla del móvil de manera inmediata, realizar videollamadas de hasta 32 personas con Google Duo e incluso dividir la pantalla en 4 partes para disfrutar de varios contenidos al mismo tiempo. 

La QN900A Neo QLED 8K de Samsung es una Smart TV espectacular capaz de hacer frente a la tecnología OLED con una definición de imagen sensacional y un diseño que me ha enamorado por completo, aunque no es para todos los bolsillos. 

SAMSUNG QN900A

La QN900A Neo QLED 8K me ha dejado completamente enamorado y me deja claro que no es necesario apostar por tecnología OLED para ofrecer una televisión premium de gama alta que brille a un nivel altísimo. 

Tiene un diseño sencillamente espectacular que parece que flota en mitad de la estancia, un sistema de sonido que parece sacado de una sala de cine y una calidad de imagen tanto para películas y series como para videojuegos sencillamente envidiable. 

¿Cuál puede ser el único problema? Pues como podrás imaginar, su precio. El precio base es de 4.999 euros —aunque actualmente goza de un descuento que la deja en poco más de 3.900 euros. Un precio que, evidentemente, no está al alcance de todos los bolsillos. 

Eso sí, si tienes el dinero y quieres una Smart TV que arroje unos resultados espectaculares en prácticamente todos los palos que toca, no te vas a arrepentir. Vale cada euro que cuesta

Otros artículos interesantes:

Samsung trabaja en un dispositivo de doble plegado, según una nueva patente

Samsung The Frame 2021 es la smart TV que necesitas si quieres calidad de imagen sobresaliente y además buscas un elemento decorativo muy original

IBM y Samsung aseguran que su nuevo chip podrá ofrecer hasta una semana de batería en dispositivos móviles

Te recomendamos