Pasar al contenido principal

El presidente de Qualcomm, el mayor fabricante de chips para móviles del mundo, explica por qué la industria del smartphone está a punto de remontar en 2020 tras 2 años de declive

Cristiano Amon, presidente de Qualcomm
Cristiano Amon, presidente de Qualcomm. Qualcomm
  • La industria del smartphone se ha resentido los 2 últimos años debido a que los usuarios han mantenido sus móviles durante más tiempo.
  • El año que viene podría suponer un antes y un después en la industria debido a la transición del 4G LTE al 5G de alta velocidad, según asegura el presidente de Qualcomm, Cristiano Amon.
  • Este receso se debe a que muchas personas que han mantenido sus teléfonos antiguos tendrán que cambiarlos por los nuevos debido a las últimas actualizaciones.
  • Compañías como Samsung y Motorola ya hacen modelos que contemplan el 5G, lo que facilita la inmersión a la nueva red. Apple, según se ha rumoreado, podría lanzar un modelo de iPhone 5G en 2020.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ha sido un año duro para la industria del móvil. Pero Cristiano Amón, presidente de la mayor productora de chips telefónicos del mundo —Qualcomm—, asegura que podría haber una remontada este año debido al auge de la tecnología 5G.

Qualcomm, que fabrica chips para compañías como Samsung, LG o OnePlus, predice que los envíos de smartphones compatibles con el 5G llegarán a cifras de hasta 450 millones en 2021 y hasta 750 millones de ventas en 2022.

Todo un jarro de agua fría para la industria del smartphone, resentida en los últimos tiempos debido a que los usuarios cada vez mantienen sus teléfonos móviles durante más tiempo.

La remontada ya ha empezado, al menos en este último trimestre del año. Los envíos de telefonía, en este caso, han aumentado un 2% durante el último tramo en relación a años anteriores, según indican los datos de Strategy Analytics.

Estas cifras son similares a otros recogidos por la International Data Corp. (IDC), quien asegura que los aumentos de envíos fueron realmente del 0,8% en el último trimestre, el primero tras 7 periodos de receso.

La subida podía percibirse levemente. Los datos de este año anticipaban un repunte gracias a la popularidad de modelos como el iPhone 11. Según Amón, no obstante, el 5G significará un antes y un después para la industria del smartphone y acelerará ostensiblemente este mismo mercado.

"Es una gran transformación tecnológica", dice Amón sobre la llegada del 5G. "Pasará a gran escala y la 'transición' será mucho más rápida que en el 4G".

Los teléfonos 5G ya están aquí

Hay varias razones que explican el receso de la industria del smartphone en los últimos años. La primera es el ya mencionado mantenimiento de móviles antiguos: quedarse con los dispositivos durante más tiempo que en años anteriores —y no actualizarlos— ha sido el principal talón de Aquiles del mercado, pero hay otras razones.

Los modelos premium no han presentado demasiadas innovaciones con respecto a sus antecesores —pequeñas mejorías en la cámara, procesadores un poco más rápidos, etc.—, por lo que los nuevos modelos no han conseguido convencer del todo a los consumidores más ahorradores.

Esto cambiará a lo largo de 2020. La llegada del 5G será mucho más patente, por lo que las ventas nacerán fruto de la compatibilidad: al no poder actualizar los antiguos modelos, el negocio acelerará hasta que todo el mundo tenga un dispositivo capaz de soportar las conexiones, tanto en el caso de modelos ya existentes —Samsung, Motorola, etc.— como en el de los que vendrán, que sería el caso de Apple.

La 'demanda acumulada' de nuevos teléfonos generará reemplazos más rápidos

Los consumidores que se hayan aferrado a sus teléfonos móviles durante los últimos 3, 4 o 5 años tendrán que actualizarlos en 2020. Esta tasa es radicalmente distinta a la de épocas pasadas, como cuando hace 10 años los "nuevos" teléfonos 4G tenían una duración aproximada de 2 años por dispositivo.

Una vez que el 5G haya sobrepasado al 4G y la transición se haya completado nacerán nuevas posibilidades de desarrollo de aplicaciones. En este caso, los creadores digitales apostarán por niveles de interconexión muy superiores a los actuales —sólo disponibles mediante el 5G—con ejemplos como Google Stadia, lanzado al mercado recientemente. La tendencia, pues, será que los usuarios quieran explorar estas posibilidades.

"Veremos unos ratios de reemplazo mucho más drásticos este año", asegura Amón. "Las condiciones son idóneas ya que los móviles se van quedando viejos".

Amón no es el primero en hacer esta clase de predicciones. Algunos analistas de Wall Street ya anticiparon que la introducción de la tecnología 5G en el año 2020 será un catalizador para la mejora del iPhone.

Según Amón, "la tecnología 5G está diseñada para resolver problemas. Toda tecnología sirve a este objetivo: el 3G resolvió la conexión inalámbrica, el 4G la portátil en el teléfono... El 5G representa a una nueva y madura sociedad interconectada".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además