Pasar al contenido principal

Por qué un Brexit sin acuerdo puede frenar el crecimiento de Murcia y otras tres amenazas para las comunidades autónomas

Un hombre haciendo equilibrios sobre una cuerda.
Getty Images

La dependencia comercial de la Región de Murcia con Reino Unido podría suponer un lastre para el crecimiento económico de la comunidad autónoma, en el caso de que se llegase a un escenario de un Brexit sin acuerdo. Se trata de uno de los principales riesgos a medio plazo que BBVA Research incluye en su informe del Observatorio Regional del tercer trimestre.

Murcia, que en el primer trimestre de 2018 aumentó un 6% sus exportaciones a Reino Unido, sigue manteniendo al país británico como su principal socio comercial, a pesar de la amenaza de un posible Brexit sin acuerdo entre Theresa May y los negociadores de la Unión Europea.

Evolución de las exportaciones de Murcia a Reino Unido
Cámara de Comercio / Pavel Ramírez

Tomando como referencia los primeros cinco meses del año (de enero a mayo), el crecimiento ha sido aún mayor, del 8,3% ─pasando de 389.214 euros en exportaciones a 421.824 euros─, según los datos provisionales que maneja la Cámara de Comercio. Una subida que se produce tras dos años de descensos continuados. En este sentido, un "incremento de los aranceles a nivel mundial" podría afectar severamente a la exportaciones murcianas apunta el informe de BBVA Research. 

El riesgo del aumento del precio del petróleo o el agotamiento del turismo

No es la única amenaza, entre los riesgos concretos que amenazan a las comunidades autónomas españolas están el "aumento en el precio del petróleo", que sería particularmente negativo para Canarias y Cantabria o "el agotamiento que puedan presentar algunos sectores como el turístico (estos dos últimos factores, explican la ralentización esperada en 2019 para Baleares y Canarias)", según los analistas de BBVA. 

Además, otros riesgos concretos son "el impacto sobre países emergentes de una política monetaria algo más restrictiva en los EE.UU o la incertidumbre sobre política económica (que ya podría estar produciendo una desaceleración algo más marcada de la actividad en Cataluña)", según el informe.

Leer más: Los hogares españoles destinan el 11,6% de su renta a pagar deuda: el nivel más bajo desde 1999

Eso sí, en general, BBVA espera que el crecimiento del PIB "se mantenga fuerte para el conjunto de España". Para 2018, BBVA estima un crecimiento medio en España del 2,9%, mientras que de cara al año que viene lo establece en el 2,5%.

Por comunidades, el informe destaca la Comunidad de Madrid (3,4%), Murcia (3,1%), Aragón (3,1%) y Baleares (3%) ─así como Cantabria (3,2%) y Galicia (3,2%) por el buen comportamiento de las exportaciones─ como las comunidades autónomas que liderarán este crecimiento en 2018. 

En un segundo plano, la recuperación que se observa en el sector de la construcción podría suponer una tasa crecimiento importante para Canarias en 2018, con un 3,1%, según BBVA. 

Por otro lado, "en Cataluña se confirma que el crecimiento se desacelera, aunque la brecha respecto al resto de España sería algo menos negativa de lo previamente esperado. Asimismo, en Asturias, Murcia y el País Vasco un aumento de las exportaciones por debajo de lo previsto explica un deterioro marginal de las expectativas para este año", según el informe.

Tasa de crecimiento del PIB por comunidades autónomas
Tasa de crecimiento del PIB por comunidades autónomas BBVA Research

En cualquier caso, y tal como señala BBVA, se empiezan a observar "algunos cambios en la composición del crecimiento con una reorientación hacia la demanda interna". Esto se puede comprobar teniendo en cuenta que las exportaciones de bienes y la inversión en maquinaria hayan comenzado un proceso de desaceleración, especialmente en Asturias, Cataluña y País Vasco.

Paralelamente, "el gasto de las familias no muestra el agotamiento que se esperaba en Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha y en la Comunidad de Madrid, además de acelerarse en Aragón, Cantabria, Extremadura y País Vasco", algo que repercute significativamente en ese aumento de la demanda interna.

De cara al futuro, las nuevas medidas fiscales incluidas por el Gobierno en los Presupuestos de 2018, así como el anuncio del BCE de que mantendrá los tipos de interés bajos al menos hasta final de año, suponen un motivo de peso para pensar que la mayoría de las comunidades continuarán creciendo a buen ritmo en los próximos dos años.

Te puede interesar