Pasar al contenido principal

Por qué dormir poco puede convertirte en una persona solitaria y antisocial

Las últimas décadas han visto un marcado aumento en la soledad y una disminución igualmente dramática en la duración del sueño [RE]
Domaskina/Shutterstock
  • Investigadores de la Universidad de California en Berkeley han descubierto que la privación del sueño puede tener consecuencias mucho peores de lo que se pensaba anteriormente.
  • Según el estudio, la falta de sueño puede llevar a un comportamiento antisocial y solitario.
  • Además, la investigación sugiere que causa que quienes se encuentran cerca de personas privadas de sueño también se alejen de ellas.

Ya sea por el llanto de bebés, por vecinos ruidosos o simplemente por pensamientos interminables gobernando tu cabeza, hay veces en las que simplemente no puedes quedarte dormido.

Independientemente de lo mucho que lo intentes, las consecuencias al día siguiente siempre son implacables: fatiga paralizante, falta de concentración y, sobre todo, dificultad para pensar en otra cosa que no sea tu cama.

Leer más: 12 trucos y técnicas para dormirse rápidamente

Sin embargo, tal y como han descubierto investigadores de la Universidad de California en Berkeley, la falta de sueño puede tener consecuencias mucho peores de lo que se pensaba hasta ahora. Y no se limitan a la forma en que rindes en el trabajo o durante el día.

No es solo que tu salud sufra de la inquietud nocturna; también puedes terminar saboteando completamente tu vida social.

Dormir muy poco lleva a un comportamiento solitario

Dirigido por un investigador postdoctoral en el Centro Walker para la Ciencia del Sueño Humano, Eti Ben-Simon, el equipo de investigación ha descubierto que la falta de sueño puede llevar a un comportamiento poco sociable y solitario, y que puede tener el mismo efecto en las personas que te rodean.

De acuerdo con los hallazgos de los investigadores, publicados en Nature Communications, como resultado, las personas que duermen mal más a menudo se sienten más solas.

Aunque es un hecho bien conocido que el aislamiento social puede causar trastornos del sueño, no está claro si la falta de sueño también puede hacer que las personas se sientan solas.

Cuanto menos duermas, más distancia física necesitas de los demás

Para llevar a cabo su estudio, los científicos realizaron un experimento en el que un grupo de sujetos no durmió durante una noche, mientras que a otro grupo se le permitió dormir.

Ambos grupos recibieron un video al día siguiente en el que se enfrentaban con personas que se acercaban a ellos, donde tenían que evaluar en qué punto estaban "demasiado cerca".

Los resultados fueron bastante claros: aquellos que no habían dormido sintieron que su espacio era invadido entre un 18% y un 60% más rápido que los del grupo que lo había podido descansar.

Esto llevó a los participantes a crear una mayor distancia social entre ellos y los demás si perdían el sueño en una noche determinada, según los investigadores.

Muy poco sueño lleva a la insociabilidad

Los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética para probar que los resultados no fueron accidentales.

Si bien las redes neuronales que definen el "espacio cercano" en los cerebros de los participantes bien descansados ​​no mostraron ninguna anomalía, las de los otros grupos estaban "preparadas" y en alerta de posibles amenazas.

No solo eso, sino que la red de "teoría de la mente", un área del cerebro responsable de la empatía y la sociabilidad, era menos pronunciada en las personas con privación del sueño.

Tu propia falta de sueño puede tener repercusiones en quienes te rodean [RE]
A. and I. Kruk/Shutterstock

Curiosamente, los resultados mostraron que aquellos que sufrían de falta de sueño no solo tenían problemas para acercarse a quienes los rodeaban.

Otro experimento, en el que los investigadores utilizaron videos para evaluar a las personas que habían dormido bien y a las que no lo habían hecho, mostró que los espectadores percibían que los que no lo habían visto eran peores en términos de su potencial de cooperación y simpatía.

Tu propia falta de sueño puede tener repercusiones en quienes te rodean

"Cuanto menos duermas, menos quieres interactuar socialmente", resume Matthew Walker, de la Universidad de California.

"A su vez, otras personas te perciben como socialmente más 'repulsivo', lo que aumenta aún más el grave impacto de aislamiento social de la pérdida de sueño", continua, al tiempo que explica que: "La falta de sueño puede convertirnos en leprosos sociales".

Solo una noche de buen sueño te hace sentir más extrovertido y socialmente seguro [RE]
Shutterstock

Peor aún, aquellos que tienen que lidiar con personas que sufren de falta de sueño o incluso, en el caso de este estudio, aquellos que vieron videos de este tipo de personas, también terminan siendo "contagiados", lo que lleva a una transmisión casi viral del sentimiento de aislamiento social dondequiera que haya una falta de sueño.

"Quizás no sea una coincidencia que las últimas décadas hayan visto un marcado aumento en la soledad y una disminución igualmente dramática en la duración del sueño", considera Ben-Simon.

"Por el contrario, lo positivo es que solo una noche de buen sueño te hace sentir más extrovertido y socialmente seguro, y además, atraerá a otros igualmente extrovertidos", explica Walker.

Lea el artículo original en Business Insider Alemania.

Y además