Pasar al contenido principal

Por qué es importante la descarbonización de la economía, según la ministra para la Transición Ecológica

Teresa Ribera
Getty Images
  • La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, reitera que el 2040 es "la mejor fecha" para el final de los coches diésel y gasolina aunque la norma todavía es un borrador.
  • El Gobierno estima que la descarbonización del sector eléctrico entre el año 2021 y 2030 puede movilizar más de 100.000 millones de euros de inversión en España.
  • Además, esta transformación del sector podría generar entre 200.000 y 300.000 empleos al año en doce años.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ratifica en su perspectiva de que en 2040 llegará el final de los vehículos diésel y gasolina. Ribera reitera la importancia de fijar una fecha de referencia para dar estabilidad y facilitar el proceso de transformación de la industria energética: “2040 nos parece la mejor fecha”, ha afirmado la ministra.

Con el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética sobre la mesa, Ribera ha apuntado que todavía no existe ninguna decisión concreta sobre este borrador aunque incide en la relevancia y el impacto en la economía de la descarbonización. 

La titular de Transición Ecológica se ha apoyado en los planes de la Comisión Europea y de Francia para ratificar el horizonte de 2040. “Esta semana se han producido dos noticias que confirman el acierto de la decisión del Gobierno, la primera es que esta es la fecha elegida por el Colegio de Comisarios”, ha dicho Ribera en el XII Encuentro del Sector Eléctrico organizado por Expansión. 

La ministra hace referencia a la estrategia anunciada ayer por la Comisión Europea para conseguir cero emisiones en 2050. Un objetivo que implicaría que en 2039 se vendería el último vehículo diésel y gasolina. 

También el presidente de Francia, Emmanuel Macron ha anunciado un plan en esta línea, siendo el país galo “sede de dos de las casas de automóviles europeos más importantes, Renault y el grupo PSA”, ha recordado Ribera.

Leer más: La UE fija que en 2030 el 32% del consumo de energía debe proceder de fuentes renovables

La titular de Transición Ecológica incide en la importancia de avanzar y facilitar el proceso de descarbonización de la economía con especial foco en el sector energético y recalca que es “importantísimo desde el punto de vista de empleo, de competitividad y peso industrial". En este sentido, ha apelado a consolidar la recuperación económica para ganar la confianza de los inversores. 

Las cifras de la descarbonización en la economía española

La ministra para la Transición Ecológica ha recopilado las cifras proyectadas por el Gobierno si se cumple con el horizonte temporal previsto: 

  • La estimación que maneja el Gobierno es que la transformación del sector eléctrico entre el año 2021 y 2030 puede movilizar más de 100.000 millones de euros de inversión, incluyendo inversión en energías renovables, la ampliación de redes de transporte y distribución y servicios energéticos para maximizar la eficiencia del consumo.
  • Podría generar entre 200.000 y 300.000 empleos al año a lo largo del periodo hasta 2030. 
  • En el medio plazo, atendiendo a las horquillas de cumplimiento de objetivos propuestas por el Gobierno, el negocio de la generación eléctrica basada en renovables podría incrementarse del 40% actual hasta alrededor del 75% en 2030. 
  • Podrían incorporarse al sistema 55.000 MW de potencia renovable (además de los gigawatios ya subastados).
  • Reducir las emisiones de CO2 en un 20% hasta 2030, respecto a las emisiones de 1990, implica retirar 3 toneladas de CO2 en una década. Significa también mejorar en un 34% la intensidad energética del país en algo más de doce años: “La reducción de la dependencia energética de España es una de las principales medidas estructurales de nuestra balanza comercial, lo que supondría un ahorro en la factura exterior de 12.000 millones de euros para 2030”, añade Ribera.

Los datos del sector a nivel global que ha utilizado la ministra 

Ribera recuperó los datos de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) para reforzar su discurso. Unas cifras que apuntan que este es un “momento dorado” para las energías limpias, en palabras de la ministra.

  • En el año 2017 la energía solar fotovoltaica instaló en el mundo más potencia de generación eléctrica que el carbón, la nuclear y el gas conjuntamente. “Esto significa innovación,  industria, inversión y empleo y revolución energética”, ha señalado Ribera. 
  • El nivel de inversiones en energías renovables en los últimos 3 años ha sido aproximadamente de 350.000 millones de dólares al año.
  • El número de puestos de trabajo en todo el mundo en renovables se acerca a los 10 millones de empleos
  • Caen los costes de la energía eólica y la fotovoltaica en los últimos años. El coste medio de la placa fotovoltaica ha descendido más de un 70% y su rendimiento se han multiplicado por tres. 

Te puede interesar