Pasar al contenido principal

Por qué es importante el giro de BBVA y Santander al haber elegido consejeros delegados extranjeros

Carlos Torres, nuevo presidente de BBVA, y Onur Genç, nuevo CEO de BBVA.
Carlos Torres, nuevo presidente de BBVA, y Onur Genç, nuevo CEO de BBVA. BBVA
  • BBVA ha elegido al directivo turco, Onur Genç, como nuevo consejero delegado mientras que Santander lo ha hecho con el italiano Andrea Orcel. 
  • Los expertos consultados consideran que lo más relevante es su trayectoria con fuerte peso internacional. 
  • "La ventaja de nombrar un CEO con experiencia en banca internacional es que permite consolidar e incluso aún más la expansión internacional de los bancos", señala Joaquín Maudos a Business Insider

BBVA y Santander comenzarán el año con nuevos consejeros delegados. Ambos tienen en común que son dos directivos extranjeros, algo poco habitual en el Ibex 35.

Si Santander anunció hace unas semanas que su nuevo CEO sería Andrea Orcel, un banquero de inversión italiano procedente de UBS; BBVA rompió ayer las quinielas al apuntar que su nuevo CEO será el turco Onur Genç, que entró en la órbita BBVA al ser vicepresidente de Garanti (BBVA tiene un 49% de su capital) y actualmente es jefe del banco en Estados Unidos. 

Los dos mayores bancos españoles por valoración de activos, cada vez son menos españoles y más globales. Ambas entidades tienen una fuerte presencia internacional buscando ser marcas reconocidas en otros mercados, lo que hace más supone una mayor diversificación de riesgos aunque también ser bancos sistémicos, de esos que en la crisis hemos empezado a denominar demasiado grandes para caer, lo que conlleva mayores exigencias por parte de los reguladores. 

"La ventaja de nombrar un CEO con experiencia en banca internacional es que permite consolidar e incluso aún más la expansión internacional de los bancos, que tan buenos resultados les ha dado en el pasado. Pero el CEO es igualmente válido si es español pero con experiencia en banca internacional", señala Joaquín Maudos, catedrático de la Universidad de Valencia, director adjunto del Ivie y colaborador del CUNEF, a Business Insider

Leer más: Banca online: así es la apuesta de los grandes bancos entre cierres y transformaciones de sucursales

El experto apunta que la elección de un CEO extranjero no se debe tanto a la vocación global del banco sino a una experiencia en banca internacional, por su valía y su buena gestión demostrada en el pasado.

Algo con lo que coincide el Santiago Carbó, catedrático de Economía y Finanzas de CUNEF y director de Estudios Financieros de Funcas, que explica a Business Insider que lo fundamental es que es un gesto para mostrar que son bancos globales y por tanto el CEO puede ser de cualquier país, siempre que sea un magnífico gestor. Carbó considera que han sido elegido por los perfiles profesionales de ambos, no tanto por el país de origen.

"Obviamente, al ser dos bancos globales con un porcentaje de su negocio muy grande fuera de España, es lógico que encuentren dentro de su propia "casa" excelentes profesionales que hayan trabajado en filiales de la matriz en el extranjero", añade Maudos a Business Insider. 

De hecho, en ninguno de los dos grupos bancarios España es el mercado que más aporta a sus resultados. 

Brasil y México: los mercados con más peso 

Andrea Orcel, consejero delegado de Santander, Ana Botín presidenta, y José Antonio Álvarez, presidente de la división española y vicepresidente.
Andrea Orcel, consejero delegado de Santander, Ana Botín presidenta, y José Antonio Álvarez, presidente de la división española y vicepresidente. Santander

En el caso de Santander, en sus últimos resultados del tercer trimestre acumulaba un beneficio de 5.742 millones de euros en los nueve primeros meses del año, según las cuentas presentadas ante la CNMV. Por mercados, España representó un 17%; por lo que el 83% restante vino de mercados extranjeros, según las cuentas presentadas ante la CNMV.

Brasil fue el país que más aportó a los resultados de Santander en los nueve primeros meses del años representando un 26% del beneficio atribuido, Reino Unido supuso un 14, México representó un 7% y Estados Unidos un 6%, según datos del propio banco. 

En los nueve primeros meses del año, BBVA ganó 4.323 millones de euros y el mercado que más aportó a estos resultados fue México que supuso un 41% del beneficio atribuido del grupo, según las cuentas del banco. Frente a este porcentaje, España representó un 24,5%. El resto de mercados fueron Estados Unidos, con un peso del 12%, y el resto de América del Sur que tuvo un peso del 10,4%. 

"Lo que está claro es que la diversificación geográfica por la que han apostado estos dos bancos desde hace años ha sido un éxito, ya que son dos grandes bancos a nivel mundial. Esa diversificación les ha permitido afrontar en mejores condiciones que otros bancos la intensa crisis económico-financiera de los últimos años, demostrando que la diversificación reduce el riesgo", apunta Maudos. 

Los deberes del BCE para los bancos 

En un entorno de tipos de interés bajos, que han lastrado el negocio tradicional de los bancos en estos últimos años será uno de los retos que tengan estos nuevos directivos en los próximos años. 

Pero no será el único. La digitalización y el papel de las oficinas físicas será otro de los desafíos que tengan que afrontar. 

El nombramiento de los nuevos consejeros delegados tiene que ser aprobado por el BCE. El organismo ya ha mostrado previamente sus dudas ante la figura del presidente ejecutivo, que tienen la mayoría de entidades españolas, abogando por una separación de poderes. 

A lo que se suma, el desafío de las fusiones transfronterizas dentro de la UE, algo por lo que también ha mostrado su predilección Bruselas, para conseguir que las entidades mejoren su negocio. 

Te puede interesar