Qué es el Nolotil y qué efectos secundarios puede provocar su ingesta a largo plazo

medicamento

El Nolotil es un medicamento muy conocido y consumido en nuestro país. Tanto que se coloca como   uno de los más consumidos en España, aunque está prohibido en varios países europeos, entre ellos Reino Unido e Irlanda. Su uso puede ser similar al del paracetamol, ibuprofeno o nolotil, aunque no debe confundir.

Se administra para aliviar los dolores, como dolores de muelas, o frente a la fiebre cuando otros medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol no resultan eficaces.

Su principal efecto secundario es la hipersensibilidad, lo que puede llevar a que las personas padezcan agranulocitosis. Una afección que genera un amplio descenso en los glóbulos blancos  involucrados en el sistema inmunológico. Lo que puede llevar a la muerte. 

Sin embargo se trata de un efecto raro, que además se cree está relacionado con "determinados grupos de población con alteraciones genéticas que los hacen más susceptibles a padecer este efecto adverso", como explica en Hola! el doctor Vicente Palop, del Grupo de Fármacos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC). 

Cómo aliviar los efectos secundarios de la vacuna contra el COVID-19: consejos médicos para evitar tomar analgésicos

Ahora bien, desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se enfatiza que su ingesta debe ser a corto plazo, siempre en la dosis mínima efectiva. Para tratamientos largos debe requerirse control sanguíneo.

A continuación todo lo que debes tener en cuenta antes de tomar Nolotil.

Qué es el nolotil

El Nolotil es un tipo de analgésico y antipiréticos cuyo principio activo es el metamizol. 

Se utiliza para el tratamiento del dolor moderado o intenso de tipo cólico, de origen tumoral o tras un post-operatorio. También sirve para la fiebre alta cuando no responde a otros medicamentos. El efecto del medicamento es rápido, notándolo entre los 30 y 60 minutos tras la ingesta.

Su consumo está sujeto a prescripción médica y es importante tener en cuenta que  su uso es para el corto plazo. Se administra por vía oral y las cápsulas deben ingerirse enteras, sin masticar, con ayuda de un poco de líquido.

La dosis se establece en función de la intensidad del dolor o la fiebre y de la sensibilidad de cada persona. Nunca debe superarse la cantidad indicada, siendo aconsejable seleccionar la cantidad más baja necesaria. 

La dosis máxima diaria es de 3.450 mg (correspondiente a 6 cápsulas). Nolotil no se debe utilizar en niños menores de 15 años de edad, tal y como advierte la AEMPS. En embarazadas no debe tomarse en los 3 últimos meses de embarazo y no se recomienda su uso en el primer y segundo trimestre.

La sobredosis puede generar nauseas, vómitos, dolor abdominal o deterioro de la función renal. En raras ocasiones puede afectar al sistema nervioso central. 

Qué necesitas saber antes de empezar a tomar Nolotil 

El metamizol requiere indicación médica y es necesaria la receta para obtenerlo. Por lo que es de esperar que el médico haya informado previamente sobre riesgos. 

No obstante, antes de empezar a tomar Nolotil es importante consultarlo con un médico o farmacéutico y tener en cuenta ciertos aspectos.

No tomes Nolotil en los siguientes casos:

  • Si has tenido previamente reacciones alérgicas o reacciones hematológicas con medicamentos que contienen metamizol u otros compuestos similares.
  • Si has padecido síntomas de asma, rinitis o urticaria durante el tratamiento con otros analgésicos como ácido acetilsalicílico, paracetamol o antinflamatorios no esteroideos, ya que en estos casos también puede existir sensibilidad a metamizol.
  • Si padeces porfiria aguda intermitente, un trastorno del metabolismo de los pigmentos sanguíneos que forman parte de la hemoglobina.
  • Si padece deficiencia genética de glucosa-6-fosfato-deshidrogenasa.
  • Si has sufrido alteraciones de la función de la médula ósea; por ejemplo, durante o después de recibir quimioterapia antitumoral (antineoplásica) o si ha tenido enfermedades relacionadas con la formación de células sanguíneas.
  • Si has sufrido reacciones cutáneas muy graves (denominadas, por ejemplo, síndrome de Stevens-Johnson o necrólisis epidérmica tóxica) con el uso previo de Nolotil u otro medicamento que contuviese metamizol.
  • Si se es menor de 15 años o se está embarazada de los 3 últimos meses.
  • Si has tomado previamente algún medicamento que contenga metamizol y tuviste problemas hepáticos.

Ten especial cuidado al tomar Nolotil 

Si se experimenta fiebre, mareos, dificultad para respirar o malestar en general tras una ingesta, lo adecuado es suspender el tratamiento y consultar con un médico.

También si tienes la función del riñón o del hígado disminuida, ya que eliminarás el medicamento con mayor dificultad.

Si se trata de un paciente de edad avanzada, se debe estar especialmente atento a la aparición de cualquiera de los trastornos descritos, ya que pueden aparecer con mayor frecuencia.

Efectos secundarios del Nolotil que debes conocer

Al igual que todos los medicamentos, el Nolotil puede producir efectos adversos. Aunque eso no significa que todas las personas que lo tomen los vayan a sufrir.

Uno de los efectos secundarios más frecuentes de tomar Nolotil, es la hipotensión, es decir la disminución de la presión arterial. Según el prospecto puede aparecer en 1 de cada 10 consumidores. 

Menos habituales son las erupciones y reacciones en la piel, que pueden afectar a 1 de cada 100 personas.

Así puedes desintoxicar tu cuerpo de medicamentos de forma natural

Entre los efectos secundarios raros del Nolotil está la alergia al medicamento. Puede darse durante o justo después de la toma pero también horas más tarde. Entre los síntomas descritos, erupciones y aparición de habones en la piel, disminución del número de glóbulos blancos en sangre y asma. Puede afectar hasta 1 de cada 1.000 personas.

Aquellos descritos como muy raros incluyen reacciones cutáneas en las que aparecen vesículas o ampollas, problemas del riñón con disminución o supresión de la orina eliminada o inflamación dede este órgano (nefritis intersticial).

También se incluye aquí la disminución severa de los glóbulos blancos (agranulocitosis) que puede producir la muerte debida a infecciones graves. De hecho, en 2018 hasta 10 británicos que fueron tratados con este fármaco en nuestro país fallecieron a causa de este efecto adverso.

A raíz de la investigación generada por estos casos la AEMPS emitía ese año un comunicado en el que aconsejaba "utilizar metamizol solo para tratamientos de corta duración a las dosis mínimas eficaces, vigilando la aparición de sintomatología indicativa de agranulocitosis". Su uso se desaconseja en pacientes en los que no sea posible realizar controles.

El boletín mensual de seguridad de ese mismo organismo sobre medicamentos de uso humano, actualizado el pasado enero de 2021 recoge una mención al metamizol, el principio activo del Nolotil. A causa de la lesión hepática a la que pueden inducir estos fármacos.

Como recoge el documento se han notificado casos de hepatitis aguda en pacientes tratados con metamizol, con aparición de pocos días a pocos meses después del inicio del tratamiento. La mayoría se recuperaron al interrumpir la ingesta; sin embargo, en casos aislados, se requirió trasplante de hígado.

Por ello, se ha añadido a las reacciones adversas del Nolotil la lesión hepática inducida por fármacos, incluida hepatitis aguda, ictericia y aumento de las enzimas hepáticas.

Otros artículos interesantes:

Ciertos medicamentos de uso común están repletos de sodio, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular, según un estudio

Paracetamol o ibuprofeno: ¿qué debes tomar si tienes síntomas de contagio por la variante ómicron?

Este buscador te permite saber si un medicamento necesita receta: así es como funciona

Te recomendamos