Herencia

Pareja mayor redacta su herencia
  • La herencia es el patrimonio que obtiene una persona cuando su propietario fallece. Normalmente suele ser recibida por parte de un familiar.
  • A continuación, se detalla todo lo que debes saber sobre las herencias.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología, el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. ¿Qué es una herencia?
  2. ¿Quiénes pueden dejar en herencia sus bienes?
  3. ¿Quiénes son los herederos?
  4. Qué es la herencia legítima
  5. Impuestos que debes pagar al recibir una herencia
  6. Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

¿Qué es una herencia?

La herencia es el patrimonio que obtiene una persona cuando su propietario fallece.

Lo habitual es que la herencia se produzca tras la muerte de un familiar, aunque también puedes heredar por parte de otras personas, siempre y cuando lo indique el testamento.

El proceso de herencia puede resultar complejo, sobre todo cuando surgen problemas, de ahí que sea tan importante conocerlo detalladamente.

¿Quiénes pueden dejar en herencia sus bienes?

Todo aquel que fallezca puede dejar sus bienes en herencia. Siendo los beneficiarios sus descendientes más inmediatos (hijos o nietos) como aquellos que se indiquen en el testamento (sobrinos, primos, amigos, etc).

Para que el reparto se produzca como la persona desea será necesario elaborar un testamento. De lo contrario, entrará en juego la ley y la herencia legítima, que se detallará más adelante.

También es posible no dejar el patrimonio en herencia, recurriendo al acto de desheredar. Para ello hay que cumplir una serie de requisitos, por ejemplo, que el heredero haya maltratado al testador o que hayan incurrido amenazas a la hora de repartir los bienes.

¿Quiénes son los herederos?

El reparto de las herencias se estipula por ley, aunque el testador tiene cierta libertad a la hora de decidir cómo se divide su patrimonio.

Los derechos y obligaciones de una persona que ha fallecido se reparten de la siguiente forma:

  • Dos tercios del total: es lo que se conoce como herencia legítima, es decir, aquella que se reparte entre los descendientes directos.
  • Tercio restante: se puede destinar a cualquier otra persona, ya sean familiares menos directos o amigos.

Qué es la herencia legítima

La legítima es la porción mínima de la herencia que corresponde a los herederos forzosos.

La legítima supone 2 terceras partes de la herencia, o lo que es lo mismo, el 66,6% de los bienes que se dejan en el testamento.

Estas son las personas que tienen derecho a recibir la legítima:

  • Los hijos y descendientes, siendo los causantes sus padres y ascendientes.
  • Si faltan los anteriores, la legítima irá para los padres o ascendientes del causante.
  • El viudo o la viuda siempre es heredero forzoso, aunque lo es en régimen de usufructo. 

Los herederos legítimos son siempre los hijos, en caso de que no estén vivos serían los nietos, y después los biznietos.

Impuestos que debes pagar al recibir una herencia

Recibir una herencia no sólo supone que vayas a aumentar tu patrimonio. Existen también varias obligaciones tributarias a las que debes hacer frente.

Estos son los impuestos que has de pagar:

Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

Comprender cómo funciona el proceso de herencia suele ser complicado, así que merece la pena ilustrar con un ejemplo.

Este sería un caso típico a la hora de heredar un patrimonio:

  • Una mujer mayor fallece; ha dejado todos sus bienes en herencia.
  • Antes de que llegase el momento, esta mujer elaboró un testamento en el que reparte su patrimonio entre varios familiares además de los herederos legítimos (sobrinos, primos e incluso algunos amigos cercanos).
  • El viudo y los hijos se reparten 2 tercios de la herencia, que es lo que corresponde a la legítima. Aquí entran algunos bienes inmuebles, por lo que tendrán que hacer frente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones de su comunidad autónoma y a la plusvalía municipal que haya establecido el ayuntamiento de su ciudad.
  • El tercio restante se reparte entre las personas que se han incluido en el testamento.
  • Al haber quedado todo por escrito no deberían de existir problemas, aunque los herederos legítimos pueden reclamar si consideran que algunos de los bienes del tercio restante les corresponde.
  • Esta reclamación acabaría alargando el proceso y podrían transcurrir años hasta que se resolviese el caso y los herederos pudiesen disfrutar de dichos bienes.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: