Pasar al contenido principal

Qué podemos esperar de los tipos de interés en 2019 y por qué debes saber cómo funcionan

Mario Draghi, presidente del BCE.
Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters
  • Los analistas prevén que el precio del dinero suba a lo largo del año, ya sea después del verano, en otoño o a finales.
  • Los tipos de interés se mantienen en un mínimo histórico del 0% desde marzo de 2016.
  • Si el BCE eleva este porcentaje, se encarecerán las hipotecas, pero mejorará la rentabilidad de los depósitos.

El único interrogante que se baraja respecto al alza del precio del dinero en el presente ejercicio parece ser el cuándo. De forma más concreta, ¿cuándo subirá el Banco Central Europeo (BCE) los tipos de interés?

Porque, según creen los analistas, ese incremento se producirá con toda seguridad a lo largo de este año. Eso sí, unos estiman que será tras el verano; otros, que llegará en otoño; y algunos sitúan ese momento crítico a finales del año en curso. Aquí te contamos qué podemos esperar de los tipos de interés en 2019 y, además, por qué debes saber cómo funcionan.

Los tipos de interés, en mínimos históricos

"De aquellos polvos vienen estos lodos", reza el dicho popular. Pues bien, en el ámbito macroeconómico la mayoría de los polvos actuales tienen un origen: la gran crisis. Sí, aquella que nació de las hipotecas de alto riesgo, de la creación de otros productos financieros tan complejos como peligrosos y de la explosión que pinchó la burbuja inmobiliaria, entre otros factores.

Esa crisis provocó que el BCE quisiera consolidar la recuperación de la misma a golpe de compra masiva de deuda pública y privada a través de la emisión de nuevos billetes de euro. O lo que es lo mismo, a ritmo de Quantitative Easing (QE), que puede traducirse como expansión o flexibilización cuantitativa.

Ese programa de generación de moneda para sacarla a circulación fue puesto en marcha hace ya casi tres años con el objetivo de continuar fomentando el abaratamiento de los tipos de interés, así como de la prima de riesgo después de que el precio oficial del dinero ya hubiese tocado el 0%.

A finales de 2018, el propio presidente del BCE, Mario Draghi, reconoció que "en algunos momentos, el QE ha sido el único motor de la recuperación económica". A pesar de lo cual, y de la ralentización económica que ya se detecta, el mínimo histórico y extraordinario de los tipos de interés en el 0% que se mantiene desde marzo de 2016 no durará, en principio, otro año más. La tendencia en 2019 será hacia una normalización de la política monetaria que desarrolla la citada institución comunitaria.

Los tipos de interés en 2018

Las intervenciones de Mario Draghi despiertan siempre una enorme expectación, pero más si cabe desde que el BCE mantiene esa política de bajos tipos de interés. Cada previsión, palabra o mueca se analizan con lupa.

Su última aparición pública se produjo a mediados de diciembre y, en ella, el máximo responsable del BCE confirmó que los tipos de interés seguían en su cota mínima del 0,0% para el precio del dinero, en el 0,25% para la facilidad marginal de crédito y en el -0,40% para los depósitos.

Además de mantener tipos, el BCE puso fin entonces a la compra de deuda pública y rebajó las previsiones de crecimiento para la UE.

Los tipos de interés en 2019

¿Qué ocurrirá en el presente año? Pues, tal y como aseguraron desde el BCE en un comunicado hecho público el 13 de diciembre, "el Consejo de Gobierno espera que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en los niveles actuales hasta al menos el verano de 2019 y, en todo caso, durante el tiempo necesario para asegurar la continuación de la convergencia sostenida de la inflación hacia niveles inferiores, aunque próximos, al 2% a medio plazo".

A pesar de que hay diferentes previsiones, como ya se apuntó en las primeras líneas, las de Bankinter colocan "el primer movimiento hacia finales de 2019, desde el 0,0% actual hasta el 0,10%".

Asimismo, sus analistas calculan que, en esa misma época, en diciembre de este año, el porcentaje que se aplicará a los depósitos bancarios será del 0,0%.

Qué son los tipos de interés

Aunque seguramente estás familiarizado con este concepto, cabe recordar que "el tipo de interés es el precio del dinero, es decir, lo que debe pagar el deudor al acreedor por disponer de un capital durante un periodo determinado en un préstamo, en un crédito o en cualquier otra obligación financiera y que suele expresarse como tasa porcentual anual", según recuerdan desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En ese sentido, puede resultarte clarificador conocer qué es la tasa anual equivalente (TAE) y cómo incide esta fórmula para saber si un préstamo te interesa.

Como puedes suponer a tenor de lo expresado hasta ahora, son los bancos centrales de cada país los que fijan los tipos de interés. En lo que se refiere a los miembros de la Unión Europea, el BCE es el encargado de llevar a cabo estar tarea, mientras que en EEUU lo hace la Reserva Federal (la Fed por su acrónimo en inglés). Aquí puedes descubrir cómo inciden sobre tu vida las decisiones del BCE en términos de ahorro e inversión.

Cómo te afectan los tipos de interés

Si no estás familiarizado con los tipos de interés, quizá te suenen a un lejano concepto macro que nada tiene que ver con tu bolsillo, que no incide sobre tu escala por ser ésta muy pequeña.

Sin embargo, ese indicador afecta a la capacidad de financiación de los bancos y, de una u otra manera, las entidades acaban repercutiendo ese impacto sobre los clientes, incluyendo en este concepto tanto a usuarios particulares como a empresas. Aquí tienes varios ejemplos que se acercan más a la vida cotidiana:

  • Elevar los tipos frena la inflación, dado que, si aumentan los costes para financiarse, el consumo se reduce.
  • Si aumenta el precio del dinero, también lo hará el interés de los préstamos personales a los que podremos acceder.
  • Si estás pagando una hipoteca a tipo variable, lo habitual es que el euríbor se sitúe al alza y la cuota pase a ser más cara.
  • Si el BCE sube los tipos de interés, la rentabilidad de los depósitos bancarios también mejorará.

Y además