Pasar al contenido principal

Qué impuestos pagas por comprar y vender cosas en Wallapop o en otras apps de segunda mano

Una joven se prepara para vender sus cosas de segunda mano en Wallapop.
Getty Images

Uno de los conejos más repetidos por los gurús del ahorro y del minimalismo es vender lo que no necesitas, comprar menos cosas o comprar de segunda mano determinadas cosas cuando tienes un presupuesto ajustado. Aplicaciones como Wallapop, Vibbo, Catawiky o Ebay lo ponen realmente fácil.

Hoy en día basta con hacer una foto con el móvil a lo que quieras vender, subirlo a una de las plataformas y esperar al comprador. Además, ya que has puesto algo a la venta tampoco pierdes nada por echar un vistazo, también desde el móvil. Todo muy fácil rápido y ¿libre de impuestos? En absoluto.

Hacienda tiene puesto el foco en estas plataformas desde hace tres años. Al principio su objetivo eran las ventas y los impuestos que deben pagar los vendedores, pero a principios de año el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya recordó que los compradores tampoco están exentos del pago de tributos.

Qué impuestos pagas cuando vendes cosas de segunda mano

Desde ese regalo de Navidad que no te gustó hasta la bicicleta estática que no usas pasando por la fondue que lleva años cogiendo polvo, muebles que no quieres o el móvil que quieres cambiar. Todo vale para vender de segunda mano por internet y por todo tendrás que pagar impuestos. 

Cada vez que vendes algo puedes generar una ganancia patrimonial por la que tributar en el IRPF al hacer la declaración de la renta. Esta ganancia patrimonial se entiende como la diferencia entre el precio de compra y el de venta. En otras palabras, sólo habrá que tributar en caso de que vendas más caro de lo que compraste.

¿Y si se trata de un regalo? En ese caso el precio de compra será el del coste de adquisición o, en teoría, el que figure en el impuesto de donaciones que deberías de haber liquidado. Y es que, a efectos legales, en teoría no existe ningún mínimo para tributar en donaciones.

Al hacer la renta estas ganancias patrimoniales se sumarán al resto de ganancias y pérdidas para tributar en las rentas del ahorro a un tipo que va del 19% a 23% dependiendo de la cuantía.

Qué impuestos pagas cuando compras algo de segunda mano en internet

Cada vez que compras algo nuevo estás pagando el IVA aunque no repares en ello y cada vez que adquieres algo de segunda mano deberías pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Una diferencia entre ambos tributos es que el primero se aplica de forma automática a cada transacción mientras que el segundo debes liquidarlo tú como comprador.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales grava la transmisión de objetos usados entre particulares y estamos más acostumbrados a verlo al vender un coche de segunda mano, por ejemplo. Sin embargo, la realidad es que debe aplicarse a cualquier pequeña compra que realices. 

Leer más: Estos son los impuestos municipales que pagas dependiendo de dónde vivas 

En teoría, si compras algo en Wallapop, después deberás rellenar el Modelo 600 de la Agencia Tributaria para autoliquidar el Impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. El modelo es muy fácil de cumplimentar e incluye tus datos personales como comprador junto con los del vendedor, el tipo de operación, que será privada, y los datos de lo que has comprado. En este sentido, debe rellenarse un modelo por cada cosa que compres de segunda mano.

Como el Impuesto de transmisiones patrimoniales está cedido a las comunidades autónomas, el tipo concreto a pagar depende de cada región. El porcentaje va desde el 4% hasta el 5%. Dispones de un mes desde que realices la compra (se efectúe la transmisión) para liquidar ese impuesto y Hacienda cuenta con cuatro años de plazo para reclamar el pago del mismo. En caso de que la Agencia Tributaria detecte que no has pagado podría sancionarte.

Sin embargo, la realidad es que controlar el volumen de pequeñas operaciones es prácticamente imposible para Hacienda aun teniendo acceso a los datos de las plataformas de compra-venta por internet. Y es que según sólo en una plataforma como Vibbo hay casi medio millón de anuncios activos, una cantidad que se multiplica cuando se suman todas las plataformas. Para cobrar, Hacienda tendría que enviar un requerimiento para casi todas las transacciones.

Al final, Hacienda lo que ha hecho es recordar que el Impuesto sobre transmisiones patrimoniales existe, no es nuevo y tienes que pagarlo o podría sancionarte. Así aprovecha para meterte el miedo en el cuerpo, aunque por ahora la verdadera lucha en las plataformas de compra-venta por internet está en detectar quienes a quienes viven de ellas sin tributar. Es decir, quienes pasan de vendedores ocasiones a desarrollar una actividad por la que deberían darse de alta como autónomos y pagar impuestos.

Te puede interesar