Pasar al contenido principal

Qué impuestos van a subir o se van a crear en 2019, según los Presupuestos de Pedro Sánchez

Presentación de Presupuestos Generales 2019
Las ministras Delgado, Celaá y Calviño, tras el Consejo de Ministros. EP / Marta Fernández Jara
  • El Consejo de Ministros ha dado a conocer este viernes los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que incluyen nuevos impuestos y subidas a algunos ya existentes.
  • Con el fin de financiar el aumento del gasto social y sufragar las pensiones, se crean un impuesto a las transacciones financieras, conocido como tasa Tobin, y otro sobre las actividades digitales, la denominada tasa Google.
  • Por otra parte, se elevan los tipos de tributación a las multinacionales, las socimis, las fortunas de más de 10 millones de euros y los ingresos anuales por encima de 130.000 y 300.000 euros.
  • Estas medidas forman parte del acuerdo presupuestario suscrito en octubre entre el Gobierno y Unidos Podemos.

El Consejo de Ministros ha dado a conocer este viernes los Presupuestos Generales del Estado para 2019, tras retrasar varias veces su presentación a lo largo del otoño pasado. Una demora que se debe a la necesidad de sumar apoyos parlamentarios para su aprobación y las dificultades para conseguir que se aprobase el techo de gasto en el que se basan estas cuentas.

El contenido de los Presupuestos no incluye demasiadas novedades respecto al acuerdo suscrito en octubre entre el PSOE y Unidos Podemos. Sin embargo, sí llama la atención que el Gobierno eleva su previsión de aumento de la recaudación tributaria este año hasta el mayor nivel desde 2008.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, y la de Hacienda, María Jesús Montero, han recalcado que estos presupuestos son "la fórmula para construir una sociedad más justa, haciendo compatible la consolidación fiscal con la distribución de la riqueza". Montero ha criticado que "quienes propugnan una carrera fiscal a la baja están proponiendo acabar con el Estado del Bienestar". 

El Gobierno prevé recaudar más para financiar un mayor gasto social

De este modo, las cuentas públicas para 2019 estiman que los ingresos fiscales serán de 227.356 millones de euros, es decir, un 9,5% más o 15.000 millones de euros más que en 2018. Así, el Ejecutivo considera que se mantendrá el aumento de la recaudación vía impuestos que se experimentó el año pasado, que el Informe Mensual de la Agencia Tributaria de noviembre cifra en un 8%.

El Ejecutivo también estima que otras medidas incluidas en los Presupuestos, como las alzas del Salario Mínimo Interprofesional, de los sueldos públicos y de las pensiones ayuden a aumentar los fondos que se recaudan a través del IVA, el IRPF o el Impuesto de Sociedades y, a su vez, a financiar el alza en el gasto social, que se centra en dependencia, educación, pensiones y lucha contra la pobreza infantil.

Ese incremento de la recaudación debido a la recuperación económica y al aumento salarial generalizado debería aportar gran parte de los 15.000 millones más que el Gobierno prevé recaudar. Los fondos restantes llegarán a través de nuevos impuestos y de subidas de tasas ya existentes, y por la lucha contra el fraude fiscal, de la que se prevé ingresar 828 millones de euros.

¿Cuáles son esas novedades fiscales? A continuación, repasamos las novedades sobre impuestos que incluyen los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Creación de la tasa Google

Google

El anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya había comunicado a Bruselas su intención de crear un impuesto a las grandes tecnológicas. Tras la moción de censura y el cambio de Gobierno, la nueva titular de Hacienda, María Jesús Montero, mantiene esta medida, con la que prevé recaudar 1.200 millones de euros.

Esta medida se aplicará a las empresas del sector tecnológico que tengan una cifra de negocio que supere los 750 millones de euros y que generen ingresos derivados de la prestación imponible por encima de los 3 millones. A pesar de las críticas de las multinacionales tecnológicas, otros países de la Unión Europea como Austria también se están planteando incluir una medida similar en su legislación.

Leer más: El déficit, la financiación autonómica o la 'tasa Google', los desafíos de Montero como ministra de Hacienda

Puesta en marcha el Impuesto a las Transacciones Financieras

Bolsa, Ibex 35, mercados
Europa Press

Este nuevo impuesto supondrá un gravamen del 0,2% en la compra de acciones de grandes compañías. Con esta nueva figura fiscal, el Gobierno estima que podrá recaudar unos 850 millones de euros, que se destinarían íntegramente a sufragar el sistema de pensiones.

Esta medida, que se deriva de las propuestas del economista estadounidense James Tobin, ha sido recibida con división de opiniones en el sector financiero, con el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila asegurando que supondrá una desventaja y el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, afirmando que es "más razonable" este impuesto que imponer una tasa específica para la banca.

Leer más: Impuestos a la banca, a las tecnológicas o al diésel: cómo es el marco fiscal que planea el Gobierno

Aumento de los tipos del IRPF para ingresos anuales por encima de 130.000 euros y de 300.000 euros

Esto es lo que debes pagar de IRPF si ganas 150.000 euros al año
Pixabay

Las rentas del trabajo se elevarán dos puntos del tramo estatal a ingresos que superen los 130.000 euros y 4 puntos las de más de 300.000 euros. Las rentas de ahorro superiores a 140.000 euros tendrían que pagar un 26%, es decir 4 puntos más que en 2018. De este modo, se prevé generar ingresos fiscales de 328 millones de euros, un 4,9% más que en 2018.

La ministra Montero ha aclarado que este alza afectará apenas al 0,5% de la población, sin subidas de impuestos a la clase media y trabajadora.

Leer más: Cómo reclamar la devolución del IRPF por maternidad y paternidad a través del formulario de Hacienda

Aumento del Impuesto de Sociedades a multinacionales que superen los 20 millones de euros de facturación

Claves para ahorrar en el impuesto sobre sociedades
rawpixel / unsplash

Con el fin de frenar la caída de recaudación del Impuesto de Sociedades, el Gobierno establece que las compañías multinacionales que facturen más de 20 millones de euros tendrán que tributar un mínimo del 15% sobre su base imponible y un 5% sobre sus dividendos exteriores.

Además, la ministra de Hacienda aseguró en septiembre que la banca y las empresas que se dedican a la exploración de yacimientos de hidrocarburos pagarán un tipo mínimo del 18% en el Impuesto sobre Sociedades. Con estas modificaciones, el Gobierno prevé que los ingresos a través del Impuesto de Sociedades crecerán un 14,1%, hasta los 78.307 millones de euros, aportando más de 1.770 millones más.

Además, María Jesús Montero ha destacado que se rebaja al 23% el tipo impositivo a las empresas que facturan menos de un millón de euros y la reducción del 100% al 95% de la exención de dividendos y plusvalías.

Leer más: Por qué crecen los resultados de las empresas pero el impuesto de sociedades no acaba de recuperarse

Aumento del Impuesto de Patrimonio por encima de los 10 millones de euros

Lingotes de oro, riqueza, rico, lujo
Stevebidmead / Pixabay

Respecto a las grandes fortunas, los Presupuestos incluyen elevar un 1% el Impuesto de Patrimonio para aquellas personas que dispongan de una riqueza superior a 10 millones de euros. Con esta medida, el Gobierno prevé recaudar 339 millones de euros.

Leer más: 5 claves económicas de la última entrevista a Pedro Sánchez: presupuestos, impuestos y crecimiento económico

Fin de las bonificaciones al diésel

Bomba del diesel
YouTube / RO-DES

El Gobierno reduce la bonificación del diésel para equipararlo a la gasolina, incrementando su tributación en 3,8 céntimos de euro por litro. La ministra de Hacienda asegura que de este modo se recaudarán 670 millones de euros a través de un coste al consumidor medio de "alrededor de 3 euros al mes", coste del que quedan exentos los profesionales.

Montero ha señalado que el incremento en la recaudación se destinará a las políticas de movilidad sostenible, renovando el parque móvil e impulsando a las empresas para que se sumen al cambio.

Y además