Pasar al contenido principal

Por qué Israel es la meca de las startups del mundo del automóvil

Start up Israel
Gabriel Jiménez

Cuando recalas por primera vez en la ciudad de Tel Aviv, una extraña sensación parece invadirte. Quizá sea el hecho de que de una forma u otra, los orígenes culturales –al menos, la de quien firma estas líneas– proceden de allí, como si uno estuviera encontrándose con rastros kármicos de sus antepasados. Supongo que la extraña sensación también tiene que ver con el hecho de que estar en el centro de la madre de todos los conflictos. Aunque, sin duda, lo que definitivamente induce a esa sensación es el hecho de estar en una ciudad sumamente especial.

Y lo es, no sólo porque a pesar de lo que pueda pensarse, Tel Aviv, capital administrativa de Israel, es una ciudad abierta –destino ‘gay’ para más señas–, multicultural y multiconfesional, que nació de la nada –hace 70 años aquel lugar era un erial, un franja de desierto frente al mar Mediterráneo– y hoy en día es un vergel artificial y una de las ciudades más punteras en cuanto a startupsemprendimento, tecnología y ciberseguridad. ¡De quitarse el sombrero!

No es de extrañar, por tanto, que firmas punteras del sector del automóvil como el Grupo Volkswagen haya inaugurado recientemente en Tel Aviv ‘Konnect’, su nuevo campus para trabajar con el sector tecnológico y proporcionar a sus socios y startups locales un acceso directo al consorcio automovilístico, así como apoyo a través de colaboraciones con empresas del altamente innovador sector de la alta tecnología de Israel, además de mentoring y consultoría.

“Creo firmemente en las innovaciones tecnológicas que están siendo desarrolladas en el mercado israelí, y estoy convencido de que pueden ayudarnos a lograr nuestro objetivo de ser uno de los líderes mundiales del mercado de la movilidad sostenible”, explicaba en este sentido Peter Harris, director de Atención al Cliente del Grupo Volkswagen, durante la inauguración de la sexta edición de EcoMotion, una de las conferencias de movilidad inteligente más importante del mundo y punto de encuentro de startups, celebrada en Tel Aviv, y al que también asistió Business Insider.

Y dentro del consorcio alemán, una de las marcas que más ha puesto el foco en adaptarse a las demandas del futuro inmediato es Skoda. De hecho, la marca checa ha abierto en Tel Aviv una delegación del Skoda Auto DigiLab, con sede en Praga, en régimen de ‘joint venture’ con Champions Motors, el importador de Skoda en Israel.

El DigiLab es un explorador de startups para colaborar en futuras ideas de negocio conjuntas. En este sentido, la Skoda Auto DigiLab en Israel se centra en las temáticas de Big data, ciberseguridad, sensores de coche, industria 4.0, coche conectado, electromovilidad e infoentretenimiento. La citada delegación de DigiLab Tel Aviv inició sus actividades a principios de 2018 y actualmente ya está colaborando con diez startups, de las que cuatro se encuentran en una fase de desarrollo de proyecto concreta: Guardian, Otonomo, Anagog y XM Cyber.

Start up Israel
Anagog utiliza los datos provenientes de smartphones y coches para predecir futuros destinos y/o necesidades del conductor. Gabriel Jiménez

¿Pero qué tiene Israel para que haya tantas startups?

Pero, ¿qué particularidades tiene Israel para que se haya convertido en una suerte de Silicon Valley? Son varias, y de gran calado, habida cuenta la idiosincrasia del país: a saber, un país en medio del desierto nacido prácticamente de cero hace exactamente 70 años, sin industria, ni materias primas ni recursos naturales… ni tampoco petróleo.

Dejando a un lado las fuentes del conflicto en que se halla desde hace décadas, ni entrar en valoraciones para las que me falta la información mínimamente necesaria, se trata de un país rodeado literalmente enemigos potenciales que buscan su destrucción y aniquilación, lo que ha empujado a que se agudice el ingenio, y haya una altura de miras institucionalizada que va mucho más del horizonte cercano.

Si a todo ello se le suma que Israel tiene interiorizada la cultura emprendedora por las constantes masas de inmigrantes provenientes de todos los rincones del planeta, lo que ha convertido la sociedad israelí en una de las más mestizadas y multiculturales del mundo; que allí el fracaso es una opción de aprendizaje; que el casi el 50% de la población adulta cuenta con un grado académico, y que de éste un tercio es del ámbito de la ingeniería y la tecnología; que Israel cuenta con más de 300 centros de investigación+desarrollo+innovación (de empresas como HP, SAP, IBM, Google, Ebay, Intel, Apple, Cisco…); que empresas punteras como el sistema de navegación Waze o  que la firma MobilEye, de tecnología avanzada de detección y procesamiento de imágenes para la industria automovilística, hayan nacido aquí… no debe extrañar a nadie que en Israel haya el mayor número de Startups por habitante del mundo: concretamente más de 7.000.

En este entorno tan propicio, el sector del automóvil quiere precisamente encontrar y desarrollar los mimbres con los que conformar su estrategia de futuro. En el caso de Skoda, su visión estratégica se basa en la electromovilidad, conducción autónoma y digitalización.

En este sentido, el objetivo que se persigue con el Skoda Auto DigiLab en Israel es encontrar, en cooperación con las startups, ideas de negocio e innovaciones que sean sobre todo interesantes para el cliente final, y que éste esté dispuesto a pagar por ellas. “Por muy innovadora que sea una idea, si el usuario final no está dispuesto a pagar, el proyecto se para”, explica Jarmila Plachá, directora del Skoda Auto DigiLab.

Start up Israel
XM Cyber cuenta en su plantilla con hackers de sombrero blanco que hackean proactivamente las redes de sus clientes para encontrar puntos débiles y ofrecer soluciones. Gabriel Jiménez

Lejos de lo que se pudiera pensar, los proyectos innovadores que desarrolle Skoda Auto DigiLab no serán solo para la marca checa. De hecho, otra marca del Grupo VW, Seat, también cuenta con su particular centro de exploración de ideas, Xplora. Si una innovación o idea de negocio llega a buen puerto, se comparte con el resto del grupo. “Aquí la clave es la rapidez. Cuanto antes se logren las sinergias, mejor para el consorcio”, añade Placha en este sentido.

¿Y qué pasa si varias startups están enfocadas en la misma solución? ¿Por cuál decantarse? “Si, por ejemplo, para una solución de parking una de las ideas toma los datos directamente de los centros de aparcamientos y otra de un proveedor de telefonía se busca cómo integrar ambas para que el cliente final cuenta el mejor servicio posible”, indica Jarmila Plachá. Espíritu ‘win-win-win’.

 

Te puede interesar