Pasar al contenido principal

Por qué el medioambiente es un elemento estratégico para Naturgy

Nieves Cifuentes Naturgy
Nieves Cifuentes, responsable de Medioambiente de Naturgy Naturgy
  • La responsable de Medioambiente de Naturgy, Nieves Cifuentes, afirma que la sostenibilidad se ha convertido en un tema estratégico para las compañías.
  • Naturgy realiza un análisis del impacto ambiental y social a lo largo del ciclo de vida de un proyecto para introducir acciones de minimicen su impacto.
  • El gas renovable y el biogás son, según Cifuentes, fuentes de energía alternativas que permiten reaprovechar excedentes que hoy se desechan. De esta manera se integraría la economía circular.

El medioambiente ha pasado de ser un aspecto colateral a ser vertebrador de la imagen y reputación de las empresas. Y tiene un impacto especial en el caso de las energéticas. De ello deja constancia Nieves Cifuentes, responsable de Medioambiente y Sostenibilidad de Naturgy.

Son ya 24 años los que suma en el cargo. Casi un cuarto de siglo en el que Cifuentes ha sido testigo de un cambio de mentalidad en el seno de la empresa. "Ahora mismo ha pasado a ser un tema estratégico", dice Cifuentes. La directiva valora cómo la sostenibilidad medioambiental tiene un impacto en la reputación de la empresa y su gestión define, en gran medida, el futuro en la compañía.

La sostenibilidad y el medioambiente se han convertido en elementos claves y críticos tanto para la empresa energética como para su reputación social. Tanto es así que, desde Naturgy, contemplan el impacto medioambiental en todo el ciclo de vida del proyecto energético, desde el planteamiento de construcción de una planta energética (sea de energía tradicional o renovable) hasta su desmantelamiento.

Se minimiza el impacto en todo el ciclo de vida del proyecto

“Al diseñar un proyecto hacemos estudios tanto medioambientales como sociales del entorno para ver si es viable. También se analiza qué medidas se pueden introducir en el proyecto para que sea mucho más sostenible y respetuoso con el entorno”, explica la responsable de medioambiente.

Leer más: La startup española que sedujo a Google con energía verde quiere ahora revolucionar por completo el mercado eléctrico

Lo cierto es que, en base a esto, la energética española dedica hasta un 5% del presupuesto de un proyecto a acciones medioambientales. "En la etapa inicial de planteamiento y diseño de los proyectos, analizamos el impacto medioambiental y social. Luego proponemos medidas para intentar minimizarlo, tanto en el entorno como en las comunidades colindantes, y conseguir un impacto positivo de nuestras instalaciones", explica la ejecutiva.

Uno de los ejemplos que pone Cifuentes al hablar de estas iniciativas es el lago artificial creado en la localidad gallega de Meirama. Este lago artificial no solo es el mayor de Europa, sino que es el legado de la explotación de la mina de lignito por parte de Naturgy. En esta operación, la empresa realizó acciones para mejorar la biodiversidad del entorno circundante tras el desmantelamiento de la mina. 

Con proyectos para reducir la huella medioambiental 

"El gas natural es para nosotros una palanca clave en la transición energética para sustituir los combustibles fósiles más contaminantes y como respaldo para las renovables a través de las centrales de ciclo combinado, que ofrecen un mayor rendimiento", apunta Cifuentes.

Naturgy ha ido implementando medidas estratégicas para reducir la contaminación derivada de su actividad y reducir su huella medioambiental. Ejemplo de ello son dos iniciativas: han empezado a utilizar agua reciclada para producir energía y, por otra parte, han reducido un 5% las emisiones de óxidos de nitrógeno en el último año. 

La compañía ha puesto en marcha un proyecto pionero para producir energía con agua residual reciclada tanto en la central que la empresa tiene en Málaga como otras cuatro en México, según explica Cifuentes. "No es algo muy habitual porque se trata de centrales que ya tienen bastantes años. Trabajamos el consumo de agua desde el propio diseño del proyecto y utilizamos fuentes de agua que promuevan la economía circular", apunta. 

En cuanto a la reducción de óxidos de nitrógeno, cuya principal fuente es la generación eléctrica tanto en centrales de carbón como de ciclo combinado, la compañía ha apostado por controlar las condiciones de combustión para llegar a reducir hasta un 5% el óxido de nitrógeno que emite. “Hemos puesto en marcha bastantes proyectos encaminados a controlar el proceso de combustión”, dice la directiva.

Leer más: La iniciativa contra el cambio climático de Al Gore llega a España y desvela sus claves

Esta eficiencia en la combustión también tiene su impacto en la reducción de las emisiones de CO2. "Cuanto más eficiente es la combustión menos CO2 emite. Por ello, también, apostamos por las centrales de ciclo combinado, que emiten una tercera parte de lo que emite el carbón", analiza la responsable de medioambiente de Naturgy.

Y el gas renovable como fuente alternativa

El futuro que proyecta esta experta no sólo contempla el gas natural como apoyo en la transición energética sino también el gas renovable. "Hoy no es rentable, pero dentro de unos años será habitual que el excedente de energía que se produce, por ejemplo, en un parque eólico durante la noche, que hoy no se aprovecha, lo podamos convertir en un gas de síntesis. De esta forma, sería posible  introducirlo en nuestra red de gas como una fuente renovable", pronostica Cifuentes.

Al final parece que este futuro pasa por la economía circular y, todo ello, también implica el uso de residuos orgánicos para producir biogás. Lo que plantea Cifuentes es "utilizar residuos orgánicos para transformarlos y producir biogás. Luego concentrarlo y que tenga las características similares al gas que va por las tuberías". Además, se genera, como subproducto de este proceso, un fertilizante para abonar los cultivos, lo que de alguna manera, vuelve a cerrar el ciclo.

Te puede interesar

Lo más popular