Pasar al contenido principal

Por qué los móviles gaming pueden convertirse en la gran tendencia de 2018

Asos rog Phone Gaming
Jakub Motyka
  • Un nuevo concepto parece haber llegado al mercado de los móviles: los teléfonos gaming. Se trata de smartphones creados específicamente para jugar, al más puro estilo de los PC gaming.
  • La cada vez mayor exigencia de los juegos para móviles requiere dispositivos más potentes con unas características muy específicas.
  • Asus es la última en sumarse a una tendencia en la que fabricantes como Razer o Xiaomi ya han demostrado su interés lanzando sus propias apuestas de móviles gaming

Algo está pasando en la industria móvil. Desde hace unos meses, fabricantes como Xiaomi, ZTE o Razer han sorprendido a todo el mundo lanzando teléfonos diseñados específicamente para jugar. Sus diseños, sus especificaciones y la forma en que se presentan en sociedad están marcando una clara diferencia respecto a lo que se había visto hasta ahora en el mercado de la telefonía móvil. No son simplemente móviles de alta gama: directamente, juegan en otra liga completamente diferente.

Pese a que un Samsung Galaxy S9 o un LG G7 ya son móviles en los que perfectamente se puede jugar a cualquier título que requiera un dispositivo potente para mover los gráficos, los móviles gaming van más allá de eso y lo que ofrecen es una experiencia hecha específicamente para jugar. Es algo que va más allá de un procesador potente o una RAM con muchos gigabytes, porque eso lo puede ofrecer cualquier buque insignia de cualquier fabricante.

ROG Phone, el móvil gaming que ha presentado Asus
ROG Phone, el móvil gaming que ha presentado Asus ComputerHoy

La última en sumarse a esta tendencia ha sido Asus con el ROG Phone. Dentro del marco de la feria tecnológica de Computex que se ha celebrado estos días en Taipéi (Taiwán), la marca taiwanesa ha presentado a través de su marca gamer ROG (Republic of Gamers) un dispositivo enfocado hacia los usuarios que quieren jugar desde el móvil.

En ComputerHoy.com podéis leer unas primeras impresiones: más allá de sus características técnicas a continuación puedes leer cuánto tiene de moda pasajera –o si ha llegado para quedarse– esta irrupción del mercado gaming en la industria de los móviles.

Primero, las cifras: un mercado que ya mueve 46 mil millones de dólares al año

Puede parecer difícil de creer, pero la realidad es que el mercado móvil ya mueve más dinero en la industria gaming que el mercado de los PCs o incluso el de las consolas. Según un estudio de Futuresource Consulting, en 2017 los juegos para móviles representaron el 40% del total del gasto en software relacionado con los juegos que realizaron los usuarios a lo largo de ese año. Es decir: los juegos para móviles generaron a las compañías más dinero bruto que los juegos para PC o los juegos para consolas.

 

Tal y como se puede ver en el gráfico adjunto un poco más arriba, en 2017 los ingresos de la industria de los videojuegos generados por los usuarios de móviles y tablets alcanzaron los 46,18 mil millones de dólares, muy por encima de los 33,58 mil millones que generó el mercado de las consolas o los 29,48 mil millones de dólares del mercado de los PCs.

El gancho de que muchos juegos para móviles sean de descarga gratuita pero que contengan elementos de pago que ayuden a avanzar mucho más rápido –lo que se conoce como free-to-play–, la facilidad de adquirir estos complementos (con una plataforma de pagos integrada dentro de la propia tienda de aplicaciones) o el bajo precio que suelen tener las compras in-app en esta plataforma (en total, incluyendo todas las aplicaciones, el precio medio que paga un usuario por un add-on en Android es de... 0,43 dólares por compra) son algunos de los motivos que explican el éxito de los móviles desde el punto de vista de los ingresos por software en los juegos.

Leer más: Los 11 hombres más ricos del universo de las criptomonedas

En un informe publicado por Slice Intelligence (con cifras de 2015), algunos de los datos más reveladores son:

  • De media, los usuarios que gastan dinero en juegos para móviles de tipo free-to-play (es decir, de descarga gratuita) lo hacen desembolsando hasta 87 dólares al año.
  • A diferencia de lo que se suele pensar, los jugadores móviles están mucho más dispuestos a gastar grandes cantidades de dinero para mejorar su nivel en los juegos respecto a los jugadores de PC: en juegos para móviles tan exitosos como Game of War - Fire Age, de media cada jugador desembolsó en 2015 más de 500 dólares (el precio medio de cada ítem adicional vendido en ese juego ronda los 52 dólares).
  • Los jugadores móviles que gastan importantes cantidades de dinero en complementos dentro de los juegos son pocos, pero esos pocos lo hacen pagando mucho dinero. Tan solamente el diez por ciento de los usuarios que compran algo dentro de un juego para móviles representan el 90% de los ingresos por ventas en estos juegos.

Las cifras son todavía más tajantes en algunos casos muy concretos: el mercado de los juegos para móviles ha empezado a disparar desde hace algunos años los ingresos de la archiconocida compañía Electronic Arts, y según datos de PocketGamer.biz el dinero que ingresa EA Mobile (su división móvil) cada vez representa una mayor parte del total de los ingresos de la empresa (generaron más de 600 millones de dólares en el último año fiscal), con franquicias exclusivas de móviles como la de Star Wars: Galaxy of Heroes suponiendo ya un ingreso de más de 100 millones de dólares al año.

Los juegos para móviles mueven mucho dinero, eso está claro. Los desarrolladores ya hace tiempo que se dieron cuenta de ello, y ahora es el turno de los fabricantes de móviles. Pero, ¿cómo pretenden compañías como Asus, Razer o Xiaomi llevarse parte del pastel de la industria gaming móvil? ¿Cuál será su estrategia para ganarse un mercado que hasta hace algunos años ni siquiera existía?

De cómo el gaming salvó a la industria de los PCs

Ordenador PC gaming
Getty Images

En esto de los negocios ya está todo inventado, y lo que están intentando ahora mismo los fabricantes de móviles es exactamente lo mismo que en su día hicieron los fabricantes de PCs anticipándose a la inminente realidad de que, con el brutal avance de la tecnología de los móviles, las ventas de ordenadores de escritorio tarde o temprano empezarían a caer en picado.

Leer más: Las ventas de ordenadores caen a su mínimo histórico en diez años

En un artículo titulado como "As PC sales shrink, the gaming PC market grows faster than expected", desde el medio tecnológico Ars Technica analizaron a comienzos del año pasado el impacto que estaban teniendo las ventas de PCs gaming en el mercado de los ordenadores. La conclusión era que mientras que los PCs de las gamas más bajas cada vez se están vendiendo menos, las ventas de los equipos de alta gama no paran de crecer.

Lo confirma también el último informe publicado por Gartner: en el último trimestre del año 2017, las ventas de PCs en todo el mundo cayeron un 2% respecto al mismo periodo del año pasado, pero al mismo tiempo los analistas señalan que en ese mismo periodo han visto un crecimiento constante de PCs gaming y equipos de alta gama en general.

Los PCs gaming han sido el balón de oxígeno que han encontrado los fabricantes de ordenadores (y componentes) ante una situación en la que se exponían al riesgo de pasar al olvido en un mercado que había perdido por completo su capacidad de seguir creciendo. Muy similar a lo que se está empezando a vivir con las ventas de móviles.

La etiqueta gaming ayuda a vender más ordenadores, pero... ¿ocurrirá lo mismo con los móviles?

Asus ROG Phone
ComputerHoy

La situación que se está viviendo con el boom gaming de los móviles es muy similar a los comienzos de muchas compañías que en su día se empezaron a especializar en los componentes de PC para jugar, según explica Alejandro Alcolea, periodista especializado en videojuegos y colaborador habitual de HobbyConsolas.com. "Hay numerosos ejemplos de compañías especializadas en el hardware para jugar que, de un día a otro, lanzaron versiones gaming de sus productos que, en la práctica, ya eran gaming. La principal diferencia podía ser un sistema de iluminación LED o una forma más agresiva, pero no una mejora real del rendimiento", explica.

"El ejemplo más claro es el de los teclados mecánicos. En el mundo de la informática, los teclados mecánicos eran un clásico. El ruido de las teclas, el alto coste de producción y el precio de los teclados mecánicos los relegó a un segundo puesto frente a los teclados de membrana. Tras estar prácticamente olvidados, cuando las compañías empezaron a lanzar teclados mecánicos ‘’gaming’’ con diseños agresivos y luces LED, los teclados mecánicos no solo han vuelto a la vida, sino que se han puesto de moda", cuenta.

Leer más: El portátil del futuro según Asus: dos pantallas, sin teclado y con mucha inteligencia artificial

"Está claro que ‘’lo gaming’’ vende, y la última frontera parecía ser el segmento de los teléfonos móviles. La respuesta está clara: cada vez hay más jugadores en el mundo gracias a los juegos para móviles, y las compañías de hardware no quieren perder el tren. En este sentido, se produce una especie de simbiosis entre los creadores de hardware y software", nos dice Alcolea. Y añade, "las compañías crean videojuegos que, generalmente gracias a los micropagos, consiguen beneficios estratosféricos. Un ejemplo además de Star Wars: Galaxy of Heroes, es Fortnite, con 15 millones de beneficio en sus primeras tres semanas solo en iOS, todo un logro teniendo en cuenta que el juego es gratuito y se sostiene gracias a las microtransaciones", añade.

ROG Phone
La interfaz del ROG Phone ComputerHoy

En el caso concreto del ROG Phone, el móvil que ha presentado Asus esta semana, Alcolea opina que "a simple vista, parece realmente el primer móvil realmente enfocado a los jugadores. Es tentador añadir unos LED y un diseño diferente para intentar atraer a los jugadores, pero eso no supone una mejora de rendimiento".

"El ROG Phone, con su procesador con un ligero speed binning, las soluciones para disipar la temperatura, sus ‘’bumpers’’ para mejorar el control de los juegos y, sobre todo, la familia de periféricos para compartir el juego y disfrutar en una pantalla mayor, está diciéndole al usuario, directamente, que un móvil es una alternativa a una consola", argumenta.

Leer más: ¿Qué es el HDR y por qué importa en los juegos?

Pero la situación del mercado de los móviles es diferente. Cualquier buque insignia ya es capaz de ejecutar el mejor de los juegos de la tienda de Google, así que... ¿realmente es necesario ese nuevo mercado de móviles gaming que se han creado las compañías? “Cuando hay otros dispositivos capaces de ejecutar los juegos, la necesidad de un dispositivo así se desvanece”, comenta Alcolea,

“Cualquier móvil de gama alta con un Snapdragon 845 que vaya a la frecuencia base podrá ejecutar un juego exigente con unos assets en calidad alta y una tasa de frames por segundo estable, pero la diferencia está en los detalles. El Razer phone cuenta con un disipador de cobre más grande de lo normal, así como una pantalla con hasta 120 Hz y, volviendo al ROG Phone, la solución para disipar el calor, permitirá disfrutar de los juegos más punteros sin que los componentes internos sufran por el calor, algo que también afecta a la batería”, sostiene.

"Si la pregunta es si son necesarios, no lo creo, pero está claro que quien opte por un móvil como plataforma de juego, igual que quien opta por una consola o un PC, puede que sí saque partido realmente a los añadidos en forma de software y hardware que tienen estos dispositivos", reflexiona Alcolea.

Eric Chen, vicepresidente de Asus: "El mobile gaming es una categoría que seguirá creciendo"

Eric Chen
Eric Chen, vicepresidente de Asus Asus

Durante nuestro paso por el Computex, también quisimos aprovechar la oportunidad para hablar con Eric Chen, vicepresidente de Asus, acerca de su visión del futuro de la industria de los juegos para móviles.

"Más de 1,6 mil millones de personas juegan a videojuegos en todo el mundo", nos comentaba Eric, "y ahí se incluyen usuarios de PC, consolas y también móviles: personalmente creo que el de los móviles gaming es un mercado que seguirá creciendo, y una de las razones de ello es que con la potencia que ofrecen ahora mismo los teléfonos puedes jugar fuera de casa a muchos títulos".

¿Y qué hay de la posibilidad de que algún día el mercado de los juegos móviles termine por eclipsar a la propia industria de los PCs para jugar? "Desde nuestro punto de vista, el mercado gaming de PC sigue creciendo: si te fijas en las cifras de ventas de ordenadores, verás que las ventas de los PCs para jugar están subiendo". "Son dos escenarios de usuarios completamente diferentes", sentenciaba. En este sentido, podemos ver que Eric tiene claro que a día de hoy el móvil no va a sustituir a los equipos de escritorio/portátiles para jugar.

Los fabricantes de móviles no van a dejar escapar este tren

ROG Phone
Una de las peculiaridades del ROG Phone es que se puede conectar a un monitor, un teclado y un ratón para jugar en él como si fuera un PC ComputerHoy

El mercado de los móviles lleva varios años plano: ya no se venden tantos móviles como antes, y una de las razones de ello es que los usuarios ya no tienen motivos para renovar su teléfono cada año cuando su actual móvil sigue funcionando perfectamente después de ese tiempo. Por lo tanto, algo tienen que hacer los fabricantes de teléfonos para seguir creciendo y no quedarse estancados.

La irrupción de los móviles gaming es la excusa ideal que han encontrado las compañías para crear un nuevo mercado que, de salir adelante, podría suponer un verdadero boom en sus ingresos tal y como ya lo ha hecho con las compañías que desarrollan juegos para móviles. Al menos eso es lo que esperan todos los fabricantes que se están metiendo en esta aventura.

Los analistas señalan que para el año 2022 la industria de los juegos para móviles moverá más de 60 mil millones de dólares al año. El tiempo dirá si los fabricantes de móviles serán capaces de aprovechar esa ola en su propio beneficio.

Te puede interesar