Pasar al contenido principal

Por qué el negocio de Alibaba va camino de convertirse en un quebradero de cabeza para Amazon

Jack Ma Alibaba
Jack Ma, fundador de Alibaba. Getty Images
  • El negocio de Alibaba, hasta ahora muy focalizado en el mercado asiático, se ha disparado en los últimos años y va camino de convertirse en un quebradero de cabeza para Amazon.
  • Amazon quintuplica las cifras de facturación de la empresa china, pero tiene unos costes mucho más elevados: por eso las diferencias se acortan al hablar del beneficio operativo.
  • Alibaba pretende diversificar su negocio a través de la computación en la nube, el retail tradicional y la industria del entretenimiento. Sin embargo, eso le va a suponer un importante desembolso económico.

La disputa por conquistar el trono del comercio electrónico se libra entre dos jugadores: Amazon y Alibaba, el titán del ecommerce chino que va camino de convertirse en un quebradero de cabeza para Jeff Bezos como demuestran sus espectaculares cifras a nivel de rentabilidad.

Nadie discute el poderío de Amazon, el gigante que dirige Jeff Bezos que exhibe cada trimestre unas cifras espectaculares tanto a nivel de ingresos como del número total de usuarios de pago que utilizan sus servicios en todo el mundo. Amazon genera más ingresos pero Alibaba es tanto o más rentable que su competidor estadounidense. Al menos por ahora.

A lo largo del 2017 Amazon logró unos ingresos de 149.000 millones de euros, una cifra muy superior a la facturación de Alibaba, que "apenas" llegó a los 32.000 millones de euros. Sin embargo, el beneficio del gigante chino triplicó al del estadounidense, 8.408 millones de euros frente a 2.500 millones de euros.

En otras palabras: Alibaba aumentó sus beneficios anuales el 47% en 2017, mientras que Amazon se conformó con un aumento del 20%.

La espectacular rentabilidad de Alibaba se basa en un modelo de negocio muy diferente al de Amazon tal y como destaca un artículo de Forbes. Jeff Bezos lleva años intentando llevar la economía de Walmart ─que sigue siendo el mayor retailer del planeta con una ventaja significativa sobre Amazon─, con el objetivo de crear un gran negocio que gestione grandes volúmenes con bajos costes y que genere beneficios a base de la economía de escala y muy apoyado en el componente tecnológico.

Leer más: Alibaba dispara sus beneficios un 46,5% hasta los 8.409 millones de euros en el último ejercicio

Esa estrategia contrasta con la de Alibaba, que se apoya en una suerte de emprendimiento colectivo y online con Taobao por bandera: un modelo de negocio basado en la venta al por menor en el que pequeños empresarios pueden abrir tiendas online y vender sus productos. No sólo es que la estrategia del gigante chino genere mayores beneficios para la compañía y convierta a millones de personas en empresarios, sino que, además, el modelo es particularmente efectivo en países como China, que representa ya el mercado por Internet más grande del mundo y duplica al estadounidense.

Del comercio electrónico a la nube

Lo cierto es que los ingresos del titán estadounidense superan a los de Alibaba en todas las divisiones de negocio de ambas empresas, de acuerdo a los datos del primer trimestre de 2018. En el sector del comercio electrónico, Amazon registró una facturación de 26.900 millones de dólares (22.629,5 millones de euros) mientras que los del ecommerce chino fueron de 8.200 millones de dólares (6.898,2 millones de euros).

En cuanto a la facturación por servicios, entre los que se encuentran las suscripciones y la publicidad,  Amazon sumó 14.000 millones de dólares (11.777,4 millones de euros) frente a los 1.000 millones de dólares (841,2 millones de euros) que apuntó la empresa china.

La compañía estadounidense despunta también en lo que respecta a su facturación por servicios en la nube. Amazon disparó sus ingresos hasta  5.400 millones de dólares (4.541,7 millones de euros) mientras que los de Alibaba se situaron por debajo, hasta 700 millones de dólares (588,8 millones de euros).

Preocupación por el aumento del gasto

Los resultados financieros de Alibaba relativos al primer trimestre de 2018 han causado cierta preocupación entre los inversores según detalla un artículo del New York TimesLa compañía china fundada por Jack Ma ha registrado una caída de casi el 30% del beneficio neto en relación al mismo período del año anterior.

Esa menor rentabilidad, según Jack Ma, se debe a que los ingresos del primer trimestre de 2017 estaban inflados por la venta de inversiones, pero algunos inversores señalan también al aumento del gasto por parte de la compañía en negocios como el cloud computing ─donde la compañía pretende competir contra Amazon Web Services, Google Cloud, Microsoft Azure o IBM─, la industria del entretenimiento o el comercio minorista tradicional.

Los datos del primer trimestre de 2018 otorgan a Amazon la corona en cuanto a rentabilidad (y por supuesto ingresos totales), aunque como demuestra este gráfico de Statista la diferencia a nivel de beneficio neto es muy pequeña en comparación a los datos de facturación de ambas empresas. La plataforma de ecommerce estadounidense alcanzó los 1.900 millones de dólares (1598,4 millones de euros). Pisándole los talones, el beneficio operativo de Alibaba se situó en 1.500 millones dólares (1.261,9 millones de euros).

Statista Amazon vs Alibaba

Statista

La inversión en el ladrillo con la apertura de tiendas tradicionales tiene que ver con los síntomas de que el mercado del comercio electrónico está llegando a su madurez en China. Así lo reflejan las cifras oficiales del gobierno, que describen cómo el crecimiento de las ventas online fue del 28% en 2017 respecto al aumento del 30% experimentado en 2015.

En esa estrategia Amazon y Alibaba coinciden. Jeff Bezos dio un golpe sobre la mesa a mediados del año pasado con la adquisición de Whole Foods, una cadena estadounidense de supermercados, a cambio de 13.700 millones de dólares. Y tampoco se queda atrás Walmart, que ha realizado el camino a la inversa con la reciente adquisición de Flipkart, el gigante del ecommerce en la India, otro de los mercados asiáticos con mayores perspectivas de crecimiento.

Te puede interesar