Pasar al contenido principal

Por qué la Premier League triplica en rentabilidad al fútbol español

Virgil Van Dijk (derecha) empuja a Cristiano Ronaldo durante la final de la Champions League 2018
Getty
  • La Premier League triplica en rentabilidad, con 1.203 millones de euros, a LaLiga, con 437 millones.

  • El desigual reparto de derechos televisivos entre la Premier y LaLiga es el principal motivo de esta diferencia.

  • La liga española superó en 2017 a la Bundesliga en ingresos y ya es la segunda con mayor volumen del planeta.

El fútbol español empieza a remontar tras varios lustros de deudas millonarias con Hacienda y con acreedores, gracias en parte al Fair Play Financiero que impuso la UEFA en 2010 y al plan de saneamiento impulsado desde LaLiga hace cinco años. Sin embargo, a pesar de los datos positivos, sigue bastante lejos de la Premier League, la liga más rentable del planeta, que casi triplica a la española.

Según el último informe anual sobre el estado financiero del fútbol publicado por Deloitte, la Premier League duplicó su rentabilidad durante la pasada temporada, desde los 681 millones de euros hasta los 1.203 millones. LaLiga, que ocupa el segundo escalón en este apartado -en el que se valoran los ingresos menos los costes de los clubes participantes- desde 2015, tuvo ese mismo curso una rentabilidad de 437 millones, casi tres veces menos.

Desde 2014, las medidas impulsadas desde LaLiga para hacerla más sostenible financieramente han llevado a la competición a pasar de una rentabilidad de 260 millones de euros a una de 437, prácticamente el doble. Sin embargo, el torneo que más ha avanzado desde que comenzó a aplicarse el Fair Play Financiero es precisamente la Premier League, que en 2012 tenía una rentabilidad de apenas 96 millones de euros ─por detrás de la liga española y la alemana─ y que cinco años después ha aumentado ese valor más de diez veces.

El impacto del nuevo reparto de derechos televisivos

Sin duda, el principal motivo del aumento de la rentabilidad de la Premier League es el nuevo acuerdo de reparto de derechos televisivos firmado en 2015 y que se empezó a aplicar la pasada temporada: casi 2.800 millones de euros a repartir entre los 20 equipos que conforman la máxima división del fútbol inglés.

Leer más: Cómo se reparten los equipos de LaLiga Santander el dinero de las televisiones

Para hacerse una idea, sólo los ingresos del Real Madrid ─140 millones de euros en la 2016/17─ y el FC Barcelona ─146,2 millones─ entran en los rangos que maneja la Premier. El tercer equipo de LaLiga que más ingresó esa temporada, el Atlético de Madrid ─con 99 millones─, estuvo por debajo de todos los clubes ingleses, incluido el Sunderland, que se embolsó 107 millones a pesar de descender.

En España, se repartieron en la temporada 2016/17 un total de 1.246 millones de euros, menos de la mitad que en la Premier, con dos recién ascendidos cerrando la lista: el Alavés y el Leganés sólo consiguieron ingresar 39,3 millones de euros por esta vía. Por otra parte, a diferencia de LaLiga, ningún equipo de la Premier registró pérdidas la pasada temporada, con un resultado positivo de 1.173 millones de euros, si sumamos los balances de los 20 clubes que participaron.

Los costes de operaciones, otro punto clave

Hay un dato que también ayuda a explicar en buena medida por qué la rentabilidad de la Premier League triplica a la de LaLiga: los costes de operaciones. Aunque la liga inglesa incrementó en un 9% en la temporada 2016/17 el gasto en salarios y otros costes ─2.894 millones de euros─, estos sólo supusieron un 55% del total ingresado, mientras que en España los gastos totales ─de 1.680 millones─ supusieron el 60% del total ingresado por los clubes, de 2.854 millones de euros, una cifra que supera por primera vez a la de la Bundesliga y aúpa a LaLiga al segundo escalón mundial en este apartado.

De media, cada club de la Premier asumió un gasto de 145 millones de euros en aquella temporada, mientras que el de los clubes españoles fue de 84 millones. Sin embargo, en LaLiga la mayoría de equipos no se acercan a esos presupuestos para salarios y sólo el Real Madrid gastó en nóminas 247,5 millones en el curso 2016/17.

Una diferencia abismal que provoca que sólo el equipo blanco, el FC Barcelona y el Atlético de Madrid tengan un poder real de contratación. De hecho, sólo entre el Madrid y el Barça aglutinan el 47% de la masa salarial de LaLiga, y cada uno de ellos gasta unas 30 veces más en nóminas que el último en este apartado, el Leganés.

Todo ello al margen del gasto en fichajes. En ese apartado, la Premier gana por goleada a LaLiga. En el informe de Deloitte se explica que a la hora de calcular la rentabilidad de las competiciones europeas se excluye el gasto en fichajes, un dato que probablemente acercaría más a la liga española a su rival, ya que muchos equipos de la Liga Santander basan su política de contrataciones en jugadores libres que acaban contrato en junio o cesiones de grandes clubes. Un problema que, a menos que cambie el actual sistema de reparto de derechos televisivos, promete seguir frenando al fútbol español en los próximos años.

Menos ingresos comerciales y en días de partido

Además, en materia de ingresos estrictamente comerciales, LaLiga no sólo estuvo por detrás de la Premier, sino que la Bundesliga es la competición que más generó en la temporada 2016/17. La liga española ingresó 826 millones de euros por este concepto, mientras que los de la inglesa ascendieron a 1.358 millones y los de la alemana, a 1.435 millones.

Es más, la Bundesliga también superó a LaLiga en ingresos medios por equipo. Mientras que la liga española 2.854 millones en total ─143 millones de media para cada uno de los 20 equipos que la componen─, la alemana, que consta sólo de 18 clubes, logró 2,793 millones, con una media de 155 millones por equipo.

Otro apartado en el que la liga alemana se impuso al resto fue en asistencia a los estadios, con una media de 40.693 espectadores por encuentro, por encima de los 35.838 de la Premier y de los 27.630 de LaLiga. Paradójicamente, la Bundesliga generó menos ingresos que las otras dos en este apartado, principalmente porque los precios de las entradas y los abonos fueron, como lleva sucediendo en los últimos años, bastante más baratos.

De hecho, de las tres grandes competiciones europeas, la liga española fue la que menos capacidad ocupó de media en los estadios, con un 71%, frente al 91% de de la Bundesliga y el 96% de la Premier. Eso sí, esta estadística no refleja la introducción de las sanciones y multas que LaLiga implementó en la temporada 2017/18 por no llenar los estadios.

Quizás por estos motivos, Deloitte prevé que LaLiga caerá al tercer escalón en ingresos en los dos años siguientes. Para la recién concluida temporada (cuyo análisis previsiblemente se publicará en 2019), la previsión es que la Bundesliga adelante a LaLiga y genere unos ingresos de 3.350 millones, por los 3.050 que otorga a la española. De cara a la temporada 2018/19, la competición alemana crecerá hasta los 3.690 millones de euros, mientras que LaLiga se quedará 3.470 millones.

Te puede interesar