Pasar al contenido principal

Qué significa el nuevo canon digital: cambios y subidas de precio en móviles y tablets

estudios que hablan sobre españoles
Rawpixel on Unsplash
  • Ya está publicado en el BOE el decreto que desarrolla la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, más conocida como el canon digital.
  • En esta nueva normativa se establece que los móviles tendrán una tasa impositiva de 1,10 euros y las tablets de 3,15 euros.
  • Como novedad, las empresas que reciban un porcentaje de estos gravámenes no podrán alegar "secreto de contabilidad" si las entidades regularas deciden revisar sus cuentas.

Se acaba de publicar en el BOE el decreto que desarrolla la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, más conocida como el canon digital.

Este nuevo precepto fue aprobado hace más de un año y establece una tasa impositiva a todos aquellos dispositivos que son susceptibles de realizar o almacenar "copias privadas", así como a quién irán dirigidas esas recaudaciones y sus posibles excepciones. 

En este sentido, y tal y como recoge Civio, se repartirá de la siguiente forma:

  • Música: Un 40% para el autor, un 30% para los intérpretes y un 30% para los productores.
  • Películas: Un 33,3% para el autor, un 33,3% para los intérpretes y un 33,3% para los productores.
  • Libros: un 55% para el autor y un 45% para los editores. Si hay varios, serán las propias entidades quienes decidan el reparto.

El canon digital también especifica el gravamen en los distintos soportes, quedando así:

  • Impresoras: De 4,50 a 5,25 euros, dependiendo de la velocidad y sistema. 
  • CD: 0,08 céntimos de euro.
  • DVD: 0,21 céntimos de euros. 
  • Grabadoras: De los 0,33 céntimos a los 1,86 euros, según el tipo.
  • Móviles que reproduzcan música, texto o vídeo: 1,10 euros.
  • Tablets y otros dispositivos con pantallas táctiles: 3.15 euros.
  • USB y tarjetas de memoria: 0,24 euros.
  • Discos no integrados que reproduzcan contenidos: 6,45 euros.
  • Discos integrados en equipos, menos las consolas y los decodificadores TDT: 5,45 euros.

Una de las novedades de este nuevo canon digital está relacionada con la gestión de derechos de autor. Y es que, desde ahora, los fabricantes y distribuidores no podrán alegar el secreto de contabilidad empresarial cuando las entidades encargadas quieran revisar sus cuentas.

Leer más: Cómo va a cambiar internet con la nueva directiva europea de derechos de autor

Además, la nueva normativa obliga a las empresas a hacer un uso concreto de los impuestos recaudados: un 10% debe destinarse a actividades asistenciales y otro 10% tiene que ir a la promoción y formación de artistas.

Otro de los pequeños cambios del nuevo canon digital tiene que ver con las revistas online. Desde ahora, estas contarán con el mismo acceso de recaudación y los mismos derechos que los libros.

Excepciones del canon digital

Ordenador portátil y móvil

En el BOE se establecen dos formas de evitar el pago: a priori (se necesita un certificado de excepción) y a posteriori (reembolso del gravamen). 

Pero, ¿quiénes o qué organizaciones pueden estar exentas de este pago? La Ley decreta que las entidades del sector público no tienen que pagar este impuesto. Lo mismo ocurre con los profesionales que utilicen estos dispositivos con un fin distinto a la copia o tengan una autorización expresa para el uso de obras con copyright. De hecho, serán las entidades gestoras de derechos de autor las encargadas de gestionar este tipo de situaciones excepcionales.

Te puede interesar