Pasar al contenido principal

Qué son los 'search funds': cómo un joven directivo puede llegar a CEO

Imagen de un joven emprendedor escribiendo
Pixabay/StartupStockPhotos

Crear una empresa de cero puede ser una opción atractiva para un graduado de un MBA, pero, ¿y convertirse en el CEO de una empresa en funcionamiento? 

Bajo este planteamiento surgieron los search funds o fondos de búsqueda. Un modelo de emprendimiento que ha empezado a tomar fuerza en España tras 30 años de recorrido en EE.UU. y Canadá. Esta fórmula provee a los emprendedores de la financiación necesaria para comprar empresas que buscan un sucesor de su directivo, normalmente por su jubilación.

¿Qué son los search funds?

Los search funds son una fórmula para que un joven directivo identifique una empresa que no tiene sucesor, gracias a la financiación de un grupo de inversores interesados en adquirir una compañía y rentabilizar su inversión. 

"Aunque tengan ese nombre, un poco sonoro, de fondo, no son ningún vehículo regulado: el emprendedor crea una S.L. con ese dinero inicial que le dan los inversores y lo va gastando en el proceso de búsqueda", explica Ignacio Olavarría, cofundador de Search Fund Spain, una web divulgativa sobre estos vehículos. 

Para ello, primero convencerá a inversores para que le paguen un salario durante el tiempo de búsqueda, que normalmente suele ser de uno o dos años, y cuando lo consiga creará una sociedad. Esta será la que se conoce como search fund y con ella canalizará esa financiación y realizará, si lo consigue, la adquisición de la empresa elegida. La inversión inicial suele estar entre los 300.0000 y los 500.000 euros, y suele realizarla un grupo de 12 a 18 inversores, según un estudio publicado por la escuela de negocios internacionales IESE, de la Universidad de Navarra.

¿Cómo surgen los fondos de búsqueda?

El concepto tiene su origen en 1984, en EEUU, cuando el ahora profesor de la Universidad de Stanford H. Irving Grousbeck creó el primero de la historia, ocupando así un nicho de mercado vacío hasta ese momento, ya que estos proyectos resultan demasiado pequeños para los fondos de capital riesgo y demasiado grandes para padrinos inversores, inversores de proximidad o business angels.

Leer más: ¿Qué es y a qué se dedica la figura del business angel?

Desde entonces, Grousbeck ha estudiado este modelo de negocio, y sus estudios confirman un rendimiento anual a los inversores de estos fondos superior al 30 por cientoAsí, en EEUU se ha conformado un ecosistema plenamente desarrollado, con la aparición de más de 70 nuevos search funds al año, como apuntan Olavarría y Simón Bores, también cofundador de Search Fund Spain, en la revista Análisis Financiero.

¿Cómo funcionan?

La adquisición de una empresa tiene, en el caso de los search funds, un claro protagonista: el emprendedor. Suele contar con un MBA o algún otro máster en el sector, algo de experiencia, alrededor de 30 años de edad y el deseo de ser directivo de una compañía, según apuntan las fuentes consultadas. 

"A diferencia de otros tipos de fondos de inversión, el search fund se inicia con la iniciativa de uno o varios emprendedores jóvenes con poca o nula experiencia ejecutiva que lanzan un proceso de captación de capital de diferentes inversores individuales para que confíen en ellos, les paguen un salario y cubran todos los gastos operativos que incurran durante el periodo de búsqueda de la compañía ideal para comprar", explica Gerard García Esteve, analista de banca de inversión en la firma de asesoramiento financiero Arcano Partners.

Esa primera parte del proceso es la que lo convierte atractivo para los inversores, ya que pueden financiar el search fund sin ningún compromiso de adquisición final. "Si el fondo encuentra una oportunidad clara de inversión, los inversores invierten en la compañía en función del potencial que le ven de forma individual. Si no se encuentra ninguna empresa atractiva para comprar, los inversores no materializan ninguna inversión y el fondo se disuelve", añade García Esteve.

En caso de que sí se encuentre una empresa atractiva y de aceptarse las condiciones por ambas partes, se efectúa la compra: el emprendedor se convierte en el CEO de la compañía y adquiere parte de la empresa, y los mismos inversores le ayudan a llevarla adelante, incluso entrando algunos de ellos en el consejo de administración y dedicándose el capital dedicado a financiar la búsqueda en acciones de la empresa.

¿A quién interesan?

Los search funds no son solo una oportunidad para emprendedores que deseen acceder a puestos de dirección, o para empresarios sin plan de sucesión para su compañía. También son un gran atractivo para inversores, ya que representan la posibilidad de adquirir una empresa con buenas perspectivas.

"El gran atractivo de los fondos de búsqueda es la rentabilidad potencial que pueden llegar a obtener, con TIRes (tasa interna de retorno) medias superiores al 30%", según un artículo en la publicación especializada Capital & Corporate, que concluye que los search funds como clase de activo generaron en 2016 un retorno medio anual para sus inversores del 36,7% y un múltiplo sobre capital invertido de 8,4 veces.

Además, suponen una inversión que no conlleva un alto riesgo: entran en compañías ya asentadas en el mercado, con un modelo de negocio probado y que genera beneficios, "lo que reduce la probabilidad de fracaso en la inversión al mínimo".

¿Quiénes invierten y qué empresas compran?

Los inversores más habituales en search funds son directivos o exdirectivos de grandes empresas vinculadas al sector financiero, empresarios, profesionales de la inversión expertos en otros activos y fondos especializados en search funds.

Las empresas objetivo son compañías consolidadas que se encuentran en venta por motivos ajenos al negocio ─los search funds no buscan empresas en quiebra─. La empresa perfecta es un negocio de entre 5 millones y 30 millones de euros de facturación, solvente, con ingresos recurrentes "y un equipo comprometido y que representen una buena plataforma para explotar una oportunidad de negocio", según recoge Capital & Corporate, que destaca los sectores alimentación, seguridad, agricultura, eficiencia energética, química, farmacia y salud como los más atractivos.

¿Funciona en España este modelo? 

En los últimos años ha crecido el número de fondos de búsqueda en España, hasta situar al país en el segundo puesto del ránking europeo de naciones con más search funds ─tan solo por detrás de Reino Unido─, aunque García Esteve destaca que en otros países son más frecuentes al no existir una tradición de empresa familiar tan fuerte como la española.

Algunos ejemplos de los search funds españoles más destacados son Ariol Capital, Elcano Partners, N Capital, Lomba Capital y Transición. Los expertos consultados apuntan que los fondos de búsqueda españoles son atractivos por factores como el gran crecimiento económico experimentado en España tras la recuperación, el alto nivel de formación de los emprendedores y el problema de sucesión al que se enfrentan la gran parte de las empresas familiares españolas.

Te puede interesar