Pasar al contenido principal

Por qué en Suiza no hay tiroteos masivos pese a su alta posesión privada de armas

Miembros de la guardia de honor del ejército federal suizo en octubre de 2012
Miembros de la guardia de honor del ejército federal suizo en octubre de 2012 REUTERS/Thomas Hodel

Suiza no ha tenido ningún tiroteo masivo desde 2001, cuando un hombre irrumpió en el Parlamento, mató a 14 personas y luego se disparó a sí mismo.

El país, de 8,3 millones de habitantes, tiene alrededor de 2 millones de armas de fuego en propiedad privada. En 2016, el país tuvo 47 homicidios con armas de fuego. La tasa general de asesinatos es casi nula.

La Asociación Nacional del Rifle de Estados Unidos a menudo señala a Suiza para argumentar que no son necesarias más reglas sobre la posesión de armas. En 2016, la NRA explicó en su blog que el país tiene una de las tasas más bajas de homicidios en el mundo, al tiempo que posee millones de armas privadas y varias de las de caza ni siquiera requieren permiso para usarlas.

Pero los suizos tienen algunas reglas y regulaciones específicas para el uso de armas.

En Business Insider hemos echado un vistazo al pasado del país para ver por qué tiene tasas más bajas de violencia armada que Estados Unidos.

Suiza está obsesionada con enseñar a disparar. Cada año, se celebra un concurso de tiro para niños de 13 a 17 años.

Concurso de tiros en Suiza
Wikimedia Creative Commons

La Knabenschiessen de Zúrich es una fiesta anual tradicional que se remonta al siglo XVII.

Aunque la palabra se traduce más o menos como "chicos que disparan" y la competición solía ser sólo para chicos, las chicas adolescentes están admitidas desde 1991.

Los chicos de todo el país van a la competición cada mes de septiembre para competir con rifles de la armada suiza y se enorgullecen de mostrar lo bien que disparan.

Se premia la precisión y se corona al Shutzenkonig, 

Tener una ciudadanía armada ayudó a mantener a los suizos neutrales durante más de 200 años.

Pastores alpinos en Toggenburg, Suiza.
Pastores alpinos en Toggenburg, Suiza Keystone/Getty Images

La postura suiza es de "neutralidad armada".

Suiza no ha participado en ningún conflicto armado internacional desde 1815, pero algunos soldados suizos ayudan en misiones de mantenimiento de la paz en todo el mundo.

Muchos suizos ven la posesión de armas como parte del deber patriótico de proteger su patria.
 

A la mayoría de los suizos se les exige que aprendan a usar un arma

Presidente de Suiza
El presidente suizo Ueli Maurer hace una pausa durante un ejercicio de tiro -una tradición centenaria- con el Cuerpo Diplomático Extranjero en Suiza. REUTERS/Denis Balibouse

A diferencia de Estados Unidos, Suiza tiene un servicio militar obligatorio para los hombres.

Todos los hombres de entre 18 y 34 años considerados "aptos para el servicio" reciben una pistola o un fusil y son entrenados.

Cuando terminan su servicio, los hombres pueden comprar y guardar sus armas, pero necesitan un permiso.

En los últimos años, el gobierno suizo ha votado a favor de reducir el tamaño de las fuerzas armadas del país.

Suiza es como un fuerte bien diseñado

Suiza
Suiza es como un fuerte bien diseñado Arnd Wiegmann/Reuters

Las fronteras suizas están diseñadas básicamente para explotar bajo mando, con al menos 3.000 puntos de demolición en puentes, carreteras, vías férreas y túneles alrededor del país europeo sin salida al mar.

John McPhee lo expresó así en su libro "La Place de la Concorde Suisse":

"Cerca de la frontera alemana con Suiza, cada túnel de ferrocarril y carretera ha sido preparado para cerrarse explosivamente. Las montañas cercanas se han hecho tan porosas que caben divisiones enteras dentro de ellas".

Aproximadamente una cuarta parte de los suizos con armas de fuego las utilizan para fines militares o policiales.

Suizos con armas
AP/Keyston, Lukas Lehmann

En el año 2000, más del 25% de los propietarios suizos de armas dijeron que guardaban sus armas para el servicio militar o policial. Menos del 5% de los estadounidenses dijeron lo mismo.

Además de las armas de la mili, el país tiene alrededor de 2 millones de armas en propiedad privada - una cifra que ha ido cayendo en picado durante la última década.

Armada suiza
Miembros de una guardia de honor del ejército suizo REUTERS/Arnd Wiegmann

El gobierno suizo estima que cerca de la mitad de las armas en propiedad privada son antiguos rifles de servicio. Pero hay indicios de que la proporción de armas de fuego en Suiza está disminuyendo.

En 2007, la Encuesta sobre Armas Pequeñas reveló que Suiza tenía la tercera tasa más alta de armas de fuego civiles por cada 100 residentes (46), superada sólo por Estados Unidos (89) y Yemen (55).

Pero parece que esa cifra ha disminuido en la última década. Ahora se estima que hay alrededor de un arma civil por cada cuatro suizos.
 

Los vendedores de armas siguen estrictos procedimientos de expedición de licencias.

Daniel Wyss
Daniel Wyss, presidente de la Asociación Suiza de Comerciantes de Armas, en una armería. REUTERS/Arnd Wiegmann

Las autoridades suizas deciden a nivel local si conceden o no a las personas permisos para portar armas. También llevan un registro de todas las personas que poseen un arma en su región, conocido como cantón, aunque los rifles de caza y algunas armas largas semiautomáticas están exentos del requisito del permiso.

Pero la policía cantonal no se toma a la ligera el trabajo de repartir licencias de armas. Pueden consultar a un psiquiatra o hablar con las autoridades de otros cantones en los que haya vivido un posible comprador de armas para vetarlo.

Algunos legisladores en los estados de los Estados Unidos, incluyendo Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Rhode Island, están considerando un modelo similar.
 

Las leyes suizas están diseñadas para evitar que cualquier persona violenta o incompetente posea un arma de fuego.

Nina Christen
Nina Christen, de Suiza, en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en agosto de 2016. Sam Greenwood/Getty Images

Las personas que han sido condenadas por un delito o que tienen adicción al alcohol o a las drogas no están autorizadas a comprar armas en Suiza.

La ley también establece que cualquier persona que "exprese una actitud violenta o peligrosa" no podrá poseer un arma.

Los dueños de armas que quieren llevar su arma con "propósitos defensivos" también tienen que probar que pueden cargar, descargar y disparar su arma apropiadamente y tienen que pasar una prueba para obtener una licencia.

Suiza es también uno de los países más ricos, sanos y, en cierto modo, felices del mundo.

Suiza es un país rico
Laurence Griffiths/Getty Images

Suiza ocupó el cuarto lugar en el Informe de la ONU sobre la Felicidad Mundial de 2017.

Los suizos obtuvieron altas calificaciones en "los principales factores que apoyan la felicidad: cuidado, libertad, generosidad, honestidad, salud, ingresos y buen gobierno".

Según el informe, la felicidad ha caído en picado durante la última década en Estados Unidos.

"Las razones son la disminución del apoyo social y el aumento de la corrupción", según los autores.

Pero los suizos no son perfectos cuando se trata de armas.

Suizos
Harold Cunningham/Getty Images

Suiza sigue teniendo una de las tasas más altas de violencia armada en Europa, y la mayoría de las muertes por arma de fuego en el país son suicidios.

Alrededor del mundo, las leyes más duras sobre armas de fuego se vinculan a menos muertes por armas de fuego. Lo mismo ha ocurrido en Suiza.
 

Policía en el aeropuerto de Génova
Policía en el aeropuerto de Génova REUTERS/Denis Balibouse

Después de cientos de años dejando que los cantones locales determinen las reglas de las armas, Suiza aprobó sus primeras regulaciones federales sobre armas en 1999, después de que la tasa de criminalidad del país aumentara durante la década de 1990.

Desde entonces, se han añadido más disposiciones para mantener al país a la par de las leyes de la UE sobre armas de fuego, y las muertes por armas de fuego, incluidos los suicidios, han seguido disminuyendo.

En 2015, los suizos estimaban que sólo el 11% de los ciudadanos mantenían su arma militar en casa.

A la mayoría de la gente no se le permite llevar sus armas en Suiza.

Cazadores en un mercado del centro de Suiza ofrecen sus pieles de zorro
Cazadores en un mercado del centro de Suiza ofrecen sus pieles de zorro REUTERS

Los permisos de porte oculto son difíciles de conseguir en Suiza. La mayoría de las personas que no son trabajadores de seguridad o agentes de policía no tienen uno.

"Tenemos armas en casa, pero se guardan con fines pacíficos", dijo Martin Killias, profesor de criminología de la Universidad de Zurich, a la BBC en 2013. "No tiene sentido sacar el arma de su casa en Suiza porque es ilegal llevar un arma en la calle."

Eso es cierto. A los cazadores y tiradores deportivos sólo se les permite transportar sus armas desde su casa hasta el campo de tiro. No pueden pararse a tomar un café con su rifle.

Y las armas no se pueden cargar durante el transporte para evitar que disparen accidentalmente en un lugar como Starbucks, algo que ha ocurrido en los Estados Unidos al menos dos veces.

 

Te puede interesar