Pasar al contenido principal

Qué tiene que aprender Silicon Valley del modelo de negocio de Xiaomi, según uno de sus principales ejecutivos

Donovan Sung, Xiaomi
Donovan Sung, Director de Producto y Marketing de Xiaomi Global. Business Insider España / Víctor Pérez
  • Xiaomi ya es el cuarto fabricante de smartphones a nivel global y ha conseguido ser número 3 en España en apenas ocho meses desde su aterrizaje.
  • La compañía china ha premiado al público español eligiendo Madrid como lugar de presentación mundial del Xiaomi Mi A2, uno de sus móviles más icónicos.
  • Uno de los principales ejecutivos de Xiaomi explica a Business Insider qué tiene que aprender Silicon Valley del nuevo gigante chino después de haber trabajado en Google, Spotify, Microsoft o IBM.
  • El modelo de negocio de Xiaomi difiere respecto a los fabricantes de móviles más tradicionales: es su principal virtud, aunque todavía es pronto para decir si es un éxito.

El WiZink Center es el termómetro perfecto para calibrar la magnitud del fenómeno de Xiaomi, la tecnológica china que en solo 8 meses se ha comido buena parte del mercado de smartphones en España con un discurso cristalino: venden móviles de altas prestaciones a un precio muy ajustado.

El antiguo Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid acogió hace unos días un evento que generó una enorme expectación entre los amantes de la tecnología en España. Y no era para menos. La empresa de moda, Xiaomi, había elegido ese lugar para el lanzamiento mundial de sus dos nuevos teléfonos móviles, Xiaomi Mi A2 y Mi A2 Lite, dos de las estrellas de su catálogo que tienen todas las papeletas para colarse entre los smartphones más vendidos de todo el planeta en unos meses.

Más de 300 fanáticos de la compañía —Mi Fans— consiguieron una entrada para poder ver en directo la presentación. Se sintieron como los grandes privilegiados en un evento al que asistió prensa de todo el mundo, además de clientes y proveedores de la compañía, en una locura colectiva que tiene marcados paralelismos con el fenómeno fan detrás de Apple.

Hubo incluso quien hizo 10 horas de autobús para poder tocar en persona un móvil que se venderá en las tiendas en unas semanas por menos de 250 euros. La estampa parece una locura, pero tiene mucho en común con las enormes colas que se forman cada vez que se abre una tienda oficial de Xiaomi a lo largo y ancho de la geografía española, que cuenta con varios clubs de fans autorizados y decenas de miles de "Mi Fans".

Leer más: Lei Jun, CEO de Xiaomi: la curiosa historia de éxito del 'Steve Jobs chino' que reniega de su apodo

Los números de Xiaomi sorprenden a cualquiera porque en solo 8 años han conseguido convertirse en el cuarto mayor fabricante de smartphones del planeta, ya es número 3 en España y, entre otros hitos, han logrado alcanzar los 15.000 millones de dólares en ingresos globales en 7 años, un tiempo récord en comparación a lo que tardaron Google (9 años), Facebook (12 años), Alibaba (17 años), Tencent (17 años) o Apple (20 años).

La agilidad, clave para triunfar en un mercado que cambia continuamente

Datos que impresionan también en Silicon Valley, donde muchas empresas siguen muy de cerca los movimientos de Xiaomi, que no se encasilla como una empresa únicamente de hardware, sino que su modelo de negocio va mucho más allá y es, según uno de sus principales directivos, una de las cosas que podrían tomar las grandes tecnológicas de Estados Unidos del nuevo gigante chino.

Donovan Sung, director de producto y marketing de Xiaomi, fue una de las grandes estrellas del evento de lanzamiento del Xiaomi Mi A2 en Madrid. Lleva cuatro años en la empresa, a la que llegó después de trabajar durante diez años en Silicon Valley, en empresas como IBM, Microsoft, Google y YouTube o Spotify.

Leer más: Los 56 fantásticos de Xiaomi: millonarios con su salida a Bolsa

"En general Xiaomi es muy similar a las grandes compañías de Silicon Valley", reflexiona Sung durante un encuentro con periodistas europeos. "Es una compañía muy enfocada en el producto, incluso lo está nuestro CEO, que trabaja de cerca y sigue cada lanzamiento", subraya sobre Lei Jun, una figura desconocida en Occidente pero que cada vez más se relaciona con el genio que fue Steve Jobs.

"Nos movemos muy rápido, igual que otras empresas tecnológicas. Creo que es una relación en la que todos podemos aprender de todos", sentencia Sung. Xiaomi no solo se dedica a la venta de smartphones, sino que ha diversificado producto en un gigantesco portfolio que lo abarca casi todo, desde televisores a patinetes eléctricos pasando por cepillos de dientes o incluso mochilas y bolígrafos, muy valorados entre los 'Mi Fans'.

Un modelo de negocio diferente a lo habitual en Silicon Valley

Para Sung lo verdaderamente único de Xiaomi es su modelo de negocio, que se sustenta sobre tres pilares y que difiere notablemente a lo que hasta ahora ha caracterizado a las empresas de Silicon Valley y, en general, a las compañías líderes del mercado de los smartphones.

Por supuesto parte de ese modelo de negocio gira alrededor del hardware, que incluye a los teléfonos móviles, pero la compañía además se enfoca en el negocio del comercio electrónico y, sobre todo, en los servicios por Internet, que a día de hoy apenas representan un 8% de los ingresos de Xiaomi pero que crecen de manera exponencial con el objetivo de convertirse en el principal activo de la compañía.

"La idea es, en primer lugar, conseguir que los consumidores utilicen tus teléfonos y conozcan la marca vendiéndoles tu producto por un pelín más de lo que cuesta hacerlo, y después, impresionarlos con su calidad a un precio tan bajo. Una vez hayas conseguido una comunidad, puedes ofrecer servicios premium a esa base de usuarios", explicaba hace unas semanas a Business Insider España el analista senior en Investing.com Clement Thibault.

Leer más: Los secretos de Xiaomi, el gigante chino que aspira a convertirse en el gran rival de Apple

Ese modelo de servicios basados en Internet todavía no ha llegado a España ni parece que lo hará a corto plazo, pero acabará llegando. El espejo es India, donde Xiaomi es número uno de mercado después de algo más de tres años en el mercado. Allí en los últimos meses se ha lanzado Mi Music y Mi Video, dos aplicaciones que van preinstaladas en los dispositivos dentro de la venerada capa de personalización de Xiaomi (MIUI) y que ofrecen servicios al estilo de Spotify o Netflix, pero con precios ultraeconómicos.

Xiaomi también ha lanzado en India otro servicio, Mi Credit, a través del que sus usuarios pueden pedir créditos personales instantáneos de entre 15 y 1.500 euros en menos de 10 minutos a través del teléfono móvil. Claro que la traslación a España de este modelo de negocio no tiene por qué implicar la llegada de estos servicios, sino que podrían ser otros.

La clave está en monetizar el uso de sus teléfonos móviles no únicamente en la compra sino en su uso diario.

Pasión y sinceridad

Por eso Xiaomi se define como una "empresa de internet" más que como una compañía dedicada al hardware, de ahí que su reciente salida a Bolsa haya acaparado tantos titulares y expectación mundial, ya que se le compara no solo con Apple (que cada vez está también más enfocada en los servicios) sino con gigantes tecnológicos de la talla de Google o Microsoft.

¿Y qué es lo que más diferencia a Xiaomi de las grandes empresas de Silicon Valley? "Existen dos valores muy preciados en Xiaomi: pasión y sinceridad. Tenemos una enorme pasión por lo que hacemos, siempre buscamos fabricar el mejor producto posible y damos lo mejor de nosotros mismos para hacerlo", explica Sung.

"Además somos honestos y queremos vender el mejor producto al precio más barato posible. Creo que es algo que valoran nuestros consumidores y que no hacen todas las compañías", sentencia Sung. Esa filosofía ha llevado a sus móviles a convertirse en los más deseados y mejor valorados por el boca a oreja del público, que aclama su relación calidad precio.

Te puede interesar