Pasar al contenido principal

Quién es Marie Kondo: la gurú del orden que quiere que alcances la felicidad organizando tu casa

Quién es Marie Kondo
Marie Kondo en su serie en Netflix. Netflix
  • Marie Kondo se ha convertido en la coach del momento en materia de organización y orden del hogar.
  • Su particular método KonMari se basa en desprenderse de todo aquello que no encienda nuestra felicidad.
  • Marie Kondo, autora de cuatro best sellers que han vendido millones de copias en todo el mundo, protagoniza ahora ¡A ordenar con Kondo! la nueva serie de Netflix donde enseña su método a personas con problemas de organización en sus casas.

Salvo que vivas en una cueva —o no tengas ni Netflix ni redes sociales que hoy en día viene a ser lo mismo— seguramente te habrás preguntado recientemente quién es Marie Kondo, la coach del momento en temas de organización y limpieza de la que todo el mundo está hablando.

Su fama no es reciente, Kondo ya saltaba al estrellato hace unos años con la publicación de un libro en el que explicaba su método propio de organización. Tras ello, varios títulos más, vídeos en Youtube y apariciones en las principales medios internacionales la fueron encumbrando. Pero ahora, ¡A ordenar con Kondo! la nueva serie de Netflix en la que Kondo ayuda a personas a poner orden en sus casas ha hecho que nadie pueda dejar de hablar de ella.

Pero esta japonesa obsesionada con el orden y la limpieza no soñó nunca con ser una estrella televisiva. Su fama se debe más bien a una consecuencia natural de la obsesión que ya de niña Kondo mostró por la limpieza y la organización.

Una vida dedicada al orden

Desde pequeña se aficionó a las revistas femeninas de su madre donde buscaba métodos y consejos de ordenación que posteriormente ponía en práctica en su casa. Según el perfil elaborado por The New York Times, tal pasión hizo que Kondo pasara su 18 años en la Biblioteca nacional de Japón disfrutando de su "gran colección de libros de ordenación, limpieza y organización". Si no lo había hecho antes, es porque el edificio no permitía la entrada a menores.

A los 19 años Kondo comenzó a ganar su primer salario gracias a la pasión del orden. Mientras estudiaba sociología en la la Universidad Cristiana de la Mujer de Tokio, sus amigos empezaron a ofrecerle dinero por servicios de limpieza.

Leer más: 5 consejos de organización para personas que odian organizar

En aquella época, la hoy convertida en coach de fama mundial se topó con el libro Mujeres con Trastorno por Déficit de Atención, de Sari Solden donde se hablaba del problema de muchas mujeres que con este síndrome no conseguían mantener el orden en sus hogares. Fue entonces cuando Kondo comenzó a interesarse por la idea que más tarde desembocaría en el Método Kondo: “poner en orden tu casa significa poner en orden tu vida”.

Una vez terminados sus estudios Kondo comenzó a trabajar en una compañía de contratación de personas, dejando las tareas de limpieza para sus ratos libres. Finalmente guiada por su pasión, Marie Kondo se decidió a abandonar su empleo para dedicarse a tiempo completo a los servicios de organización de hogares lo que con el tiempo desembocaría en la creación de KonMari Media, Inc.

El negocio funcionaba y conseguir sus servicios en Japón empezaban a conllevar una lista de meses de espera. Fue entonces cuando uno de sus clientes le sugirió a Kondo la posibilidad de escribir un libro con sus consejos que la gente pudiera consultar mientras esperaban a ser atendidos por ella.

Fue así como en 2011 veía la luz La magia del orden, el primero de los cuatro títulos publicados por Kondo sobre el arte de organizar, hoy convertidos en best sellers con casi cuatro millones de copias vendidas y traducidos a más de 30 idiomas. El fenómeno literario llegaba a las librerías españolas en 2015, año en el que Marie Kondo era incluía como una de las 100 personas más relevantes por la revista Time.

Cómo funciona el método KonMari

Marie Kondo no almacena, ordena. Puede parecer lo mismo, pero cualquiera que haya entrado en su filosofía sabe que no lo es. No se trata de encontrar un lugar o forma de mantener apiladas nuestras cosas. Se trata de saber qué es lo que realmente necesitamos y deshacernos de todo lo demás. Podría decirse que Kondo es la estrella de tirar cosas a la basura.

Y para saber correctamente que es lo que no necesitamos en nuestras vidas hay que ir al verdadero corazón de esta metodología: solo quédate con lo que te haga feliz.

Para esta gurú japonesa del orden, organizar una casa no es otra cosa que ordenar nuestra vida y nuestro pasado para poder ser más felices. "Cuando experimentes lo que es tener una casa realmente ordenada, sentirás cómo se ilumina todo tu mundo” declaraba en una entrevista a Verne.

Leer más: 13 trucos para organizar tu espacio de trabajo que pueden disparar tu productividad

De esta forma el método utilizado por Kodo puede resumirse en  los siguientes pasos:

  • Imagina tu estilo de vida ideal y comprométete a poner orden hasta conseguirlo.
  • Para ello no empieces por espacios sino por categorías: es decir, no inicies la limpieza del salón o la cocina, comienza por los libros o por los utensilios de cocina...
  • Quédate solo con los elementos que merecen la pena, para ello pregúntate si un objeto enciende tu alegría.
  • Antes de deshacerte de un objeto agradécele sus servicios en tu vida.

Una metodología de orden que se ha convertido más en una filosofía o en una terapia para conseguir la felicidad y que cuenta ya con una legión de devotos en todo el mundo. Se llaman a sí mismos Konverts, y aseguran que gracias a seguir este método de organización han cambiado sus vidas.

¡A ordenar con Kondo!, el nuevo fenómeno de Netflix

Y un filón así no podía pasar desapercibido para Netflix. La plataforma de streaming más famosa se suma así a la fiebre por programas de decoración y compras de casa más propios del Divinity con un reality en el que por supuesto Kondo no acude a casas muy normales.

¡A ordenar con Marie Kondo! cuenta con una primera temporada de ocho capítulos donde a través de las casas que la especialista visita el espectador comienza a familiarizarse con su famoso método de ordenar. Pero por supuesto ahí no queda todo. Las casas visitadas por Kondo parecen habitadas por inquilinos que rozan el Diógenes y a los que por supuesto deshacerse de las cosas no resulta nada sencillo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

@frmheadtotoe in the middle of the tidying process! Looks like she’s going to make great progress ✨ Shoutout to Tiffany @thetidyteacher, who is a certified KonMari Consultant working with her!! ⠀ ⠀ She says: ⠀ “Never been prouder of my mess 🙃⠀ Maybe this is a clear sign of nesting but it felt SO GOOD to finally go through my entire wardrobe and clear out the old…My body has gone through a myriad of changes and this time around I want to be in a place where I can embrace the rush of the roller coaster without being afraid of my hat falling off. Even though it’s an overwhelming process seeing the sheer quantity of all my stuff, it’s also a therapeutic reminder that it needs to be a daily habit to hold close what sparks joy and let go of what burdens us, especially through times of change. Being intentional about what we keep and release is also a form of self care. 🤗” Photo by @frmheadtotoe.

Una publicación compartida de Marie Kondo (@mariekondo) el

Y es que para Kondo no existe nada que no pueda ser tirado a la basura. Ni objetos caros, manualidades hechas por hijos, o recuerdos del pasado están libres de ser eliminados. Por lo que es fácil imaginar el espectáculo que se desarrolla en cada capítulo. Entre las medidas más polémicas de Kondo, su recomendación de no tener en casa más de 30 libros.

En una época en la que cambiamos de iPhone cada año, y en la que las temporadas de ropa cada vez duran menos, acumular objetos se ha vuelto casi en un acto normal de cada uno de nosotros. Algo que explica en parte este fenómeno que a pocos ha dejado indiferentes y que asegura poder alcanzar la felicidad a través del orden.

Si estás pensando en introducirte en el minimalismo de Kondo, ya sabes, si algo no enciende tu felicidad, dale las gracias y deshazte de ello. La pregunta pendiente, si también es aplicable a personas.

Te puede interesar