Pasar al contenido principal

Quién gana con la OPA de MásMóvil: estos son los empresarios que han visto en ella una oportunidad

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger.
El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger. Europa Press

  • La opa de KKR, Cinven y Providence sobre MásMóvil ha sido aceptada por más de la mitad de los accionistas, es decir, los inversores pagarán 22,5 euros por acción.
  • Desde que la compañía amarilla saliera a bolsa, distintas familias pertenecientes a grupos empresariales y fondos de capital riesgo han visto en ella una oportunidad para ganar dinero.
  • Meinrad Spenger, Josep María Echarri, los Ybarra, José Eulalio Poza y los Domínguez de Gor son algunos de los nombres que ganan con la operación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ya se puede afirmar con toda seguridad que la opa de KKR, Cinven y Providence sobre MásMóvil será un éxito. Su oferta ha sido aceptada por más de la mitad de los accionistas, lo que se traduce en que los inversores pagarán 22,5 euros por acción (la oferta valora a la operadora en 3.000 millones de euros) y se harán con el control de la cuarta firma del mercado de las telecomunicaciones en España. En el otro lado están quienes llevan tiempo frotándose las manos a la espera de una oportunidad como esta: vender los títulos que un día compraron y ganar con el canje una plusvalía más que suculenta.

Leer más: Por qué la OPA de MásMóvil puede ser una oportunidad para Euskaltel, según su CEO

Desde que la compañía amarilla saliera a bolsa, distintas familias pertenecientes a grupos empresariales y fondos de capital riesgo han visto en ella una oportunidad para ganar dinero. MásMóvil no ha repartido ni un solo euro de dividendo desde que cotiza, pero su evolución bursátil ha sido una razón de peso más que suficiente para apostar por el proyecto. Así, estos son los nombres de quienes ganan con la operación. 

Meinrad Spenger 

Meini, como se le conoce amistosamente, nació en 1975 en Knittelfeld (Austria) y creció en un pueblo de 1.200 habitantes. Su éxito llega tras más de una década robando clientes insatisfechos de los tres grandes operadores y consolidándose como alternativa a ellos tras sacar la chequera con compras a otros pequeños como Yoigo, Llamaya, Hits Mobile y Lebara. Aunque ya ha hecho caja en anteriores ocasiones con los títulos de la operadora, Spenger todavía tiene mucho que ganar con la opa de KKR, Cinven y Providence. Según los registros de la CNMV, mantiene un pequeño paquete de títulos, por lo que podrá multiplicar sus ganancias con la venta. El consejero delegado de MásMóvil desde su fundación reconoce que no tiene acciones de ninguna otra cotizada y que cree en el proyecto porque seguirá al frente después de más de una década y pese al cambio de titularidad. 

Los Ybarra 

Representados por el vehículo inversor Onchena y con el 13% de la compañía, se encuentra una de las sagas más reconocidas de la burguesía vasca. Su máxima representante es Carmen Ybarra, hija de Fernando de Ybarra y López Dóriga, el primo del antiguo presidente de BBVA, Emilio Ybarra. Y su plusvalía en MásMóvil se cuenta por cientos de millones de euros (aproximadamente 130 millones). La familia tiene parte de su patrimonio invertido en bolsa, con participaciones en otras cotizadas, como el grupo de comunicación Vocento o Viscofan, líder en la comercialización de envolturas para productos cárnicos.

Josep Maria Echarri 

Se le conoce como el cerebro de la compañía y por ser uno de los artífices de esta opa que tiene como objetivo dar un salto para mirar cara a cara a las grandes del sector. Licenciado en Economía por la Universidad de Barcelona, Echarri representa al fondo Inveready, uno de los accionistas con más peso en las decisiones del grupo. Se trata de un hombre muy querido en la casa, donde le consideran un as con los números y el enlace clave en las conversaciones con los fondos de capital riesgo.

Los Domínguez de Gor

Han sido la gran incógnita durante este tiempo en la compañía. Llegaron pronto al corazón de MásMóvil, convirtiéndose en los segundos accionistas, pero no fue hasta el pasado año cuando entraron a formar parte del consejo de administración, representados por Rafael Domínez Maza. La plusvalía de la familia malagueña también se cuenta por millones de euros, pero han tensado la cuerda hasta el último momento de vender en la opa. Fuentes del mercado aseguraron en junio a este medio que los Domínguez de Gor venderían su participación en MásMóvil al consorcio de inversores extranjeros. Finalmente han aceptado, pero lo han hecho a regañadientes, criticando el precio de la oferta porque, en su opinión, no se correspondía con el valor real de la compañía. La familia conocida por ser la saga propietaria de la marca de ropa infantil Mayoral lleva años moviendo su capital en cotizadas. Desde 2016 ha dejado de invertir desde sus sicavs –clausuró Patton y Wilmington– para hacerlo desde la patrimonial Indumenta Pueri. Al igual que los Ybarra, MásMóvil no es su única apuesta, pues también han depositado su confianza y capital en Adolfo Domínguez, donde ya son los cuartos mayores accionistas, por detrás del propio empresario gallego, la familia catalana Puig y los valencianos Noguera.

José Eulalio Poza 

Es el primer ejecutivo de la teleco y el primer accionista a título individual, pero mantiene un perfil discreto. Con casi el 5% de la compañía, José Eulalio Poza venderá sus títulos por cerca de 150 millones de euros, aunque se ha comprometido a reinvertir una parte de la plusvalía. Los primeros pasos de este guipuzcuano en la bolsa españos fueron en Ibercom, una compañía de telecomunicaciones vasca que empezó a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para más tarde fusionarse con MásMóvil. Poza, una persona a la que le gusta vivir alejada de los focos, ha visto todo el recorrido del proyecto, desde su consolidación como el cuarto operador en España hasta su llegada al IBEX, donde la empresa ha querido hacerse hueco entre las grandes cotizadas españolas.

KKR, Cinven y Providence 

Los tres fondos de capital riesgo están dispuestos a desembolsar 2.960 millones, sin contar la deuda de la compañía. La operación ha contado con el asesoramiento de los mayores bancos de inversión y tiene como objetivo último excluir a la opada de cotización, como ya hiciera hace un año la propia KKR con Telepizza. Por otro lado, Cinven y Providence ya saben lo que es cerrar operaciones exitosas en el mundo telco. El primero vendió la cablera Ufinet, en 2018, por aproximadamente 2.000 millones de euros (la cifra nunca se confirmó) y el segundo cerró la venta exitosa de Ono a Vodafone en España cuatro años antes, en 2014, por 7.200 millones de euros.

 

 Artículo original de Economía Digital

Y además