El chaleco antibalas fue creado por un repartidor de pizzas que estaba cansado de que le atracasen y robasen

Chaleco antibalas.
MishaBeliy

Getty Images

Puede que nunca te hayas parado a pensar en cómo se inventó el chaleco antibalas. Probablemente ahora se te pase por la cabeza que fue creado por los militares o la policía.

Por muy sorprendente que parezca, el chaleco antibalas fue creado por un simple pizzero. ¿El motivo? Para protegerse de ladrones.

El 21 de julio 1969, la misma noche en la que el Apolo 11 volvía de la Luna, Richard Davis, un pizzero de Detroit que había servido anteriormente en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, se encontraba repartiendo 2 pizzas de jamón y pepperoni cuando se dio cuenta de que la dirección marcada conducía a un oscuro callejón.

Un mando militar británico alerta: la incertidumbre y angustia global derivada del coronavirus podrían desembocar en la Tercera Guerra Mundial.

Allí fue atracado a punta de pistola. Estaba todo planeado.

Pero la cosa no quedó ahí, pues unas semanas más tarde recibió el mismo pedido con la misma dirección, así que decidió tomar cartas en el asunto e ir preparado con una pistola.

Efectivamente, se trataba de los mismos ladrones, por lo que Davis contraatacó y acabó recibiendo varios disparos en la pierna y uno muy cerca de la sien, lo que le dejó en el hospital durante varias semanas.

En ese período, su pizzería fue completamente destruida en un incendio, quedándose con solo 70 dólares en el bolsillo. Estaba arruinado.

Todo lo que debes saber sobre la presentación en directo del chip cerebral con IA de Neuralink que, según Elon Musk, algún día curará la parálisis y permitirá la telepatía.

Esto le hizo reflexionar sobre la poca protección existente frente a las armas de fuego, así que ideó un dispositivo de defensa capaz de frenar las balas.

Aunque es verdad que las armaduras corporales han existido siempre, con la llegada de la pólvora las defensas existentes no eran lo suficientemente efectivas.

Con las correas de los cinturones de los coches y un rollo de nylon, Davis estableció su primer prototipo de chaleco antibalas y, para probarlo, decidió demostrarlo pegándose hasta 190 tiros a sí mismo en el pecho frente al cuerpo de policía, quien recibió muy bien este nuevo invento.

Ommatidia, la empresa que utiliza tecnología inspirada en los ojos de las abejas para mejorar las imágenes 3D con que funcionan los coches autónomos.

Sin embargo, el hombre se enteró de que DuPont Co. Labs había creado un nuevo material para neumáticos mucho más resistente y flexible llamado Kevlar, así que en 1974 patentó un segundo diseño con este componente.

Incluso creó su propia empresa llamada Second Chance Body Armour, que acabó facturando más de 50 millones de dólares al año hasta 1998, cuando introdujo un nuevo modelo hecho de Zylon que no tuvo éxito alguno.

Aunque la empresa ya no pertenezca a Davis, ahora es propiedad de BAE Systems, este hombre consiguió crear la primera defensa corporal eficaz contra las armas de fuego, salvando miles y miles de vidas en todo el mundo. 

Otros artículos interesantes:

Ommatidia, la empresa que utiliza tecnología inspirada en los ojos de las abejas para mejorar las imágenes 3D con que funcionan los coches autónomos

Todo lo que debes saber sobre la presentación en directo del chip cerebral con IA de Neuralink que, según Elon Musk, algún día curará la parálisis y permitirá la telepatía

Un mando militar británico alerta: la incertidumbre y angustia global derivada del coronavirus podrían desembocar en la Tercera Guerra Mundial

Te recomendamos