El ingeniero estrella de Amazon se ha convertido en uno de los líderes más poderosos de la compañía: así ha ascendido hasta ser el confidente técnico del nuevo CEO, Andy Jassy

James Hamilton en su barco, en 2013.
James Hamilton en su barco, en 2013.

Kent Nishimura

  • El ingeniero insigne de Amazon, James Hamilton, ha conseguido un puesto más importante tras la toma de control de Andy Jassy como CEO.
  • Hamilton vivió en un barco durante años, pero ha comprado un apartamento en Seattle recientemente, explican varias personas próximas al círculo del ingeniero a Business Insider.
  • Hamilton ha sido uno de los hombres de máxima confianza de Jassy e ingeniero consultor estrella durante años.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando el CEO de Amazon, Andy Jassy, se encargaba de dirigir el negocio de la nube de la empresa, Amazon Web Services, exigía a sus ejecutivos de mayor nivel que enviaran una planificación anual que incluía una lista de preguntas.

Los líderes tenían que exponer los retos para el año que entraba y compartir potenciales objetivos de compra. La pregunta más importante, sin embargo, era si el plan lo había revisado un ejecutivo en particular: el vicepresidente e ingeniero estrella, James Hamilton.

"Andy solo quería saber si James lo había revisado y dado su feedback", cuenta a Business Insider el exvicepresidente e ingeniero Peter Vosshall. "Andy se apoya mucho en los consejos de James y confía plenamente en él. Son una gran combinación".

A la sombra del éxito de Jassy en Amazon aparece la figura de Hamilton, un antiguo mecánico de coches con pelo largo que ha navegado en barco por el mundo. Hamilton ha trabajado al lado del nuevo CEO de Amazon durante más de una década, transformando AWS de una división de cloud computing novata hasta convertirse en una empresa global valorada en 60.000 millones de dólares que sustenta el crecimiento y rentabilidad de Amazon.

Ahora, con Jassy controlando todo Amazon, Hamilton ha sido llamado a filas para ocupar un rol más importante que le proporcionará una influencia significativa sobre el futuro de la compañía. Uno de los primeros movimientos de Jassy como CEO ha sido el ascenso de Hamilton al equipo senior de la empresa, un grupo de unas dos docenas de personas a cargo de la toma de decisiones en Amazon.

Así crecen Amazon y sus filiales en España: 6.800 millones de euros de inversión en 10 años y el objetivo de superar los 15.000 empleados en 2021

Jassy también ha añadido a Hamilton a la lista de gente que ha heredado del anterior CEO, Jeff Bezos, que tiene que enviarle informes directos. Hasta ahora ningún ingeniero insigne había trepado a tanta altura dentro del gigante de la logística e internet.

El ascenso de Hamilton en Amazon refleja la confianza que Jassy tiene desde hace tiempo en el excéntrico ingeniero. Desde que se uniera a Amazon en 2008, Hamilton ha estado involucrado en los proyectos más grandes de AWS, incluyendo la ofensiva por  personalizar gran parte de su infraestructura, como los centros de datos y los chips.

Y todo esto lo ha hecho mientras trabajaba desde su yate de 16 metros hecho a medida, el Dirona.

"He tenido un trabajo a jornada completa durante 30 años y también tengo un barco", explica Hamilton a Business Insider a través de un mail. "Lo único que es insólito es que hemos viajado por todo el mundo en un barco pequeño, pero ni siquiera eso es tan extraordinario".

Aquellos que conocen a Hamilton afirman que su promoción es merecida, no solo por su agudeza técnica, sino por un perfil bajo y comportamiento humilde que le hace accesible para los empleados de la base de Amazon e incluso para compañeros de otras empresas.

Ante la pregunta de Business Insider sobre este tema, Hamilton se quita mérito. "Gracias, pero no es un ascenso real para mí, solo tengo un poco más de responsabilidad", sostiene Hamilton en su email.

Un representante de Amazon, por otro lado, ha declinado comentar al respecto.

El ingeniero y vicepresidente de Amazon, James Hamilton.
El ingeniero y vicepresidente de Amazon, James Hamilton.

Amazon

Antes de unirse a Amazon en 2008, Hamilton trabajó en Microsoft e IBM durante más de 20 años, convirtiéndose en un líder respetado del mundo de la infraestructura de software.

Su investigación académica de 2007, "Sobre el diseño y el despliegue de los servicios de escalabilidad de internet", sigue siendo una lectura obligatoria de aquellos interesados en la construcción de servicios de nube a gran escala.

"Le veo como uno de los pocos visionarios reales de la industria. Cuenta con muchísimo respeto fuera de su propia compañía", apunta Amin Vahdat, un ejecutivo de alto nivel de Google que alaba el amplio conocimiento técnico y la naturaleza inclusiva de Hamilton.

Recientemente, Hamilton avaló la nominación a unos premios de uno de los compañeros de Vahdat en Google, pese a que trabaja en una empresa rival.

Más metido en la acción

Tras su ascenso, Hamilton tiene previsto adoptar un enfoque más práctico en Amazon

Después de años teletrabajando en su barco, navegando por todo el mundo, Hamilton ha comprado un apartamento en Seattle para poder trabajar más cerca de sus compañeros, de acuerdo a fuentes próximas a la situación que han pedido no ser identificadas en este reportaje.

"Es un gran paso para James tener un apartamento y estar dispuesto a quedarse", cuenta un antiguo ejecutivo de Amazon a Business Insider. "Es un gran compromiso para él".

El desafío para Hamilton será encontrar una forma rápida de integrarse en su nuevo rol y reconectar con sus compañeros después de tanto tiempo trabajando en remoto. Muchos empleados de Amazon veían a Hamilton en persona únicamente una vez al año, durante las reuniones de planificación operativas de mitad de año, detallan fuentes próximas a su trabajo.

Un documento filtrado de Amazon muestra el sueldo máximo que RRHH puede ofrecer a los programadores: 608.000 euros

Este factor es de particular importancia porque Amazon ha visto un gran incremento en las salidas de sus ejecutivos durante el último año, justo cuando Bezos dejaba su posición como CEO. Para Jassy, que no tiene la misma destreza técnica que Bezos, la presencia de Hamilton es vital, sobre todo después de que el vicepresidente senior de AWS y parte clave del equipo, Charlie Bell, anunciara su salida.

Aun así, fuentes cercanas a Hamilton afirman que la transición será relativamente fácil, puesto que siempre se le ha conocido por su accesibilidad y respuestas rápidas a los emails. 

Añadir a Hamilton a una cadena de emails donde adjuntaban borradores de documentos de planificación antes de grandes presentaciones era una práctica extendida entre los ejecutivos de AWS. Y de acuerdo a Tim Bray, antiguo vicepresidente e ingeniero de la empresa, Hamilton siempre respondía con una lista de preguntas y comentarios.

"Cuando hablas de James tienes que poner énfasis en la J, y todo el mundo sabe de quién hablas", defiende Bray.

James Hamilton BI

Kent Nishimura

Mantener la temperatura a raya

Hamilton es popular por su trabajo supervisando la enorme red de centros de datos de Amazon, que dan vida a los servicios de computación en la nube de AWS.

Quienes han trabajado con Hamilton argumentan que estaba profundamente centrado en la eficiencia energética de los centros de datos, y en cómo reducir los gastos computacionales —lo que derivaría en servicios más baratos para los clientes—.

Una parte de este enfoque incluía construir servidores y chips personalizados, pero también el activismo por mantener los centros de datos en funcionamiento a una mayor temperatura que otras empresas. De esta manera, se reducen los gastos de refrigeración, que es uno de los gastos principales de las operaciones de un centro de datos, explica Vosshall.

"James retó a la sabiduría popular que aseguraba que los centros de datos tienen que estar en funcionamiento a temperaturas más bajas para prevenir fallos", cuenta Vosshall-

Esta eficiencia de costes ha contribuido al balance final de Amazon. La compañía reveló en su último informe anual que había conseguido un incremento anual de beneficios de 2.000 millones de dólares debido a "mejoras continuas en el diseño de nuestro hardware, software y de nuestros centros de datos".

Un escuadrón de geeks de la casa

El ascenso de Hamilton  hace que se vuelva a prestar atención a la comunidad de ingenieros insignes de Amazon, que a menudo trabajan de forma individual, sin responsabilidades de gestión, pero ejerciendo una función de facto como directores técnicos de los proyectos en los que trabajan.

Este grupo de unas dos docenas de los ingenieros más senior de la empresa se erige en una suerte de escuadrón geek de la casa que diagnostica los problemas técnicos más urgentes  a los que hace frente la empresa.

Son los contribuyentes técnicos más senior de cada equipo, o a veces de varios equipos, y al final son las personas responsables de la calidad tecnológica de las áreas que supervisan", señala Vosshall. Vosshall se convirtió en el primer ingeniero insigne de Amazon en 2008 y fue el portavoz del grupo hasta su salida el año pasado.

Hamilton es el primer miembro de ese grupo que se ha unido al equipo senior llamado S-team y al grupo de ejecutivos que envía informes directos al CEO de Amazon. 

La decisión de Jassy de incluir a Hamilton supone un cambio notable sobre la forma en que Bezos manejaba esta comunidad, cuentan distintas fuentes cercanas a la situación. Bezos rara vez interactuaba con el grupo y nunca aceptó las invitaciones para que hablara en un retiro de la empresa, aseguran las fuentes.

Una de ellas sostiene que Bezos, que es ingeniero informático, confiaba en su propio juicio técnico por encima de todo. "No recuerdo que Bezos pidiera consejo a este grupo de ingenieros", defiende la fuente. "Creo que confiaba en sus habilidades técnicas por encima de todo, sin ayuda".

Hamilton también fue el primer ingeniero de este grupo que llegó a Amazon desde otra empresa. Y pese a que no era un miembro activo del mismo porque siempre estaba navegando, Hamilton era cercano y le precedía la fama de tener la bandeja de mensajes no leídos de su email siempre en cero.

Para convertirse en un ingeniero insige de Amazon, equivalente a una posición de vicepresidente, tienes que empezar en una posición de director ingeniero.

Andy Jassy, CEO de Amazon, comparte cómo su infancia y su amor por el tenis moldearon su exigente estilo de liderazgo

Los directores ingenieros, que en estos momentos son unas 1.000 personas, también contribuyen de forma individual a proyectos, tienen poca responsabilidad de gestión, y tienden a saltar de problema en problema de la compañía.

Además, se toman su trabajo muy en serio y aseguran que sienten un "orgullo natural" por ser parte del grupo, ya que ejecutivos seniors, incluyendo a Jassy, valoran sus aportaciones. Dado que Hamilton trabajará codo con codo con Jassy, el grupo de ingenieros tanto directores como insignes tienen la esperanza de que su influencia en Amazon crecerá.

"James ha conseguido él solito mejorar la calidad de la ingeniería en todo lo que hacía AWS, desde la refrigeración de los centros de datos, la expansión de la red o el almacenamiento de datos", argumenta un ingeniero insigne.

"Creo que el hecho de que Jassy vaya a apoyarse en expertos técnicos para escuchar sus consejos es saludables, porque a este nivel es imposible saberlo todo o meterse en algo de lleno".

Este artículo fue publicado originalmente por BI Prime.

Otros artículos interesantes:

El primer correo electrónico de Andy Jassy a sus empleados como CEO de Amazon es una clase magistral de redacción de mensajes

Estos son los 13 empleados de Amazon que tienen más poder tras el nombramiento de Andy Jassy como CEO

Andy Jassy puede ampliar aún más el rally de Amazon en la bolsa: su apuesta por los contenidos y el negocio de la nube ofrecen un crecimiento aún desconocido

Te recomendamos

Y además