Un genetista alemán dice que quien no quiera vacunarse contra el coronavirus debería renunciar a recibir asistencia en caso de enfermar gravemente

Una unidad de cuidados intensivos en un hospital de Wuhan durante la pandemia del coronavirus

China Daily via REUTERS

  • Las personas que rechazan ponerse la vacuna no deberían recibir atención sanitaria si enferman de coronavirus, según Wolfram Henn, genetista y miembro del Consejo de Ética de Alemania. 
  • En esas provocadoras declaraciones, el científico busca apelar a la responsabilidad personal, asegurando que las vacunas son seguras.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las personas que rechazan ponerse la vacuna no deberían recibir atención sanitaria si enferman de coronavirus. Así se ha pronunciado Wolfram Henn, genetista y miembro del Consejo de Ética de Alemania, en declaraciones al diario alemán Bild. 

Henn asegura que los que no quieren vacunarse están apostando por dejar la protección frente al virus en hombros de los demás, por lo que deberían también decir: "Quiero, si enfermo, dejar mi cama de cuidados intensivos y mi ventilador a otro". 

El Consejo de Ética, compuesto por 26 miembros, ha sido el encargado de elaborar la estrategia de vacunación junto con científicos del Instituto Leopoldina y el Instituto Robert Koch (RKI), responsable del control y la prevención de enfermedades infecciosas, en noviembre.

AstraZeneca y J&J se resisten a quedarse atrás en la carrera por la vacuna: reivindican que sus dosis serán más fáciles de distribuir aunque tarden más tiempo en ser aprobadas

Precisamente por eso, Henn ha querido puntualizar que sus declaraciones son una opinión personal y que, más que ser tomadas de forma literal, quieren ser provocadoras y apelar a la responsabilidad personal, recordando que la inacción tienen consecuencias.

Wolfram Henn

Consejo de Ética 

Las declaraciones de Henn han causado mucha polémica en el país, que, como todos los gobiernos que esperan recibir ahora las vacunas, se prepara para inmunizar su población contra el virus haciendo frente a una gran oleada de escepticismo. 

Como la mayoría de países que han preparado un plan de vacunación, Alemania no obligará a los ciudadanos a recibir las dosis, lo que deja a elección de la población si inmunizarse o no y podría frustrar los planes de alcanzar la inmunidad de rebaño necesaria para frenar la pandemia. 

Los países ricos esperan tener a su población completamente vacunada en 2021: quiénes tienen más dosis aseguradas

En España, por ejemplo, en torno a la mitad de los españoles se muestran reacios a vacunarse. Las principales razones por las que la población dice que no se pondría la vacuna son: “Puede tener riesgos para mi salud” (59%); “me pondría una segunda o tercera, no la primera” (37%) y “creo que no será eficaz” (16%).

Wolfram Henn reconoce que las dudas en relación con las vacunas son comprensibles y justificadas, pero señala que hay que fiarse de "la gente que realmente sabe lo que hace" y asegura que la investigación se ha acelerado, "pero no a expensas de la seguridad".

Otros artículos interesantes:

Así se asoció el gigante farmacéutico Pfizer con una biotecnológica desconocida para desarrollar una vacuna eficaz contra el coronavirus en tiempo récord

El desarrollo de las vacunas españolas contra el coronavirus podría frenarse con la aprobación de las internacionales, pero los investigadores tienen confianza en que saldrán adelante

La primera vacuna aprobada contra el coronavirus inicia el proceso de inmunización de la población: estas son las preguntas sobre su eficacia que todavía no tienen respuesta

Te recomendamos

Y además