El CEO de Moderna espera que su vacuna se empiece a administrar el 21 de diciembre: estos son los países y colectivos que la recibirán primero y los desafíos a los que se enfrenta la compañía

Científicos trabajando en el laboratorio de Moderna
Científicos trabajando en el laboratorio de Moderna
Reuters
  • Moderna acaba de anunciar que solicitará la aprobación de su vacuna experimental contra el coronavirus tras revelar nuevos datos que confirman que su candidato tiene una eficacia del 94,1% a la hora de prevenir los contagios de coronavirus.
  • El CEO de la compañía, Stéphane Bancel, cree que las primeras vacunas podrán empezar a administrarse el 21 de diciembre si todo va bien y el candidato es aprobado en el tiempo previsto.
  • Sin embargo, eso no quiere decir que España vaya a estar vacunando a personas en Navidad con estas vacunas.
  • Estos son los países y colectivos que recibirán primero la vacuna de Moderna y los desafíos a los que se enfrenta la compañía. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Moderna acaba de anunciar que solicitará la aprobación de su vacuna experimental contra el coronavirus tras revelar nuevos datos que confirman que su candidato tiene una eficacia del 94,1% a la hora de prevenir los contagios de coronavirus. 

En un comunicado, la biotecnológica ha asegurado que el análisis de eficacia primaria del estudio de fase 3, en el que participaron 30.000 personas, ha contado con 196 casos de COVID-19, de los cuales 30 casos fueron graves.

De ellos, 185 casos de COVID-19 provenían del grupo de placebo, es decir, de los que no habían recibido la vacuna. Además, ninguno de los casos graves había sido vacunado, por lo que la farmacéutica asegura que tiene una eficacia del 100% a la hora de prevenir casos severos. 

Los datos del estudio ya están siendo revisados por las agencias reguladoras de muchos países y la compañía ha asegurado que solicitará la autorización de emergencia para poder empezar a comercializar cuánto antes. 

El CEO de la compañía, Stéphane Bancel, cree que las primeras vacunas podrán empezar a administrarse el 21 de diciembre si todo va bien y el candidato es aprobado en el tiempo previsto. 

Sin embargo, eso no quiere decir que España vaya a estar vacunando a personas en Navidad con estas vacunas. 

Aunque nuestro país tiene garantizadas dosis de la vacuna de Moderna gracias a la compra centralizada de la Unión Europea, las dosis limitadas y los planes de priorización hacen que la vacuna no vaya a ser accesible de forma masiva durante mucho tiempo. 

España ya tiene el plan de vacunación contra el coronavirus: así se hará en otros países

Estos son quiénes lo recibirán primero 

Estados Unidos podría ser el único país en recibir la vacuna de Moderna en 2020 

Estos son los principales países que tienen reservados dosis de la vacuna de Moderna. 

  • Estados Unidos: 100 millones de dosis.
  • Unión Europea: 160 millones de dosis (a España le corresponde el 10).  
  • Reino Unido: 7 millones de dosis. 
  • Canadá: 56 millones de dosis. 
  • Japón: 50 millones de dosis.

De todos ellos, Estados Unidos es el que más posibilidades tiene de empezar a administrar la vacuna en 2020 si realmente llega a ser aprobada este año. 

Moderna ha adelantado que espera tener 20 millones de dosis disponibles para Estados Unidos antes de que finalice el año. 

Un análisis de Goldman Sachs recogido por la CNBC ha hecho una estimación de cuándo serán aprobadas las principales vacunas en las distintas partes del mundo y confirma que Estados Unidos será el primer país en empezar a vacunar en diciembre. 

Según sus predicciones, los países autorizarían a las principales vacunas —Pfizer también ha solicitado la autorización de emergencia— a finales de año. 

Contando con los demás acuerdos que han adquirido, Reino Unido vacunaría a la mitad de su población en marzo mientras que la Unión Europea, Japón y Australia alcanzarían este nivel de inmunización en mayo. 

Todo lo que debes saber sobre la vacuna del coronavirus de Moderna: quién está detrás, cuándo se aprobará, ventajas e inconvenientes

Todos los países han establecido un plan de vacunación que prioriza a algunos colectivos 

Teniendo en cuenta que la vacuna de Moderna requiere dos dosis, Estados Unidos podrá vacunar en torno a 10 millones de personas con las dosis que la compañía espera tener disponibles para finales de año. 

Todos los países cuentan con que la capacidad de fabricación de las compañías irá aumentando y, de hecho, Moderna ha asegurado que espera ser capaz de fabricar entre 500 millones y 1.000 millones de dosis a nivel mundial en 2021.

Mientras esos suministros llegan, los planes de vacunación de los países han previsto la priorización de algunos colectivos. 

En Estados Unidos los primeros en recibir la vacuna serán los profesionales sanitarios, trabajadores esenciales, pacientes en riesgo de sufrir un cuadro grave en caso de contraer la enfermedad y las personas mayores de 65 años. 

Así lo establecen los CDC, que están haciendo recomendaciones basándose en la información del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP)

En España, las primeras dosis que lleguen irán destinadas a los profesionales y residentes de centros de mayores, a las personas dependientes y a los profesionales sanitarios, según explicó el ministro Salvador Illa, que cuenta con empezar a vacunar en enero. 

El propio CEO de Moderna ha señalado que su vacuna tendrá mayor impacto si se administra a las personas con mayor riesgo de contraer el SARS-CoV-2: "Dénsela a los profesionales de la salud, dénsela a los ancianos, dénsela a las personas con diabetes, sobrepeso, enfermedades cardíacas", ha enumerado.

"¿A un joven sano de 25 años? Dale otra vacuna", ha advertido, según recoge Science.

Los expertos a cargo de la gestión de la pandemia valoran el potencial del big data en la salud

Moderna tendrá que superar los desafíos de fabricación para cumplir con sus objetivos 

La vacuna de Moderna tiene una ventaja frente a su rival Pfizer: su vacuna no necesita mantenerse a temperaturas de congelación tan bajas como las del candidato alemán, sino que puede permanecer estable durante un mes a temperaturas de refrigeración estándar. 

Sin embargo, eso no significa que la producción masiva de su vacuna (que además utiliza la pionera plataforma de ARN mensajero) esté exenta de obstáculos. 

De hecho, la biotecnológica se ha aliado con numerosos fabricantes internacionales para escalar su producción. Los laboratorios Rovi, en España, llevarán a cabo el proceso final de llenado y acabo de la vacuna, por ejemplo. 

En Japón, la compañía Takeda será la encargada de importar y distribuir la vacuna, mientras que en Suiza se ha asociado con el fabricante nacional Lonza para producir 400 millones de vacunas al año. 

El CEO de la compañía suiza, Albert Baehny, ha detallado a la CNBC los desafíos que supone una fabricación tan masiva. En primer lugar, el directivo ha señalado la inversión que requiere aumentar las líneas de producción para cumplir con los objetivos de fabricación de Moderna. 

"El segundo desafío es encontrar a la gente. Por cada línea de fabricación se necesitan 60-70 personas formadas. Hemos instalado cuatro líneas de fabricación, así que tienes que identificar y entrenar a estas personas", señala Baehnny. 

En total, Moderna ha recibido desde mayo más de 1.300 millones de dólares para construir su capacidad de producción. 

Los grupos prioritarios y las fases del plan de vacunación contra el coronavirus en España: mayores en residencias, sanitarios y dependientes recibirán las primeras dosis

La vacuna de la compañía estadounidense es una de las más caras 

La última desventaja de Moderna es su precio final. Desde el primer momento, la biotecnológica aseguró que no renunciaría a obtener beneficios de la vacuna contra el virus. 

La compañía cobrará a los gobiernos entre 21 y 31 euros por cada dosis, según ha explicado su CEO, Stéphane Bancel.

"Nuestra vacuna cuesta lo mismo que la de la gripe, que está entre 8 y 42 euros", ha asegurado Bancel, que añadió que el precio final dependerá de cuántas vacunas compre el gobierno en cuestión. 

"Es un precio justo, si pensamos en el alto coste que asume el sistema sanitario cuando una persona enferma gravemente de COVID-19", defiende. "No estamos interesados en conseguir el máximo beneficio".

Estos son los precios de los demás candidatos en comparación. 

  • AstraZeneca:  entre 2,5 euros y 3 euros cada dosis. 
  • Pfizer: En Estados Unidos se venderá a 16,50 euros cada dosis y a 15,50 euros en Europa. 
  • Johnson & Johnson: se desconoce su precio, aunque desde la compañía han asegurado que no serán más de no serán más de 10 dólares por vacuna (8,4 euros).
  • Novavax: basándose en el acuerdo con Estados Unidos, sus dosis tienen un precio de 16 dólares (13,48 euros). 
  • Sanofi y GSK: Olivier Bogillot, director de Sanofi Francia, declaró que la vacuna podría tener un coste inferior a 10 euros, según recoge Reuters. 
  • CureVac: la Unión Europea habría logrado cerrar un acuerdo para pagar 10 euros por las primeras dosis, un descuento de los 12 euros que había marcado la compañía, según Reuters.

LEER TAMBIÉN: La científica que ha desarrollado la vacuna de AstraZeneca es madre de trillizos y sus hijos han participado en el ensayo

LEER TAMBIÉN: Las ventajas de la vacuna de AstraZeneca: cuenta con datos preliminares sobre la eficacia en asintomáticos y está más preparada para los desafíos de la distribución

LEER TAMBIÉN: La carrera por la vacuna del coronavirus está lejos de tener un ganador claro pese a los primeros resultados: estas son las opciones de AstraZeneca y Johnson & Johnson

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música