Pasar al contenido principal

Quién será el presidente de la Comisión Europea tras las elecciones del 26 de mayo

Frans Timmermans, candidato del Partido Socialista Europeo a la presidencia de la Comisión Europea
Frans Timmermans, candidato del Partido Socialista Europeo a la presidencia de la Comisión Europea Parlamento Europeo
Superdomingo Electoral
  • Las elecciones al Parlamento determinan la elección del sustituto de Jean-Claude Juncker.
  • Las seis principales familias políticas europeas han presentado sus candidatos a presidir el ejecutivo comunitario.
  • El sistema actual está basado en el 'Spitzenkandidaten', o sistema de cabezas de lista.
  • Descubre más historias en Business Insider.

El sistema político actual en Europa puede explicarse tomando el ejemplo de España. Aunque existen diferencias notables, el funcionamiento es similar: los ciudadanos eligen a sus representantes parlamentarios que, en función de las mayorías que se obtengan, eligen a un determinado cabeza de lista que preside el ejecutivo.

No obstante, en el caso europeo hay que tener en cuenta una numerosa cantidad de variables distintas.

Las elecciones europeas designan a los 751 Europarlamentarios que ocupan los escaños de la cámara comunitaria. Es a partir de ahí cuando el modelo se complica.

Leer más: Elecciones Europeas: Así ha cambiado tu día a día el Parlamento Europeo en estos 5 años

En principio, según la normativa en vigor desde 2014, el Consejo Europeo, compuesto por los 28 jefes de gobierno de la Unión, "propondrá al Parlamento Europeo, por mayoría cualificada un candidato al cargo de Presidente de la Comisión". Esto sucederá después de que el Consejo mantenga "las consultas apropiadas".

Es decir, son Angela Merkel, Emmanuel Macron, Pedro Sánchez, Giuseppe Conte y el resto de jefes de gobierno europeos quienes proponen oficialmente el candidato para presidir la Comisión Europea.

Leer más: 9 claves de las elecciones generales de 2019 que han llevado a Pedro Sánchez a ser el más votado

En este punto, hay que tener en cuenta que el actual presidente, Jean-Claude Juncker, fue elegido por medio de este mecanismo. Hay que precisar que la elección del político luxemburgués, del Partido Popular Europeo, se produjo con el acuerdo de las dos grandes familias políticas europeas: su propio partido, y el Partido Socialista.

A quién se propone

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea
Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. Reuters

Este sistema está basado en que las seis grandes familias políticas europeas eligen un cabeza de lista, quien ocuparía la presidencia de la Comisión Europea en caso de que esa familia consiga la mayor representación.

Dichos candidatos son:

  • el francés Nico Cué de la Izquierda Europea;
  • la alemana Ska Keller del Partido Verde Europeo;
  • el checo Jan Zahradil de la Alianza de Conservadores y Reformistas de Europa;
  • la danesa Margrethe Vesthager de los Liberales y Demócratas por Europa;
  • el alemán Manfred Weber, del Partido Popular Europeo;
  • el holandés Frans Timmermans del Partido Socialista Europeo.

Sin embargo, en la normativa europea que se puede leer más arriba en este texto, no aparece de manera explícita que el Consejo Europeo deba elegir de forma obligatoria entre los candidatos de los seis grandes grupos.

Leer más: Quiénes son los ganadores y perdedores de la encuesta del CIS para las elecciones europeas, autonómicas y municipales

Ese sistema, que recibe el nombre de 'Spitzenkandidaten', está basado en la gran coalición que se produjo en los últimos comicios europeos, lo que significa que en estos, con una mayor fragmentación, el trámite podría ser más difícil.

Qué ocurre si no hay acuerdo

La legislación europea establece que si el candidato no obtiene la mayoría necesaria en la primera votación, que se produciría en torno al 15 y al 18 de julio, "el Consejo Europeo propondrá en el  plazo de un mes, por mayoría cualificada, un nuevo candidato, que será elegido por el  Parlamento Europeo por el mismo procedimiento".

Edificio de la Comisión Europea, en Bruselas
Edificio de la Comisión Europea, en Bruselas Mario Felipe

Atendiendo a esa normativa, no se contempla ninguna alternativa en caso de que se rechacen los candidatos. Se trata de un escenario a tener en cuenta, dada la fragmentación de la cámara y que se precisa un mes para elegir cada nuevo candidato.

A eso se añade la falta de liderazgo político de los jefes de gobierno y sus propias fobias. Como explica La Razón "ni Merkel ni Macron tienen interés en dejar que el candidato bávaro Manfred Weber se convierta en presidente".

Weber no es lo "suficientemente popular" en Alemania. Mientras, Macron recela de un candidato que no sea de su partido y prefiere una figura como la de Michel Barnier, el negociador del Brexit. Este último hecho significaría rechazar el 'spitzenkandidaten' y saltarse los supuestos previstos por la regulación europea, además de enfrentarse a "críticas de muchos lados".

Por otra parte, para que el Parlamento Europeo pueda votar a un candidato, los jefes de gobierno deben ser unánimes con respecto a alguno. En un contexto convulso a causa del Brexit, el Reino Unido podría bloquear la proposición de un nuevo presidente.

Y además