¿Quiénes son tus mejores empleados? ¿Qué quieren? ¿Qué les aportas? Si tu empresa no lo sabe, ya está perdiendo en la 'Gran Reevaluación'

Trabajadores trabajando exito
Getty
  • Según la encuesta ‘La Gran Reevaluación’, realizada por Personio, el 44% de los empleados de las pymes en España prevé buscar un nuevo empleo en los próximos doce meses. Tres de cada diez lo hace porque detectan falta de oportunidades para desarrollar su carrera profesional.
  • Hay maneras de retener el talento, pero pasan porque las empresas desarrollen estrategias activas para detectar a los empleados con alto desempeño y atender sus prioridades.

En noviembre de 2021, el mercado laboral estadounidense vivió un movimiento inédito: 4,5 millones de trabajadores renunciaron a sus puestos de trabajo. Los asalariados de la mayor potencia económica del planeta habían llegado a un punto de inflexión, un cóctel de falta de oportunidades de ascenso, jornadas que impedían la conciliación, insatisfacción en su puesto de trabajo y bajos salarios, que desembocó en el fenómeno conocido como 'La Gran Renuncia'.

Desde entonces, el mercado laboral de Estados Unidos sigue sufriendo un mayor índice de renuncias que en los años prepandemia. Y otros países desarrollados experimentan el fenómeno adaptado a su propia idiosincrasia. En España, no nos libramos: un 44% de los empleados de pequeñas y medianas empresas españolas prevé buscar un nuevo empleo en los próximos 12 meses.

De 'La Gran Renuncia' a 'La Gran Reevaluación'

Esta es la conclusión principal de la encuesta "La Gran Reevaluación", realizada por la compañía de soluciones de Recursos Humanos Personio. Para completar el estudio, se entrevistó a 250 directores de RR.HH. y a 1.000 empleados en España, y el resultado más claro es que los empleados están recalibrando sus prioridades tras la pandemia.

En principal motivo de este deseo de cambio es la imposibilidad de conciliar. El 76% de los empleados encuestados desean un mayor equilibrio entre vida personal y laboral, así como pasar más tiempo con su familia. Este factor es incluso más importante que el sueldo, que es un impulsor de cambio relevante para el 73% de los encuestados.

Además, el mundo pospandemia parece más hostil para el trabajador. El informe revela una tendencia que permanecía oculta: en aquellas empresas que han apostado en mayor medida por el teletrabajo, hay un mayor porcentaje de trabajadores que planea buscar otro empleo.

Teletrabajo BI

Perder a un trabajador es costoso para una empresa. La nueva contratación genera en torno a los 6.000 euros de sobrecoste, a lo que hay que añadir una pérdida de productividad temporal. Y, lo más importante: el talento de un empleado experimentado se ha dirigido hacia otra compañía.

¿Qué está pasando? A las empresas les está costando gestionar adecuadamente el vínculo con sus empleados, y no están respondiendo a sus necesidades y demandas... porque nos las conocen. De hecho, solo uno de cada tres trabajadores ha recibido una evaluación de su desempeño durante la pandemia. Y, en este detalle, puede estar la solución.

Detectar el talento y satisfacer sus necesidades (si no quieres perderlo)

Para retener el talento, una empresa necesita conocer a sus empleados de mayor valor y atender a sus prioridades, tanto personales como laborales. En resumen, recopilar una información que puede conseguirse con una estrategia de gestión del desempeño que incluya evaluaciones periódicas y personalizadas.

La base de la estrategia es detectar trabajadores con alto desempeño. Existen cuatro pasos para conseguirlo:

  1. Observar sus comportamientos. En esta primera fase, la compañía detecta el talento: evalúa qué empleados están motivados, son un modelo a seguir, innovan, disfrutan de su trabajo, comparten los valores de la empresa, tienen en cuenta otras opiniones para mejorar, toman decisiones con rapidez y, a su vez, analizan los riesgos adecuadamente.
  2. Marcar KPI de desempeño. Cada compañía, en función de sus características propias, deberá definir criterios objetivos que le permitan valorar el desempeño de sus empleados.
  3. Programar revisiones y entrevistas: los jefes deben realizar esta comunicación directa con sus empleados, pero las entrevistas también son útiles entre compañeros y con profesionales de otros departamentos. Es una buena manera de generar cultura empresarial.
  4. Centralizar la gestión y evaluación del desempeño con un software de RR.HH. Este último paso permite a las empresas utilizar el valioso poder de los datos para comprender y ayudar a sus empleados. Estas herramientas son relevantes para efectuar evaluaciones con procesos personalizados, automatizados y con información en tiempo real de las prioridades de los empleados con alto desempeño.

Para dar los primeros pasos en el diseño de la nueva estrategia, puede ser muy útil una guía de gestión del desempeño desarrollada por especialistas.

Gestión del desempeño para evitar el impacto de 'La Gran Reevaluación'

Gestión del desempeño de Personio

La compañía especializada en soluciones de recursos humanos Personio cuenta con un módulo específico para gestionar el desempeño: ‘Desempeño y Desarrollo’ permite digitalizar ciclos de desempeño automatizados, obtener feedback de cada parte del proceso, realizar un seguimiento de toda la información anterior y organizar la formación dentro de la empresa. 

‘La Gran Reevaluación’ puede generar desajustes importantes en cualquier pequeña y mediana empresa española, pero es un proceso evitable en gran medida usando las herramientas adecuadas.