Galgus, la deeptech sevillana que lleva internet a la España vaciada mediante redes wifi que usan inteligencia artificial para mejorar su rendimiento

José Delgado (CTO) y José González (CEO), de Galgus.
José Delgado (CTO) y José González (CEO), de Galgus.

Galgus

  • Galgus, la deeptech sevillana, ha sido seleccionada por Facebook para un programa de aceleración empresarial y acaba de levantar 2,5 millones en una ronda.
  • Esta deeptech pretende llevar internet a donde no había llegado, a zonas rurales de Latinoamérica o a la España vaciada: este es su plan.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Galgus es una startup tecnológica española que vende redes wifi inteligentes. Así contado quizá no te diga nada, pero su tecnología la ha empujado a ser seleccionada por Facebook hace escasos días para ser parte de uno de sus programas, el Accelerator: Connectivity, una iniciativa con la que el gigante de la red social quiere ayudar a compañías que trabajen para cerrar la brecha digital.

También hace algunos días más anunciaron una ronda de financiación Series A valorada en 2,5 millones de euros. El año pasado comenzaron a trabajar con Telefónica para ofrecer redes wifi inteligentes a muchos de los clientes empresariales de la teleco. Este han pasado a formar parte de la WiFi Alliance y han quedado finalistas junto con Huawei y Cisco en los WBA Industry Awards.

Un sinfín de reconocimientos para una firma que nació en Sevilla con capital andaluz, pero que ha pasado a ser una de las firmas más disruptoras de todo el continente, razón por la que ya captó hace 2 años una inyección de 1,4 millones de euros de un programa de la Unión Europea para startups.

José González es CEO y cofundador de la firma, que tras anunciar su ronda de inversión planea seguir expandiéndose internacionalmente. De facto, ya está en buena parte del mundo: su tecnología está patentada en Estados Unidos y Europa, y el mercado norteamericano es uno de sus puntos más fuertes.

Allread, la startup española que ha conquistado a IAG, Correos y Telefónica con su promesa de democratizar las cadenas de suministro con inteligencia artificial

Su crecimiento es también una buena noticia para entornos rurales en los que conectarse a internet es todavía una quimera. Su tecnología facilita la conectividad en zonas de la España vaciada. "Hemos desplegado nuestra tecnología para abastecer a unas 250.000 personas en áreas rurales y casi 1 millón de personas en municipios de toda la península", recuerda.

La noticia de que Facebook los haya elegido para formar parte de su programa es "muy positiva", reconoce González en una entrevista con Business Insider España, porque "Facebook tiene los mismos objetivos estratégicos que nosotros". ¿Cuáles? Acelerar y ayudar a transformar las redes que se están desplegando en todos los países en desarrollo, como en América Latina y Asia Pacífico.

Redes con IA para colegios, pueblos enteros o transportes

"Hemos creado una tecnología para mejorar el rendimiento de las redes wifi mediante la creación de redes inteligentes", precisa. No despliegan las redes 5G como hacen Huawei o Cisco de la mano de las compañías de telecomunicaciones: son una suerte de complemento que ayuda implementando las redes neuronales de su inteligencia artificial.

Gracias a esta, las redes wifi que cuentan con soluciones de Galgus son capaces de mejorar y optimizar su rendimiento en tiempo real, lo que abre la puerta a implementar redes wifis en entornos tan dispares como pueblos enteros con poca cobertura, colegios, redes de metro, trenes o aviones.

"Las redes son entornos dinámicos, cambiantes. Pueden aparecer interferencias de repente, la demanda puede alterar, el número de usuarios también. Las redes necesitan estar adaptándose y limitándose continuamente", explica el CEO de la firma. "Lo que nosotros decimos es que no es tan importante la velocidad máxima que pueda alcanzar una red, sino la experiencia que pueda tener con ella".

Apeteat, la startup acelerada por el dueño de Mercadona que quiere que dejes los sándwiches y comas sano tanto en la oficina como en casa, deja atrás lo peor de la pandemia

El acuerdo tecnológico que rubricaron hace un año con Telefónica les ha permitido desplegar su tecnología ya en zonas rurales españolas, en smart cities, en colegios o en hoteles. "Prácticamente en cualquier empresa o sede". ¿Es lo mismo mejorar la red wifi de un colegio que de un pueblo entero? Evidentemente no, concreta González. "En un colegio los alumnos pueden acceder a la red a través de tabletas, consumiendo mucho contenido multimedia".

"En la España vaciada, por ejemplo, el reto es otro. Por ejemplo, poder conectar varios puntos exteriores separados entre sí, como por ejemplo el pabellón polideportivo, la plaza del pueblo, o la biblioteca, de modo que los vecinos puedan disfrutar de una red wifi robusta y que no falle, y que permita al ciudadano dar acceso a lo largo de todo un recorrido", continúa.

González asegura que la tecnología de Galgus "realmente sirve para cualquier entorno", tanto los más sencillos como los más complejos. "La diversidad de aplicaciones es muy grande, desde una zona rural hasta un avión en el que hay 300 personas metidas".

Unos orígenes que se remontan a Irlanda

Galgus nace en 2013 después de que González y sus socios detectaran un problema. Trabajaba en una startup en Irlanda especializada en el desarrollo de pantallas para aviones en las que los pasajeros pueden ver contenido multimedia y entretenerse durante sus vuelos. En cuanto 'aterrizaron' la idea, que detectaron precisamente en esa firma, decidieron emprender la startup sevillana. Ya cuentan con oficinas en Valencia y en Madrid, además de en la capital hispalense.

De hecho, los primeros trabajos de Galgus siempre han sido en la industria aeronáutica. El 100% de sus clientes durante sus primeros años siempre estuvieron fuera de España. "Fue nuestro primer mercado", reconocen. "Pero ahora ya estamos prácticamente en cada ámbito".

Y menos mal. La pandemia de COVID-19 no ha impactado demasiado en su negocio gracias a que ya se habían adaptado previamente al teletrabajo. Pero el desplome de las aerolíneas a causa de la crisis sanitaria y económica que ha provocado el virus ha hecho que hayan retrocedido mucho en dichos sectores. Por otro lado, la transformación digital que también se ha visto incentivada por la pandemia ha hecho que Galgus haya recobrado fuerza en mercados en los que antes no estaban tan presentes.

Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig, firma una alianza con Facebook para formar a sus emprendedores

"Al final lo que hacemos es algo puramente educacional. La pandemia ha hecho ver a muchas personas mayores cómo pueden hablar con sus familias todos los días, y ver a sus seres queridos prácticamente a diario. Antes solo podían verse a lo mejor los domingos. Cuando acabe esta crisis, estas personas no van a querer dejar de ver a sus allegados", incide.

El 5G no les supone un mayor desafío. "Hay que entender el wifi como un complemento del 5G, o el 5G como un complemento del wifi". González lo ejemplifica con el coste que tiene por megabytes por segundo en el caso del wifi, mucho menor que en el caso del 5G. "Además, trabajamos en zonas rurales a las que ni siquiera ha llegado el 3G", recuerda.

Su experiencia en la compañía de pantallitas para aviones, sumada a una necesidad que diagnosticaron en internet hace años, fue lo que precipitó el nacimiento de Galgus. Esa necesidad era cómo habían cambiado los hábitos de consumo en la red: en 2013, el vídeo ya era lo que predominaba en internet. La consolidación de plataformas de vídeo bajo demanda como YouTube o Netflix llevaron a los andaluces a pensar cómo podían garantizar una red wifi que fuese constante y diese buen servicio.

Para instalar sus redes necesitan de hardware, si bien para determinados entornos recurren al de socios estratégicos, por ejemplo en el ámbito industrial o ferroviario. "Sobre todo, porque el hardware necesario es muy específico". Sin embargo, la startup cuenta con su propia capacidad de fabricación de determinados aparatos necesarios para la instalación de sus redes.

Con todo, la startup ya factura anualmente alrededor de un millón de euros y tiene a 36 trabajadores. Pero sus ambiciones no se quedan cortas. José González es contundente: "Tenemos previsión de crecer y contratar a 20 personas más bien". Prácticamente el doble.

LEER TAMBIÉN: Adopta Un Abuelo, la startup social que lucha contra la soledad de los más mayores y promueve que los jóvenes adquieran su sabiduría y valores

LEER TAMBIÉN: Tres claves que deberías tener en cuenta al presentar tu startup a una aceleradora como Lanzadera, según su director general

LEER TAMBIÉN: Jobandtalent negocia una ronda de 60 millones de euros que sería la mayor del año para una startup en España

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día