Muchos más que los 'riders' de Glovo o los conductores de Uber: el Banco de España pide mejorar las estadísticas oficiales sobre el trabajo en plataformas digitales

Un 'rider' de Glovo y otro de Uber Eats caminan por una calle principal de Kiev.
Foto del redactor Lucas Gª Alcalde
  • La economía de plataforma no ha dejado de crecer en los últimos años según datos de la Comisión Europea que prevé que para 2025 haya 43 millones de personas trabajando para algún tipo de plataforma. 
  • No solo los repartidores de Glovo o los conductores de Uber forman parte de esta nueva economía digital, cada vez son más los sectores que entran dentro de esta categoría.
  • Desde el Banco de España alertan en un nuevo informe que se debe medir mejor el número de trabajadores de esta economía en España, ya que los últimos datos oficiales son 2018.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Probablemente formas parte de la llamada economía de plataforma, pero no lo sabes. 

Más allá de los repartidores de Glovo o los conductores de Uber, la digitalización, los avances tecnológicos en materia de comunicación y la deslocalización del trabajo, han provocado que esta nueva economía digital asalte otros sectores.

Programadores, traductores, profesores, consultores, son solo algunas de las profesiones que se engloban ya dentro de esta categoría. 

El paradigma laboral ha cambiado. Ahora, son muchas las personas que prestan sus servicios a través de plataformas digitales y todo apunta a que cada vez serán más.

En 2018, en España el 18,5% de los trabajadores formaban parte de esta nueva economía digital según datos de la encuesta Economía Colaborativa y Empleo (COLLEEM, por sus siglas en inglés). 

Esta cifra es de las más altas de los países de nuestro entorno, por encima de Reino Unido o Alemania. 

Sin embargo, actualmente no existen datos más actualizados para España. 

Si los trabajadores supieran cuánto pueden ganar en otro lugar, la mayoría abandonaría sus empleos, y los puestos de trabajo con salarios bajos se verían obligados a pagar más, según este estudio

En un reciente informe el Banco de España advierte de que hace falta información "fiable y exhaustiva" sobre esta situación, ya que no va a parar de crecer en los próximos años.

Según la institución esto supone una dificultad añadida para estudiar el fenómeno y poder llevar a cabo una regulación acorde.

La Comisión Europea el pasado mes de diciembre estimaba que más de 28 millones de personas en la Unión Europea trabajan a través de plataformas digitales, y se espera que en tan solo 3 años el número llegue a los 43 millones de personas. 

Una de las principales preocupaciones sobre la economía de plataforma es el modelo laboral que predomina. 

El informe del Banco de España destaca que entre las características de este modelo los trabajadores están dados de alta como autónomos, utilizan sus propios medios (como bicicletas o equipos informáticos) y asumen los costes relacionados con la actividad. 

Además, subraya que las tecnologías de la información juegan un papel clave en este proceso pues facilitan la conexión entre el trabajador y el cliente.

Glovo anuncia un plan para mejorar las condiciones laborales de sus 'riders' en todo el mundo que incluirá salarios más justos, formación, y una mejora en los seguros y la seguridad

De esta manera, el trabajador es una suerte de "agente libre" que, como señala Klaus Schwab, economista y creador del Foro Económico Mundial, forma parte de una "nube virtual" de trabajadores dispuestos a realizar las distintas tareas ofertadas.

Desde el Banco de España destacan que muchos de los trabajadores de plataforma eligen este tipo de empleos por la flexibilidad, pero otros muchos los aceptan porque no pueden encontrar el trabajo que desean.

Esta es una de las principales cuestiones que recoge la directiva de la Comisión Europea presentada en diciembre del año pasado. 

"Las plataformas digitales de trabajo crean oportunidades para las empresas, los trabajadores y los autónomos, así como un mejor acceso a los servicios para los consumidores", señalaba el documento.

"Sin embargo, las nuevas formas de trabajo también conllevan nuevos retos. Cada vez es más difícil clasificar correctamente la situación laboral de las personas, lo que en algunos casos da lugar a derechos laborales y protección social inadecuados", añadía. 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.