Pasar al contenido principal

El Gobierno adelantará el lanzamiento de la app de rastreo de contactos al 10 de agosto en las comunidades más "críticas" por el COVID-19

Temperatura por el coronavirus en Madrid.
Registran la temperatura de una mujer en Madrid en plena crisis del coronavirus. REUTERS/Sergio Perez

  • El Gobierno espera lanzar su app de rastreo de contactos el 15 de septiembre, aunque una versión funcional podría llegar a mediados de agosto en las zonas más críticas.
  • La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial ha presentado los resultados del piloto que se ha realizado en San Sebastián de La Gomera durante julio.
  • La app ha sido capaz de registrar el doble de contactos estrechos que los rastreadores manuales de Canarias con esta prueba piloto, que simuló una enfermedad ficticia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno se plantea la posibilidad de que la app para rastrear contactos y prevenir contagios de coronavirus adelante su lanzamiento al próximo 10 de agosto. Al menos, que sea disponible para entonces en aquellas comunidades en las que la situación sea más "crítica".

Así lo ha explicado la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, en una rueda de prensa telemática que se ha celebrado este lunes. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el viernes pasado en la Conferencia de Presidentes que los resultados del piloto de la app habían sido satisfactorios.

El piloto de la app de rastreo de contactos española, Radar COVID, se ha prologando durante casi todo el mes de julio en el municipio de San Sebastián de La Gomera, capital de la isla canaria del mismo nombre. 

Leer más: Las comunidades autónomas donde es obligatorio el uso de las mascarillas y las que lo descartan

Ahora que ha terminado el piloto y los resultados han sido satisfactorios para el Ejecutivo, se trabaja en que la app sea disponible para el resto de territorios del país. La idea inicial es que su lanzamiento oficial sea el próximo 15 de septiembre.

Esta fecha, ha apuntado Artigas, es un adelanto de prácticamente un mes con respecto a las previsiones iniciales. En un primer momento el Gobierno planeaba lanzar la app en octubre, ha detallado la secretaria.

Sin embargo, en aquellas comunidades en las que la incidencia de los rebrotes sea más delicada, la app podría estar disponible el próximo 10 de agosto.

Cómo funciona la app de Radar COVID

Artigas, que ha presentado en la rueda de prensa telemática los resultados del piloto de Radar COVID, ha explicado que todas las autonomías españolas han mostrado un interés "masivo" en adoptar esta solución tecnológica en sus territorios.

La app será única para todo el país. Sin embargo, el hecho de que cada comunidad tiene las competencias sanitarias delegadas hace que el equipo de la Secretaría de Estado de Digitalización y las autoridades sanitarias tengan que coordinarse.

La función de la app de rastreo de contactos es ser un "complemento" al rastreo manual. El objetivo es ayudar a los rastreadores a detectar exposiciones a posibles contagios de COVID-19 de forma temprana, a fin de evitar rebrotes, cortar líneas de contagio y evitar un nuevo confinamiento generalizado.

Para ello, la aplicación de rastreo de contactos utiliza un protocolo Bluetooth y se hace valer de los teléfonos de los ciudadanos. Con la app activada, los móviles emiten una serie de 'fogonazos' Bluetooth con códigos encriptados.

Cuando una persona da positivo por COVID-19, las autoridades sanitarias le dan al paciente un código numérico que debe introducir en la app. Si así lo hace, la app identifica que el móvil pertenece a una persona contagiada de coronavirus.

Leer más: El Gobierno refuerza su gestión de los rebrotes de coronavirus creando una nueva Secretaría de Estado de Sanidad

Es en ese momento cuando la aplicación envía un aviso a las personas con las que el positivo se ha cruzado en los últimos días. La aplicación lo sabe gracias a los códigos de proximidad que envió y recibió a través de la plataforma.

La app se basa en un protocolo descentralizado que desarrollaron varios investigadores europeos, el DP-3T. Descentralizado quiere decir que los datos de los usuarios no se almacenan en ningún servidor central, sino en los propios teléfonos móviles.

El DP-3T acabó inspirando la API oficial de Apple y Google. Ambas multinacionales tecnológicas presentaron el 20 de mayo su solución para que esta tecnología de rastreo de contactos fuese compatible tanto con iOS como con Android, los dos sistemas operativos más utilizados en los smartphones.

Qué hace falta ahora para que Radar COVID llegue a tu comunidad

Usuaria de la app de rastreo en el Reino Unido.
Usuaria de la app de rastreo en el Reino Unido. REUTERS/Isla Binnie

Como un paso indispensable de la app es que los positivos por COVID-19 confirmen que han sido diagnosticados como tales, es necesaria la mediación de las autoridades sanitarias.

Es evidente: si cualquiera pudiese decir que ha sido infectado de coronavirus, la app se llenaría de falsos positivos y la tarea de rastrear contactos sería irrealizable.

Para solventar este extremo, Radar COVID —como la mayoría de las apps de rastreo de contactos que ya operan en Europa— exige a los pacientes un código numérico que le tiene que facilitar la autoridad sanitaria.

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, ha explicado este lunes que ahora mismo se está negociando con las comunidades cómo será ese proceso en cada una de las autonomías.

En concreto, lo que se debe determinar ahora con cada una de las autonomías es: quién da ese código —si Atención Primaria, si el laboratorio o si algún otro departamento— y a quién deben dirigirse los usuarios de la aplicación que hayan recibido una alarma de exposición al COVID-19.

Los resultados del piloto en La Gomera

A juicio del Gobierno, los resultados del piloto de Radar COVID ha sido "un éxito".

El piloto solo era de aplicación en San Sebastián de La Gomera, con una población de cerca de 9.000 personas. La app se la han descargado "más de 3.200 usuarios" en la zona.

Este piloto tenía como propósito simular una epidemia: durante este mes de julio, la plataforma no ha registrado contactos de coronavirus, sino de una enfermedad ficticia.

Eran las propias autoridades las que le decían a ciertos usuarios que eran positivos de una enfermedad ficticia. La idea era ver si la app era capaz de registrar los contactos de estos falsos positivos, de modo que con los resultados se pudiese calibrar la herramienta.

A nivel nacional, la app se la han descargado más de 100.000 personas. No obstante, la propia Artigas ha reconocido que muchos usuarios no pudieron utilizar la app, ya que el piloto se restringía al municipio canario.

La cifra, eso sí, sirve para demostrar "el interés de los ciudadanos por este tipo de aplicaciones", ha reconocido la propia secretaria de Estado.

Uno de los resultados más interesantes es el de cuántos contactos estrechos por cada caso positivo ha sido capaz de reconocer la app. La plataforma ha conseguido detectar una media de 6,4 contactos estrechos por cada infectado.

Según la Secretaría de Estado de Digitalización, esos números "doblan" la capacidad de detección de contactos cercanos que son capaces de registrar los rastreadores manuales.

Sin embargo, la propia Artigas ha recordado que esta app es un "complemento" a las medidas que ya han adoptado las autoridades en todo el país para frenar la propagación del COVID-19.

Leer más: La Agencia Española de Protección de Datos investiga a Madrid por plantear que los clientes den su número de teléfono para entrar en una discoteca

El nivel de compromiso de los usuarios no ha sido del todo alto. Solo el 61% de los que eran advertidos de que iban a ser "infectados" durante el piloto advertían en la app de su condición de "positivo".

Sin embargo, durante encuestas y entrevistas posteriores al piloto, muchos de estos infectados que no comunicaron su positivo adujeron que pensaban que no era necesario porque se trataba de una experiencia piloto.

Esto invita a pensar, dice Artigas, que durante la fase operativa de la app este 61% aumente.

El 78% de los que sí comunicaron haber dado positivo en el piloto anunciaron su condición en la plataforma "en menos de 24 horas". Y el 83% de los usuarios ha mantenido activa la app durante el piloto.

Además, los participantes del piloto han podido valorar varios extremos de la app española. La facilidad de uso, la sensación de privacidad y la comprensión de las instrucciones han sido valoradas con más de un 8,5 sobre 10.

Y además