Qué son los radares pedagógicos: no multan, sólo aconsejan reducir la velocidad o dan las gracias

Radar pedagógico Evolis (Elan City)
Radar pedagógico Evolis (Elan City)

Elan City

  • A los radares pedagógicos también se les llama educativos o didácticos: no multan, sólo aconsejan reducir la velocidad o dan las gracias si se cumple con la normativa. 
  • En Santiago de Compostela ya han puesto siete y aseguran que han logrado que el 85 % de los conductores no rebasen los 30 kilómetros por hora. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Llegaron a España allá por 2018 y, en pocos años, están presentes en las principales ciudades. Es el radar que da las gracias, es decir, los llamados radares pedagógicos, didácticos o educativos: no multan, sólo aconsejan reducir la velocidad si esta sobrepasa los límites legales, y agradece al conductor si está cumpliendo con la normativa. 

Tal y como se apuntaban en AutoBild, cuando este tipo de radares todavía eran bastante desconocidos en España, los radares pedagógicos son aquellos que muestran la velocidad a la que circulan los coches (de uno en uno) con el único objetivo de hacer consciente al conductor de si va demasiado rápido o su velocidad es la apropiada. 

Su función es, por tanto, meramente informativa. Detectan la velocidad de los vehículos, alertando a los conductores para que la rebajen en caso de superar el límite permitido. Para ello, envían mensajes como ‘Reducir velocidad’ o ‘Atención zona escolar’; en la pantalla también se puede informar de otras incidencias que afecten al tráfico.

20.000 radares pedagógicos en más de 45 países

Una de las principales empresas distribuidoras de estos radares que agradecen cuando cumples las normas es Elan City, que comercializa el radar Evolis. Como apuntan en su web, “de Madrid a Oslo, de Londres a Zagreb”, el radar pedagógico Evolis está en 45 países, cinco continentes y cuenta con 8.000 clientes.

Dos son los tipos de mensajes que muestra este radar: ‘Reducir velocidad o ‘Gracias’. Además, registra los datos de tráfico en los dos sentidos, con capacidad para almacenar información de hasta 1 millón de vehículos. Es visible a 200 metros de distancias y se adapta a cualquier tipo de carretera. 

Los radares pedagógicos funcionan: “El 85 % de los conductores no rebasan los 30 kilómetros por hora”

Estos radares educativos ya se han colocado en muchas ciudades de España. En Barcelona, por ejemplo, los tres primeros se situaron en Font d’en Fargues, Les Corts y El campo del Arpa del Clot. También los hay en Sevilla la Nueva (Madrid), Almusafes (Valencia) o Aguarón (Zaragoza). 

Así es como la DGT puede utilizar tu teléfono móvil para controlar la velocidad a la que conduces

Y hace justo un año se instaló uno en una zona escolar de Santiago de Compostela. En Nius repasan como está funcionando y la respuesta no puede ser más positiva, ya que aseguran que se ha logrado reducir la marcha de los vehículos y aumentar la seguridad en la zona. 

El concejal de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Fiestas, Gonzalo Muíños, afirma que ya son siete los radares educativos que tienen en la localidad compostelana y que están siendo muy efectivos, logrando que el 85 % de los conductores no rebasen los 30 kilómetros por hora y el 97 % se quede por debajo de 40 km/h.

Otros artículos interesantes:

La regla del 7 de los radares móviles puede evitar que te pongan una multa por exceso de velocidad

Estos son los radares que más multas han puesto en 2020

Las 4 nuevas normas de tráfico que entran en vigor en enero y debes conocer para evitar sus multas