Pasar al contenido principal

Rajoy y los 10 últimos presidentes destituidos con una moción de censura

Mariano Rajoy, durante un mitin en Cantabria
Flickr / Partido Popular de Cantabria

Mariano Rajoy es el primer presidente español destituido en democracia a través de una moción de censura. Pero no es el único dirigente del mundo al que le sucede, ni será el último. Tanto en regímenes autoritarios como en democracias consolidadas, las mociones de censura ─también llamadas de confianza─ son habituales y, sólo en lo que llevamos de siglo, medio centenar de presidentes electos han caído a través de este mecanismo.

En España, el bipartidismo que ha marcado la política parlamentaria hasta hace escasos años había bloqueado las tres iniciativas anteriores, que sólo una cámara fragmentada como la actual la ha hecho posible. Sin embargo, en el resto de países las alianzas entre dos o más partidos para gobernar son corrientes y los cambios de gobierno mediante mociones de censura. A continuación, recordamos las 10 últimas mociones de censura con éxito en democracia.

Andrej Babiš (República Checa)

Andrej Babiš
Wikimedia

El precedente inmediato al cese de Mariano Rajoy se vivió este mismo año en la República Checa, donde el primer ministro Andrej Babiš, quien apenas permaneció en el cargo 40 días. Tras formar gobierno en minoría el 6 de diciembre de 2017, Babiš se vio sometido a una intensa presión, después de que su partido, el centrista ANO, fuese el primero en tomar la alternativa a los liberales y los socialistas.

Investigado entre 2015 y 2017 porque una de sus empresas presuntamente recibió subsidios ilegales por parte de la Unión Europea, Babiš trató sin éxito de sacar adelante su proyecto político, que se vino abajo el pasado 16 de enero cuando perdió una moción de censura el parlamento checo con 117 votos a favor y sólo 78 en contra.

Sorin Grindeanu (Rumanía)

Sorin Grindeanu
Wikimedia

En otra exrepública soviética, el socialdemócrata Sorin Grindeanu vivió seis meses convulsos como primer ministro de Rumanía. Asumió el cargo en enero de 2017 y sólo unas semanas después se desató una ola de protestas sociales por la amnistía de a algunos crímenes políticos del pasado, incluido el de abuso de poder. En junio de ese mismo año perdió la confianza del parlamento por mayoría absoluta.

Cabe destacar que en Rumanía han prosperado tres mociones de censura en los últimos nueve años. Además de la de Grindeanu, en 2012 Mihai Răzvan Ungureanu perdió el poder a través del mismo mecanismo, así como Emil Boc en 2009.

Manasseh Sogavare (Islas Salomón)

Manasseh Sogavare
Wikimedia

Manasseh Sogavare ha sido tres veces primer ministro de las Islas Salomón y dos veces destituido a través de una moción de censura, en 2007 y 2017. En la última votación, 17 miembros de su propio partido votaron en su contra y el impulsor de la moción, Derek Sikua, llegó a argumentar que Sogavare había perdido el contacto con la realidad por sus teorías conspiratorias.

Tihomir Orešković (Croacia)

Tihomir Orešković
Wikimedia

En 2016, Tihomir Orešković sufrió un destino similar en Croacia, si bien en su caso se trataba de un presidente independiente propuesto por los dos principales partidos del país. Tras sólo seis meses en el cargo, las tensiones entre ambas formaciones derivaron en una falta de consenso, lo cual precipitó la moción de censura y la convocatoria de unas nuevas elecciones, celebradas en septiembre de ese año.

Dilma Rousseff (Brasil)

Dilma Rousseff en 2011
Wikimedia

Aunque el proceso que cesó a Dilma Rousseff como presidenta de Brasil no fue una moción de censura, el juicio político al que se vio sometida por falsear presuntamente los presupuestos y por su implicación en el escándalo de Petrobras sí se orquestó a través del Congreso y el Senado brasileños.

El 31 de agosto de 2016 fue declarada culpable del delito de responsabilidad en el maquillaje de las cuentas fiscales y la firma de decretos económicos sin aprobación del Congreso de Brasil por 61 votos a favor y 20 en contra. El entonces vicepresidente, Michel Temer, la sucedió en el cargo al día siguiente de su inhabilitación.

Casten Nemra (Islas Marshall)

Casten Nemra junto al embajador de EEUU Thomas Armbruster
Wikimedia

Las Islas Marshall, una excolonia estadounidense situada en varias islas del Pacífico y con apenas 50.000 habitantes, vivieron en 2016 uno de los gobiernos más breves del año: 17 días estuvo Casten Nemra en el poder hasta que el Parlamento le destituyó a través de una moción de censura por subirse a un barco para acudir a una fiesta con otros senadores.

Valeriu Streleț (Moldavia)

Valeriu Strelet (izquierda), junto a Hamadoun I. Touré, secretario general de la ITU
Wikimedia

Valeriu Streleț estuvo tres meses en el poder en Moldavia, después de que una moción de censura celebrada el 30 de octubre de 2015 acabase con su gobierno de consenso entre las tres principales fuerzas políticas del país. De hecho, en la votación, 65 miembros de la coalición votaron a favor de su cese.

Passos Coelho (Portugal)

Pedro Passos Coelho
Wikimedia

Portugal vivió una situación bastante similar a la de España. Pedro Passos Coelho, primer ministro del país desde 2011 hasta 2015, soportó no dos, sino cinco mociones de censura en menos de cuatro años. Y, a la quinta, el bloque liderado por los socialistas, comunistas y otros partidos de izquierda logró desbancarle del poder, a pesar de su mayoría en la cámara.

Ali Zeidan (Libia)

Ali Zeidan (centro)
Wikimedia

Tras la era de Gaddafi en el poder, Libia celebró sus primeras elecciones en 2012, en las que el exdiplomático Ali Zeidan decidió optar a la presidencia del país en segunda votación, tas el intento frustrado de Mustafa Abushagur. Aunque logró formar Gobierno, los vínculos de seis de sus ministros con el antiguo régimen, así como su secuestro en 2013 a manos de opositores, debilitaron su mandato hasta el punto de ser revocado en una moción de censura en 2014.

Abdiweli Sheikh Ahmed (Somalia)

Abdiweli Sheikh Ahmed, junto a un soldado
Wikimedia

También en 2014, el año en el que la revolución en Ucrania terminaría provocando la dimisión de Mykola Azarov, en Somalia el primer ministro, Abdiweli Sheikh Ahmed, se vio sometido a una moción de censura parlamentaria tras sólo 12 meses en el cargo. A pesar de sus esfuerzos por modernizar el país, la falta de confianza en su gabinete ministerial por parte del parlamento provocó su salida precipitada.

Te puede interesar