Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group: "En 2022 no anticipo una bajada de precios, sino lo contrario"

Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group
Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group

NH Hotel Group/© Fotógrafo: David García

NH Hotel Group empieza a ver la luz al final del túnel de la pandemia. 

La cadena redujo sus pérdidas un 61,1% entre julio y septiembre de 2021 —últimos datos disponibles—, hasta 29,7 millones de euros. En ese periodo, ingresó 273,5 millones de euros, un 84,2% por encima del mismo periodo de 2020 y un 78% más que en el segundo trimestre del ejercicio.

NH dispara un 84% sus ingresos en el tercer trimestre y espera volver a los niveles prepandemia a finales de 2022

La mayor demanda favoreció también la recuperación de los precios. Entre julio y septiembre, la tarifa media por habitación disponible (ADR) se situó en 91 euros, frente a los 78 euros del trimestre anterior. Pasó de 85 euros en julio a 97 euros por noche en septiembre, alcanzando en octubre los 103 euros.

Tras la buena temporada de verano, todas las regiones en las que está presente la cadena hotelera mejoraron sus ingresos medios por habitación disponible (RevPAR), con una media de 45 euros. 

Aunque evolucionan positivamente, las cifras siguen, no obstante, un 40% por debajo de los niveles de 2019 (76 euros), lo que supone ingresar 31 euros menos por habitación que antes del COVID-19. 

Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group, asegura en una entrevista con Business Insider España que las tarifas son dinámicas y se adaptan inmediatamente a los cambios en la demanda. 

"Si la demanda sube, nosotros subimos los precios. Podemos cambiar 20 veces al día el precio si es necesario. En cuanto se detecta demanda, aumentan las tarifas y, como la demanda se despertó muy rápido, en España no hemos tenido necesidad de bajarlos", apunta.

Pero, ¿subirán el año que viene? "En 2022 no veo una bajada de precios, al contrario. Creo que algunos meses estaremos por encima de 2019", afirma el directivo.

Según subraya, las tarifas no van a bajar porque "no hay necesidad", ya que la demanda va a ser apabullante.

Su previsión es recuperar en 2023 el ebitda prepandemia

Con la llegada de la crisis y la lenta recuperación del sector, NH puso el foco en adecuar la estructura de costes a la evolución del negocio y proteger la caja, que era lo prioritario. No frenó proyectos en cartera.

"Lo hicimos muy bien. Refinanciamos toda la deuda, hubo un aumento de capital propiciado por el accionista mayoritario, vendimos un activo (el Hotel Calderón de Barcelona; una transacción a precios preCOVID) y ahora mismo estamos en una situación francamente buena", explica. 

La cadena cuenta con  más de 500 millones de euros de liquidez, una deuda financiera bruta de 848 millones y una deuda financiera neta de 578 millones —125 millones menos que el trimestre anterior—, de los que 106 millones corresponden a la ampliación de capital concluida el pasado septiembre.

"Es una deuda relativamente asumible. Desde luego, si en 2022 hay una recuperación normal, en 2023 podremos estar en las cifras de ebitda (resultado bruto de explotación) de 2019. Por lo tanto, la compañía habrá pasado por el COVID-19 con holgura y sale fortalecida", señala. 

"Cuando estalla la crisis del coronavirus, a nosotros nos coge con un ratio de endeudamiento (deuda financiera neta/ebitda) de 0,6 veces. No teníamos deuda. Ahora nos hemos podido apalancar a niveles totalmente sostenibles", apunta. 

NH ha aplazado los pagos de deuda hasta 2026 pero espera reducir el apalancamiento vía generación de caja. 

"Esta compañía no va a tener ningún agobio, al igual que muchas otras que entraron en el COVID con los deberes hechos", afirma. "Hemos repensado el negocio, hemos reestructurado costes, hemos implementado acciones para mantener un modelo más ligero y más eficiente y eso nos va a ayudar en el futuro, sin duda", añade.

El grupo no tiene más desinversiones a la vista porque no les hace falta, según asegura Aragonés. Al principio sí lo valoraron, pero como el negocio ha ido mejor de lo esperado esa posibilidad ha quedado descartada.

Tampoco ha sido necesario porque, como argumenta, han accedido a ayudas importantes a fondo perdido en algunos países europeos, pero no así en España: "Eso nos ha permitido también tener una inyección extra de caja que al final nos ponen en esta buena posición".

La recuperación total llegará el año que viene, pero es vitual el impulso de eventos, reuniones y congresos

Aragonés espera que, en el tercer trimestre de 2022 —"como mucho en el último trimestre"—, la compañía recupere sus cifras de 2019. 

La cadena hotelera controlada por el grupo tailandés Minor alcanzó el pasado julio "el punto de inflexión" tras muchos meses sin poder visibilizar cuándo comenzaría la recuperación. 

Sin embargo, y aunque las reservas de la cadena progresen a buen ritmo, el directivo asegura que cualquier parón que se produce ralentiza esa recuperación. 

Según explica, el segmento que va muy bien es el leisure, es decir, la gente que viaja a hoteles urbanos por vacaciones. 

Entre semana, señala Aragonés, han trabajado muy bien, sobre todo, con las pymes, que han sido las primeras que han reiniciado la actividad y están siendo muy activas —las grandes corporaciones están siendo más lentas en este camino—. 

"¿Qué nos falta ahora para tener una recuperación total? Todo el segmento MICE, congresos, grandes reuniones, grandes ferias... He visto que las más importantes firmas de tecnología están confirmando su asistencia al Mobile World Congress de Barcelona", apunta. 

"Estos son los mensajes que necesitamos porque, la verdad, es que es el segmento que nos falta. Es muy importante para nosotros", concluye.

Otros artículos interesantes:

Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group: "Si no se controla la inflación, vamos a tener un problema"

Ramón Aragonés, CEO de NH Hotel Group: "Iba a ser una Navidad histórica y, aunque hay cancelaciones, no son masivas"

Los hoteleros piden a la UE prohibir los pisos turísticos en los núcleos urbanos

Te recomendamos

Y además